Deportes

Maradona visitó a Di Santo en práctica del Chelsea

El astro de fútbol mundial soprendió al ex jugador de Audax Italiano en una práctica. "Esto demuestra que es el más grande de todos. Todavía no lo puedo creer", dijo el delantero.

En la mañana de hoy, en Cobhan, a unos 30 kilómetros de Londres, el atacante mendocino Franco di Santo práctica en el campo de entrenamiento del Chelsea, club donde arribó luego de jugar en Audax Italiano de Chile. De repente, el entrenador israelí Avram Grant se le acerca y le dice: "Franco, venga un segundo. Hay un señor que lo quiere saludar. Está allá, esperándolo".

El ex goleador audino le agradece y camina hacia el hombre que lo aguarda. Mientras va cruzando la cancha, desde lejos intenta adivinar de quién se trata. A medida que se acerca, sus ojos se agrandan. El asombro lo desborda. ¿Es él? "No, no puede ser él", se dice a sí mismo Di Santo. Sigue unos metros más y ahí ya no hay dudas. No hay invierno cruel ni gorro ni campera que pueda esconder esa realidad. Es él... Diego Armando Maradona.

"Hola pendejo, ¿cómo estás?", rompe el hielo Maradona. "Hola Diego, no lo puedo creer. Sos vos", le devuelve Di Santo, sin saber para dónde orientar la conversación. Empezaba un encuentro que duraría unos minutos entre Maradona y joven delantero. La primera vez que el atacante saludaba al "10".

Maradona estaba en Inglaterra, sabía que Di Santo disfrutaba sus primeros días en Chelsea y quiso ir a darle su apoyo, sabiendo lo que significa para cualquier jugador ese gesto.

"No tenía idea de que Diego venía. No sabía nada. Nunca imaginé que podía hacer algo así por mí. Eso demuestra que es el más grande de todos. Todavía no lo puedo creer", confesó con los ojos brillosos el muchachito que voló a Chelsea a cambio de 3.500.000 de dólares.

Maradona, en esa charla, aconsejó a Di Santo. Le dijo que se cuide, que no regale nada. Y volvió a sorprenderlo: "Ojo pendejo, ponle atención a cada entrenamiento, a todo. No hay que dar ninguna ventaja. Además, yo sé que el entrenador te tiene mucho más en cuenta de lo que vos creés. Antes de hablar con vos lo hice con él...". El rostro de Di Santo estaba desbordado de asombro.

Maradona ya se había enterado de que Di Santo está causando una muy buena impresión en sus primeros entrenamientos en Chelsea. Por ejemplo, en una práctica de fútbol, la semana pasada, con titulares y suplentes mezclados, convirtió tres goles. Y hoy también se lo vio como protagonista de una acción que lo dejó más que bien parado: fueron a presionarlo Ballack y Shevchenko, a tratar de desbordarlo a pura potencia física, pero Di Santo los aguantó y siguió con la pelota.

Son apenas un par de perlas que al "9" entusiasman, pero no engañan. "Yo sé que recién empiezo mi camino en Chelsea y no me vuelvo loco. Estoy disfrutando a fondo cada momento y tratando de fijarme en todo para aprender y seguir creciendo", reflexiona Di Santo, como para ponerle freno a las elogios exagerados.
Opiniones (1)
10 de Diciembre de 2016|02:36
2
ERROR
10 de Diciembre de 2016|02:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es practica, no práctica.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic