Deportes

Los Spurs volvieron a perder y ya son seis las derrotas consecutivas

Los Spurs, el que más finales cerrados había ganado, suma seis derrotas seguidas (récord en 14 años) por errores en momentos culminantes; le volvió a ocurrir frente a Houston: cayó 119-114.

La imagen de Gregg Popovich fue patética, tan insólita como ridícula. Parado delante del banco de suplentes, con la tablita de las indicaciones tácticas en la mano, pegaba gritos y pequeños saltos, metido dos metros dentro de la cancha, tratando de hacer reaccionar a sus jugadores; intentando que sus veteranos de mil batallas hicieran lo que aprendieron cuando jugaban en categorías infantiles. Uno de los abecé del básquetbol: interrumpir el ataque rival con una falta cuando el tanteador es adverso y quedan pocos segundos. De esa forma, se impide que el tiempo transcurra y hay una oportunidad de recuperar el balón, además de favorecerse, eventualmente, si el adversario falla los tiros libres.

Ni Manu Ginóbili, ni Tim Duncan, ni Tony Parker y compañía, hombres de experiencia si los hay, reaccionaron cuando Houston ganaba en el tiempo suplementario 117 a 114 y quedaban 28 segundos. "¡Foul, foul, hagan foul!", gritaba desencajado Popovich, sin que el Big Three y los demás despertaran. Recién lo hicieron 21 segundos después, cuando ya estaba todo perdido. "No tengo idea de por qué no cortaron con falta. Estos jugadores tienen muchos años dentro del básquetbol", señaló el técnico de los Spurs. "Esto duele mucho", agregó.

Ese grave error de San Antonio fue sólo el último de una cadena de increíbles desaciertos que lo llevaron a perder anteanoche, en Houston, ante los Rockets por 119-114 (empataron el tiempo regular en 108) e igualar así una racha de derrotas -seis- que la franquicia no registraba desde abril de 1997 (entre el 10 y el 20 de ese mes), exactamente el año anterior a la llegada de Tim Duncan. Una traumática caída que se agravó poco más tarde por el impecable triunfo de los Lakers sobre Utah Jazz por 96-85, que redujo la ventaja de los Spurs en el primer lugar del Oeste a un partido y medio. Lo mismo sucedió en la tabla general de la lucha por el N° 1, porque en el Este también ganó el líder, Chicago, por 101-96 a Detroit.

Lo más difícil de entender es cómo el equipo que más finales cerrados había ganado hasta mediados de marzo (11 de 12) perdió los últimos seis por errores propios, cometidos en los últimos dos minutos, especialmente con Denver (115-112), Portland (98-96) y anoche. De esas seis caídas, ninguna fue por más de diez tantos. Y aún más complicado de asimilar es el hecho de que quienes se equivocaron fueron generalmente los mejores, los que antes abrochaban los juegos, los que antes derrochaban confianza y seguridad en los momentos más calientes: Ginóbili, Duncan y Parker.

Entre ellos perdieron el último juego. Manu pasó mal una pelota a Parker y luego éste a George Hill, cuando quedaban 37 segundos del tiempo regular y terminó con un doble de Courtney Lee. Luego, a 18 segundos, Duncan falló un tiro libre y permitió que Lowry igualara el tiempo regular en 108. Luego Manu se demoró y convirtió un doble fuera de tiempo.

En el suplementario, el argentino perdió un balón clave por pisar una línea lateral, Parker erró un triple decisivo y finalmente nadie cortó con falta cuando Pop se sacaba la garganta pidiendo algo que todos sabían que debían hacer.

Más allá de que otra vez los Spurs perdieron la lucha por los rebotes (45-42), fallaron demasiados triples (5 de 19, 26%) y defendieron mal en el primer tiempo (Houston hizo 64 puntos), el partido se perdió en los segundos finales porque el Big Three y el resto parecen haber perdido la confianza. O haberse obnubilado en los cierres. ¿Será porque la clasificación a los playoffs conseguida hace dos semanas los relajó? ¿Será porque la levantada de los Lakers y Chicago significó demasiada presión en el tramo final? Difícil es saberlo. Lo cierto es que este equipo no tiene la serenidad y seguridad de antes en los momentos culminantes. ¿Podrá recuperarlas antes de que empiecen los playoffs? Le quedan seis juegos. Hoy, frente a Phoenix, en el AT&T Center, debe dar la respuesta.
LOS ULTIMOS SEIS CRUCES

Hoy los Spurs jugarán con Phoenix; después le quedan Atlanta, Sacramento, Utah, los Lakers y otra vez los Suns
Opiniones (0)
19 de enero de 2018 | 03:45
1
ERROR
19 de enero de 2018 | 03:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos