Djokovic, campeón en Miami y 24 victorias más

Nadie puede con el serbio Novak Djokovic, quien está decidido a dar pelea por el número uno del mundo. Y hoy lo dejó bien clarito, cuando después de un flojo comienzo, le ganó Rafael Nadal, actual monarca del tenis mundial, por 4-6, 6-3 y 7-6 y se consagró campeón del Masters 1.000 de Miami. Esta victoria fue la número 24 en fila de Nole en la temporada y su cuarto título en igual cantidad de presentaciones

Nadie puede con el serbio Novak Djokovic, quien está decidido a dar pelea por el número uno del mundo. Y hoy lo dejó bien clarito, cuando después de un flojo comienzo, le ganó Rafael Nadal, actual monarca del tenis mundial, por 4-6, 6-3 y 7-6 y se consagró campeón del Masters 1.000 de Miami. Esta victoria fue la número 24 en fila de Nole en la temporada y su cuarto título en igual cantidad de presentaciones (ya había festejado en Australia, Dubai e Indian Wells).

Nadal tomó el control en el inicio del partido y por momentos fue un monólogo. En el tercer game tuvo dos break point. El primero se le escapó con una devolución de saque que flotó mucho y se fue apenas larga. Pero en el punto siguiente jugó un revés paralelo a dos manos que tomó a Djokovic corriendo hacia la red y puso el 2-1. En el game siguiente Nole tuvo tres oportunidades para devolver gentilezas, pero no pudo con Nadal, que confirmó el quiebre y se puso 3-1.

Totalmente desenfocado, Djokovic también perdió su saque en el quinto game. No mostraba ningún tipo de reacción y eso contra Nadal es muy peligroso. Rafa se puso 5-1 y el primer parcial parecía liquidado. Pero el serbio dio señales de vida en el séptimo game. Descontó con su servicio y enseguida encendió las alarmas del español con un quiebre. Se puso 5-4 y confirmó que se había metido en el partido, aun cuando no le alcanzara para ganar el set.

Si bien los porcentajes de primeros saques, que habían sido flojos en el primer parcial, no variaron demasiado en el segundo set, Djokovic ganó más puntos cuando pudo meter el primer servicio. Quebró de entrada el servicio de su rival y tomó ventajas de 3-0 y 4-1. Con un juego definitivamente más agresivo y con menos errores el número dos del mundo se quedó con el parcial por 6-3 y llevó el partido a un tercer set.

Conscientes de lo mucho que había en juego, los dos achicaron considerablemente los márgenes de error, y llegaron al tie break sin break points para ninguno de los dos. En el desempate, los cinco primeros puntos fueron ganados por el receptor. Y el primero en hacer pesar su servicio fue el serbio, inmediatamente después de una doble falta de Nadal, para ponerse arriba 4-2. Esa doble falta liquidó mentalmente al español, que no pudo recuperarse del golpe, perdió el tie break por 7-3 y ya ve a Djokovic mucho más cerca suyo en el ranking.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 08:53
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 08:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial