Deportes

Video: así se cortó la racha negativa de los Spurs

El base George Hill salió de la banca para aportar 29 puntos y propiciar que San Antonio Spurs frenara su racha de seis derrotas seguidas, la más larga en la era de Manu Ginóbili en la NBA.

Los Spurs pusieron fin a dos semanas sin conocer el sabor de la victoria, período en el que vieron disminuir a 1,5 juegos su ventaja sobre los campeones Los Angeles Lakers en la punta de la Conferencia Oeste.

Desde el arribo de Tim Duncan a San Antonio, hace 14 temporadas, los Spurs no perdían tantos juegos consecutivos.

Fueron los reservas los que salvaron a los Spurs, pues de que de los cinco titulares el único que pudo llegar a los dos dígitos fue el alero Richard Jefferson (12), mientras Duncan y Antonio McDyees se quedaron en 8 per cápita, Tony Parker aportó 7 y 8 asistencias y el argentino Manu Ginóbili se fue con 6 unidades, 3 tablas y 2 asistencias.

Empero, Matt Bonner y Gary Neal se unieron a Hill saliendo de la banca y contribuyeron con 16 puntos y 11 rebotes el primero y 15 unidades el segundo.

Aaron Brooks y Channing Frye añadieron 14 unidades cada uno para los Suns, que con este revés vieron esfumarse todas sus posibilidades de clasificar a los playoffs por segunda vez en tres temporadas.

También ganó Denver

Los Angeles Lakers dijeron adiós a una racha de nueve victorias seguidas con una derrota en casa frente a los Denver Nuggets (90-95), que les complica sobremanera aspirar a la primera plaza de la Conferencia Oeste, en manos de los San Antonio Spurs.

El italiano Danilo Gallinari lideró al equipo de George Karl con 22 puntos, aunque el factor decisivo fue Kenyon Martin, autor de 18 tantos y ocho rebotes, uno de ellos crucial en ataque -al que añadió una canasta- para impedir la remontada de los locales en los últimos segundos.

Por los Lakers destacaron Kobe Bryant, con 28 puntos, y Pau Gasol, con 16 tantos y 12 rebotes.

A ambos equipos les costó un mundo entrar en el partido. Tal vez por lo poco habitual del horario (domingo por la mañana), Lakers y Nuggets arrancaron con unos paupérrimos porcentajes de tiro (4-17 los locales, 4-14 los visitantes), aunque Andrew Bynum comenzaba a labrar su dominio bajo los aros.

La entrada de Lamar Odom y Steve Blake oxigenó el ataque angelino, pero la agresividad de JR Smith, Timofey Mozgov y, principalmente, el italiano Danilo Gallinari, muy activo a ambos lados de la cancha, contrarrestaban los esfuerzos locales y conseguían así dejar a Denver por delante al término del primer cuarto (20-21).

El conjunto de George Karl, mejor ordenado y con más paciencia a la hora de distribuir el balón, siguió volcando su ataque en Gallinari (13 puntos al ecuador del segundo cuarto) y consiguió un pequeño colchón (29-24) gracias a su excelente defensa, hasta que Bryant -19 puntos- tomó las riendas de la situación y dio la vuelta al marcador justo antes del descanso (45-38).

Al comienzo del tercer cuarto se produjo el gran susto del duelo, cuando Gasol, entrando a canasta, al caer hizo un mal gesto con la rodilla derecha tras recibir un golpe del brasileño Nene. El español, tras dirigirse a vestuarios para que el equipo médico evaluase el golpe, regresó a la cancha en óptimas condiciones.

Mientras tanto, los Nuggets igualaban el partido (58-58) tras seis puntos seguidos de Nene y conseguían imponer su mayor ritmo gracias a la velocidad de Raymond Felton y la fluidez anotadora de Gallinari, que permitían a Denver amenazar seriamente la racha victoriosa de su rival (69-69) a falta de un cuarto.

La igualdad se mantuvo a pesar de un parcial de 6-0 para los de Phil Jackson, contestado por las acciones de Felton, pero un dos más uno de Mozgov y una canasta de Smith pusieron a Denver de nuevo por delante (78-82).

Los de Karl iban a por el partido con decisión. A falta de 3:23 se pusieron seis por delante (83-89) tras un robo de balón de Nene a Gasol y una canasta de Kenyon Martin a pase de Felton. En el Staples se esperaba la reacción local y ésta llegó a trompicones, en pleno asedio de los Lakers sin orden ni concierto.

Los locales vieron la luz con un triple de Odom (90-92) a falta de 15 segundos y más aún cuando Nene falló un tiro libre, pero la defensa angelina se despistó (Odom) y no pudo evitar que Martin certificara la victoria tras un rebote ofensivo.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 11:20
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 11:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial