En 1936 San Lorenzo perdió una estrella

Fue el 19 de julio de 1936 que, al vencer por 3-2 a Atlanta en Villa Crespo, San Lorenzo se aseguró la obtención del primero de los dos certámenes de Primera División instituidos ese año por la AFA. Sin embargo, semejante lejanía en el tiempo no impide que esa coronación sea hoy disparadora no sólo de una eterna polémica entre estadígrafos, sino también de un reclamo formal por parte del club de Boedo ante la AFA

Pasó hace mucho, es cierto. Concretamente, fue el 19 de julio de 1936 que, al vencer por 3-2 a Atlanta en Villa Crespo, San Lorenzo se aseguró la obtención del primero de los dos certámenes de Primera División instituidos ese año por la AFA. Sin embargo, semejante lejanía en el tiempo no impide que esa coronación sea hoy disparadora no sólo de una eterna polémica entre estadígrafos, sino también de un reclamo formal por parte del club de Boedo ante la Asociación del Fútbol Argentino.

La iniciativa surgió de parte del hasta hace poco candidato a presidente del club y actualmente vocal de la comisión directiva azulgrana Marcelo Moretti, quien, inspirándose en un trabajo publicado por el periodista e hincha cuervo Eduardo Cantaro, hizo ya el año pasado una presentación ante la AFA pidiéndole que, contra lo que hace desde esos lejanos años ’30, sume aquel a los 10 campeonatos de liga profesionales que le reconoce haber obtenido a San Lorenzo en la máxima categoría.

Entonces, desde el ente rector del fútbol argentino contestaron que la nota no podía ser admitida si no la respaldaba el club. Moretti intentó obtener ese respaldo de la conducción que comandaba Rafael Savino, pero no lo consiguió. Sin embargo, la renovación de autoridades producida recientemente en el club motivó que volviera a la carga con el proyecto. Y el viernes 11 de marzo, finalmente, el hoy vocal sanlorencista logró que la Comisión Directiva creara una comisión para llevarlo adelante.

Ahora bien, ¿por qué no se le reconoce este título a San Lorenzo de la forma en que Moretti y compañía pretenden? ¿Qué razones plantea la gente del Ciclón para que su reclamo sea tomado en cuenta y tenga éxito? ¿Puede en definitiva la AFA darle una estrella más al club de Boedo por un título que ganó hace 75 años y que nunca había motivado un reclamo así de su parte?

Según varios medios, ello no sólo es posible sino que ocurrirá inexorablemente en los próximos días. De acuerdo con lo expresado por Moretti al portal partidario Mundo Azulgrana, inclusive, el propio Julio Grondona le dijo que “la AFA mucho más no puede hacer porque lo reconoce oficialmente“, por lo que sólo hay que “obligar a los medios para que publiquen que San Lorenzo tiene 11 títulos y no 10” en la era profesional.

Sin dudas, la clave del asunto está en la trampa que encierra ese reconocimiento que ya se hace de este título. O, mejor dicho, en cómo reconoce realmente la conquista en cuestión la casa madre del fútbol argentino.

No es casualidad, de hecho, que en la web oficial de la AFA la sección en la que se enumera a los campeones oficiales de Primera no contenga la menor mención al San Lorenzo de 1936. O que este equipo figure en la tabla de “Campeones de Primera División” incluida en la Memoria y Balance afista de 1937 pero no en la columna de los que ganaron el “Concurso de Campeonato”, sino en la de aquellos que obtuvieron el “Concurso por la Copa de Honor”.

El problema deviene de las copas puestas en juego en los dos campeonatos de Primera celebrados en 1936 a una sola rueda a modo de los actuales Apertura y Clausura, en lugar del único a partido y revancha que se jugaba y que -tras no conseguirse el aumento de público buscado con esa prueba piloto de 1936- volvería a celebrarse sin mayores cambios entre 1937 y 1966.

Según informa la AFA en su Memoria y Balance de 1935 al anunciar la implantación de dos competencias de Primera en lugar de una sola “a modo de ensayo”, en la primera que se disputaría estaría en juego “la ‘Copa de Honor’ (Premio Municipalidad de Buenos Aires), que se disputaba en la ex Asociación Argentina”, y en la segunda “la ‘Copa Campeonato de Primera División’, que se disputó en la ex Asociación Argentina desde 1900 hasta 1926″.

Por ser la Copa de Honor un trofeo puesto en juego anteriormente en un certamen por eliminación o “de Copa”, en definitiva, la AFA dio a entender en su Memoria de 1937 que un año antes San Lorenzo ganó un campeonato de ese tipo y River fue el único campeón del tradicional torneo de Primera, en el que se disputaba la “Copa Campeonato” donde quedaban y hasta 1998 siguieron quedando registrados con chapitas alusivas los ganadores de la competencia doméstica regular (ver galería de imágenes).

Así lo dice también la Memoria y Balance de la AFA de 1938, en la que, dentro de un dossier con las tablas de todas las ediciones del “Campeonato de Primera División” disputadas hasta ese momento, se incluye como correspondiente a 1936 sólo la del certamen que ganó River, con la aclaración de que “no se jugaron revanchas porque se disputó la Copa de Honor que ganó San Lorenzo de Almagro”.

¿Fue entonces ese que obtuvo el Ciclón un torneo de Primera pero ”de Copa” y no “de Liga”? Oficialmente, sí, por más que su formato difiriera totalmente al de “eliminación” usado en los anteriores certámenes por la “Copa de Honor” o en cualquier otro torneo “de Copa”, y fuera de hecho el mismo del torneo que River ganó para quedar como único campeón de Liga de 1936.

Claro que hubo un ingrediente más que ayudó para que los millonarios lograran ese rótulo. Y fue la final que le ganaron a San Lorenzo por 4-2 al término del año, que ya había sido prevista también por la Memoria de la AFA de 1935 para que los campeones de una y otra ronda de 1936 se enfrentaran por la denominada “Copa de Oro”, a cuyo ganador le correspondería el honor de “disputar la ‘Copa Río de La Plata’ con el campeón de la Liga Uruguaya de Fútbol”.

Durante décadas, se pensó que esa final tuvo por objeto “determinar el equipo que se adjudicaría el título de campeón del año”. Así lo dijo el historiador del fútbol Pablo A. Ramírez en su célebre “Historia del Profesionalismo” de 1977, y por eso muchos periodistas reprodujeron ese error. Pero la AFA jamás asignó a aquel encuentro tal razón, como en cambio sí lo haría con los que Newell’s y Boca jugaron para definir al campeón de la temporada 1990/91 tras ganar los primeros Apertura y Clausura respectivamente.

Lo cierto es que en 1936 hubo no uno sino dos campeones de Primera División, y eso -investigación de Cantaro mediante- ya está fuera de discusión. Ahora, entonces, la misión de Moretti y sus cruzados es demostrar e imponer en la AFA la idea de que ese año su equipo fue campeón “de Liga” y no “de Copa”. Así de simple, y así de difícil a la vez. ¿Lo lograrán? Teniendo en cuenta lo que está en juego, seguro que al menos pondrán todo su empeño para hacerlo.

(Agradecemos la colaboración de Patricio Nogueira para la elaboración de esta nota)

(fuente: www.perfil.com)
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 06:50
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 06:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial