Cómo afrontar los cambios estacionales cuando afectan nuestra salud

En busca de una respuesta más natural a este tema, la milenaria medicina Ayurveda nos alumbra sobre otra manera de abordar la salud. Prestando atención a los ritmos de la naturaleza y su repercusión en nuestros cambios internos, para así, hallar una forma de bienestar que no se prescribe bajo recetas.

En numerosas oportunidades notamos, sin encontrar causa probable, que nos sentimos molestos, tenemos alguna descompostura o malestar digestivo. Si la actividad diaria demanda una fuerte dosis de stress y no hayamos la necesaria calma para digerir alimentos, tensión y exigencia constantes, es cada vez más frecuente, recurrir a productos químicos de la farmacia. En busca de una alternativa natural a estas situaciones, la ciencia oriental Ayurveda nos alumbra sobre otra manera de abordar la salud. Según afirma, estar sano es poder hacer frente a los ritmos de la naturaleza incorporando cambios en los alimentos, la respiración y los sonidos. “La salud se encuentra en un estado en el cual se vive en armonía con el micro y macrocosmos”.

Siguiendo esta línea de pensamiento, la doctora Claudia Marchi, médica especialista en nutrición ayurvédica, explica que existen tres principios fundamentales que deben ser tenidos en cuenta a la hora de analizar cómo alimentarnos para mantenernos sanos. “Se debe respetar al ser en lo que a su constitución se refiere; a la Naturaleza, alimentándonos según la temporada y, por último, se debe respetar el “agni ” o fuego digestivo, ya que una digestión débil con frecuentes altibajos, acarreará problemas de salud.

Cambio de estación, época de cambios internos

La ciencia védica describe seis estaciones, tres de la etapa norte del sol: invierno tardío, primavera y verano, en donde el viento aumentará hasta que el sol inicie el movimiento hacia el sur. En esta etapa, los sabores amargos, astringentes y picantes, son los que predominan. Y tres de la etapa del sol en el sur, que comienza a fines del verano, regida por la luna. En esta etapa aparecen los sabores dulce, ácido y salado, los cuales aportan vigor al organismo. Las etapas de cambio de estaciones, predisponen a cambios internos que, si no están debidamente acompañados por una alimentación balanceada acorde a cada organismo, llevarán a un estado de desequilibrio o enfermedad. Sin embargo, estos períodos vulnerables, también son los mejores momentos para eliminar los excesos del cuerpo, por lo que grandes maestros como Charaka Samhita y Sushruta Samhita, aconsejan realizar limpiezas o ayunos vigilados (Panchakarma) para devolver la cuerpo un estado saludable.
 
Alimentos de fácil digestión a fines del verano

Como recomendaciones alimentarias para esta época del año que corresponde a la estación lluviosa de fines de verano (estación Pitta), sería conveniente incorporar los sabores picante, amargo y astringente, moderadamente salado, livianos y calientes y evitar los dulces, los alimentos secos o excesivamente untuosos.

Los alimentos más adecuados para ayudar a una buena digestión en esta época del año son:

Frutas:
dulces y maduras como ananá, ciruelas, ciruelas secas, coco, granada, higo, kiwi maduro, mandarina dulce, mango, manzana, melón, naranja dulce, mango, palta, pasas de uva, pera, uva negra. Evite la banana, damasco, durazno, limón y pomelo.

Verduras y Hortalizas:
Apio, batata, brote de soja, brote de alfalfa, espárrago, chaucha, coliflor, hongo, lechuga, palta, papa, pepino, perejil, pimiento, repollo, zapallitos, zucchini y verduras de hoja, remolacha, tomate, zanahoria.

Cereales:
trigo, arroz blanco, cebada y avena cocidas.

Lácteos: leche, manteca, helados y ghee. Reducir los quesos, yogur y queso crema.

Legumbres: reducir la salsa de soja, el miso y con moderación las lentejas. El resto de las legumbres pueden consumirse con moderación.

Nueces y semillas: sólo coco, semillas de girasol y zapallo.

Edulcorantes:
evitar la miel, la melaza y todos los edulcorantes artificiales.

Aceites: consumir los de oliva, girasol, soja y coco.

Hierbas: aloe vera, azafrán, canela, cardamomo, comino, coriandro, eneldo, jazmín, jengibre, hinojo, menta sal marina y sándalo.

Carnes: camarón, pechuga de pollo, pavo. Evitar carnes de vaca y de cerdo.

La ciencia de la larga vida y la felicidad

El Ayurveda es un antiquísimo arte de curar, que se practica en India desde hace más de 5000 años en forma ininterrumpida. Se trata de una medicina viva que, por su concepción y metodología, se integra a la medicina moderna con sus valiosos aportes para la prevención y cura de enfermedades, preservación de la salud y promoción de la longevidad.

Algunos de sus principales postulados son:

• Toda experiencia positiva o negativa a nivel corporal tiene su efecto sobre la mente y viceversa.

• Así como la verdad es infinita y única en cada persona, los tratamientos posibles son infinitos y específicos para cada uno de nosotros.

• Todo alimento es remedio y cada remedio es alimento.

• Tradicionalmente, existen ocho especialidades: medicina general, pediatría y obstetricia, cirugía, oftalmología y otorrinolaringología, toxicología, virilización y rejuvenecimiento y psicología.

En Oriente, la clave para el entendimiento es la aceptación, la observación y la experiencia, mientras que Occidente se centra en el cuestionamiento, el análisis y la deducción lógica. Esta manera diferente de abordar las cosas requiere una manera nueva de pensar por parte de quienes quieran abordar el Ayurveda como un nuevo camino.
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 12:14
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 12:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México