El PRO denunciará Nilda Garré por el retiro de las custodias de la Federal en la Ciudad

La decisión del Gobierno nacional, a través del ministerio de Seguridad de Nilda Garré, de retirar la custodia de la Policía Federal de los edificios públicos porteños desató un profundo malestar en la gestión del PRO y confirmó que denunciará a la Ministro Nilda Garré.

Ya cumplida la medida, el propio Mauricio Macri, su jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y el titular de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, y el responsable de la cartera de Seguridad, Guillermo Montenegro, salieron a embestir contra la disposición.

Esta mañana, Macri consideró "lamentablemente" la medida. "El Gobierno Nacional se desentiende de la gente, del ciudadano común con ideas descabelladas", afirmó. Asimismo, criticó "la mala forma de hacer política" planteada por el kirchnerismo.

"Dicen que es mejor que estén en las calles en vez de cuidar escuelas y hospitales. Son puntos sensibles que necesitan un cuidado especial", sostuvo Macri. En ese sentido, el titular del PRO advirtió que la "responsabilidad" ante eventuales hechos de inseguridad "es de ellos", refiriéndose a las autoridades nacionales.

Por su parte, el jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco calificó como "una irresponsabilidad y un desquicio" la decisión de la ministra de Seguridad, Nilda Garré, de retirar custodia de la Policía Federal en dependencias porteñas, medida que se hizo efectiva a partir de las 0:00 de hoy.

Burzaco evaluó que se trató de "un acto de irresponsabilidad política impresionante", y remarcó que "son cosas que no se pueden hacer de un día para otro, no se puede dejar a los porteños sin custodia".

"A partir de las 0:00 de hoy la Policía Federal retiró los 1.400 efectivos de todos los edificios públicos de la Ciudad. Se pagó hasta el mes de enero, y se adeuda poco más de un mes, está claro que no es un tema económico, sino una decisión política, que van a sufrir los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires", señaló el funcionario.

En declaraciones radiales, el jefe de la Policía Metropolitana explicó también que para suplir la falta de efectivos de la Federal, el Gobierno porteño deberá contratar seguridad privada. Burzaco señaló que mientras tanto se trabajará con un programa de contingencia.

"Tenemos 2.000 policías, y descontando los francos, me quedan 1.400 de servicio por día. Tendría que sacarlos de la calle para meterlos todos en edificios públicos. En algunos lugares utilizaremos efectivos de la Metropolitana, y en otros tendremos que contratar seguridad privada", señaló.

Además, alineado al pensamiento del resto del Ejecutivo porteño, Burzaco manifestó que "si el Gobierno nacional no quiere cuidar a la Ciudad de Buenos Aires, que transfieran la Policía" Federal. "Desde el 2007 que hay una ley que exige eso. Y si no, que se hagan cargo de la Seguridad", enfatizó.

La polémica medida adoptada por Garré consiste en que los efectivos que cumplían guardias en distintas dependencias de la ciudad de Buenos Aires, pasen a prestar servicios de calle. Desde la Nación aducen que la Ciudad adeuda el pago de los adicionales a los efectivos de la PFA. Sin embargo, el titular de la Metropolitana afirmó que está abonado "hasta enero" y que sólo se deben dos meses por un monto que rondaría los $ 9 millones. La norma comenzó a regir desde las cero de hoy y afecta a unos 1.400 efectivos de la Policía Federal que estaban afectados, en total, a 114 objetivos, entre ellos hospitales, escuelas, polideportivos, centros de salud, cementerios, paradores nocturnos y la Reserva Ecológica.

Burzaco confirmó que en las próximas horas denunciarán a Garré por "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

En tanto, el jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que el Gobierno nacional "no tiene mucho cariño por los porteños".

El funcionario remarcó: "Es una decisión política del Gobierno nacional de dejar sin cobertura a escuelas y hospitales, que esperemos que la reviertan. No me parece mal que revisen el sistema de adicionales. Lo que nos preocupa son las escuelas y los hospitales".

"Hay una evaluación previa de los expertos de seguridad y entre ellos determinan cuáles son los lugares más peligrosos. Hay escuelas que tienen seguridad de la Policía Federal y otras que no. lo que sí todos tienen son las guardias de los hospitales. Según fue presentada la medida, es de aplicación inmediata. En esto no hay plan B: la seguridad de la Ciudad de Buenos Aires es responsabilidad de la Policía Federal", subrayó Rodríguez Larreta.

Por último, el ministro de Seguridad de la Ciudad, Guillermo Montenegro, opinó que "si esto es para complicar la gestión de gobierno, está mal, porque no se complica el gobierno, lo que se está complicando es la vida de los porteños, si somos tratados como ciudadanos de segunda".

Además, expuso un punto sostenido por toda la administración porteña que rechaza el pago de adicionales a las fuerzas de seguridad. 

"Que un policía tenga que cumplir adicionales para poder tener un sueldo digno, está mal, y de hecho nosotros en la Policía Metropolitana implantamos la imposibilidad legal de que un efectivo tenga otro trabajo para que pueda llegar a su salario", sostuvo Montenegro.

Y agregó: "Si esto está siendo hecho para que la policía federal no pueda prestar servicios adicionales, está bien, porque en definitiva van a tener que mejorar la calidad de servicio, van a tener que darle más capacitación y el que va a ser beneficiado va a ser el porteño que va a tener una mejor calidad de servicio".


 
Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 05:59
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 05:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes