Deportes

Palermo comienza la cuenta regresiva de la despedida

El delantero asume que su rendimiento no es el esperado y acepta que sus antecedentes "no lo avalan" para seguir en el equipo; con su mayor sequía goleadora desde que llegó al club, el Titán empieza a despedirse.

Martín Palermo transcurre por sus últimos 75 días como futbolista profesional. Quiere el destino que, antes del final, el capitán de Boca tenga que sortear la sequía goleadora más importante (748 minutos) desde que viste la camiseta azul y oro. Y que, justo en el ocaso de su carrera, se haya instalado un debate sobre su titularidad.

Acostumbrado a sortear adversidades -en España se le cayó una tribuna encima al festejar un gol con la camiseta de Villarreal (España)-, el símbolo de Boca sabe que, esta vez sí, está gastando sus últimos cartuchos dentro de la cancha: "A partir del 19 de junio no voy a estar para jugar. Que se queden tranquilos. Eso ya lo tengo decidido", dijo el delantero en La Red. Pareció un mensaje para sus detractores, esos que no le perdonan su falta de puntería ocasional y reclaman en su lugar a Lucas Viatri, quien pide pista a su sombra.

Por primera vez, Palermo asume que ni sus antecedentes en los arcos rivales avalan su inclusión entre los once ideales de Julio César Falcioni. "Lo que está hecho quedará siempre en lo que hice dentro del fútbol, pero sigo jugando y es un hecho que me van a pedir goles y resultados. Lo otro quedará para el recuerdo, pero no me respalda nada. En el fútbol de hoy siempre hay que rendir examen", estimó. Uno de sus logros es ser el máximo goleador en la historia de Boca y atesorar 300 conquistas en toda su carrera profesional. Ni más ni menos.

La sequía que afronta, sumada al mal momento que vivió el equipo antes de encadenar dos victorias seguidas -frente a Colón, en Santa Fe, y Estudiantes, en la Bombonera-, enterró una posibilidad que durante la pretemporada algunos esbozaron en Tandil: que Palermo congelara sus planes de retirarse y siguiera hasta junio de 2012. Ya no hay vuelta atrás.

El jugador no da nada por hecho. Como le sucedió a Raúl González Blanco, emblema y capitán de Real Madrid, su aura no le garantiza ser la referencia ofensiva del equipo. "Está dentro de las posibilidades. Puede pasar", respondió El Titán al ser consultado sobre su continuidad en la formación titular de cara al próximo partido de Boca, ante Lanús. Si frente a Estudiantes Palermo se jugaba buena parte de su futuro futbolístico, las imágenes que entregó el domingo en la Bombonera acrecientan la cuenta regresiva hacia su despedida: el equipo ganó gracias a un gol in extremis de su suplente, Viatri. Y Palermo no pudo concretar la única situación que tuvo.

Más allá de la confianza que le dan los hinchas -que jamás lo insultaron, pese a su bajo rendimiento- y, sobre todo, su DT, da la sensación de que Palermo no se acostumbró nunca a jugar solo arriba. Siempre hubo un Guillermo Barros Schelotto, un Marcelo Delgado, un Rodrigo Palacio o un Pablo Mouche dispuestos a abastecerlo. Ahora, el planteo es distinto: tiene que buscarse el pan entre los defensores rivales. Y rezar para que le llegue algún centro o habilitación de Riquelme.

Al delantero, campeón de todo con Boca, le quedan menos de mil minutos dentro de una cancha. Las once fechas que restan del Clausura serán decisivas para saber cómo Palermo dejará las canchas. Si volverá a ser aquel amigo inseparable de la épica y los goles imposibles o si se despedirá con esta versión ineficaz y errática. "Me preocupa no poder dar respuestas en la cancha. En lo personal, sigo pensando que algo me está faltando", confesó. Le falta su materia prima, que es el gol. Y Palermo sabe de sobra que su tiempo tiene fecha de vencimiento, puesta por él mismo. Quiere volver a su mejor versión en el Clausura. Y aún no pudo. Tal vez por eso, por primera vez, el Titán haya empezado a aceptar que ante Estudiantes, justo el equipo que lo vio nacer en el fútbol, haya comenzado su cuenta regresiva hacia el adiós.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 12:17
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 12:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes