El dueño de Covelia: "Tampoco tengo que ver con Moyano"

Ricardo Depresbíteris es presidente de Covelia y está acusado de ser el testaferro de Hugo Moyano. Dice que habló con "el Negro" y que la relación no quedó resentida. "Hugo está muy enojado, pero no conmigo, sabe que los medios le hicieron lo mismo que a mí". Muestra con orgullo los más de treinta camiones que tiene estacionados en la planta de la empresa en Bella Vista, cerca de la Municipalidad de San Miguel. Allí fueron los primeros contactos políticos de Depresbíteris

Ricardo Depresbíteris es presidente de Covelia y está acusado de ser el testaferro de Hugo Moyano. Dice que habló con "el Negro" y que la relación no quedó resentida. "Hugo está muy enojado, pero no conmigo, sabe que los medios le hicieron lo mismo que a mí". Muestra con orgullo los más de treinta camiones que tiene estacionados en la planta de la empresa en Bella Vista, cerca de la Municipalidad de San Miguel. Allí fueron los primeros contactos políticos de Depresbíteris.

"Yo empecé con (Aldo) Rico. Ahora algunos intendentes dicen que no me conocen. Andá y preguntale al Vasco si no me conoce", advierte (en referencia a Raúl Othacehé, intendente de Merlo).

No niega su vínculo con Moyano pero asegura no ser su empresario pantalla. “Son infamias de los que no quieren que sigamos creciendo. ¿Cómo no voy a conocerlo? El es el secretario general de Camioneros y en mi empresa trabajan camioneros.” Este empresario joven y con look moderno está obsesionado por mejorar la imagen de Covelia. Cree que el periodismo lo ataca porque “juega con las competidoras”. Está convencido de que el exhorto que envió la Justicia suiza fue una operación política para dejarlo afuera del negocio de la basura en la Ciudad de Buenos Aires.

Depresbíteris se mueve siempre con su mano derecha, Carlos Vázquez, gerente de Relaciones Institucionales de la empresa. Al ser consultado por los balances anuales, saca una pila de papeles del escritorio de su despacho. Allí se ve el vertiginoso crecimiento de Covelia. Dice que las expectativas para este año es superar ampliamente lo obtenido hasta ahora. Se autodefine como “hiperquinético y muy laburante”. Si bien está furioso con Mauricio Macri porque va a pagar la recolección de basura “más cara del mundo”, dice admirar al padre, Franco, su modelo de empresario.

“Nosotros copiamos el modelo de Manliba, la diferencia es que compramos camiones nuevos, pagamos en fecha y cuidamos a los trabajadores.” En su oficina, nada ostentosa, tiene cuadros tirados y papeles por doquier. “¿Qué tiene de malo tener una Ferrari? ¿Cuál es el problema con tener un barco o vivir en Puerto Madero? Manejo una empresa que factura casi 50 millones por año. ¿Dónde quieren que viva? ¿Cómo quieren que viva?”

—Covelia comienza facturando $ 700 mil anuales y cerró 2010 con una ganancia de $ 48 millones. ¿Me explica cómo hizo?

—Y, trabajando y facturando. Ganando licitaciones y no como dicen algunos que nos dan a dedo, sino ganando las licitaciones, pasando por concejos deliberantes, aprobando con los intendentes, y que están todas comprobables. Es más, es lo que presentamos en el juzgado con todas las cosas que presentamos espontáneamente hace unos días. Con todos los contratos perfectamente pagados, hasta los impuestos de sellos.

—¿Y cómo pasó de un municipio a prestar servicio en trece?

—Con capacidad, con equipamiento, y bueno, con los trabajadores que por sobre todas las cosas son los que nos hicieron grandes a nosotros. Somos quienes somos por los trabajadores. Hoy, usted está hablando conmigo porque tenemos 3 mil trabajadores. Miren, yo les digo, miren los precios. Hace muy poco, en julio, tomamos el otro pedazo que teníamos de Cliba en Quilmes.

—¿Pero cómo comienza esta empresa? Usted era remisero...

—No. Yo llevaba a un directivo de Techint cuando tenía 20 años. Fui colectivero también. A mis 20 años tenía tres colectivos propios. Pero nunca fue una deshonra para mí. Así que uno tiene la gran capacidad y la audacia para hacer estas cosas. En el 2001 cuando todos se iban nosotros veíamos posibilidades. Es más, el Municipio de Lomas de Zamora tuvo tres meses de paro consecutivo que no le pagaban a la gente. Usted llame a los delegados de Lomas de Zamora, a los empleados, y pregúntele cómo están ahora. La respuesta de todas las preguntas que a veces dicen algunos periodistas la tienen que conseguir con los trabajadores. De mí decían: “No te conoce nadie, sos un fantasma”. Pregúntenles a los trabajadores si no me conocen. O a quién me firmó mi primero contrato, si Aldo Rico no me conoce, si los intendentes no me conocen. Yo le voy a contar algo, por ejemplo, le voy a contar lo de Otacehé. En el 2000 estaba la empresa Cliba. Se va porque no le pagaban. Cuando fui a ver el galpón de Cliba era un cementerio de camiones, no eran camiones. Desde el 2000 que estamos ahí, pregúntele al intendente de Merlo si tuvo algún problema del 2000 hasta ahora. Y pregúnteme a mí si yo tuve algún problema con ellos en cuanto al cobro.

—¿Qué tiene que ver Moyano con Covelia?

—No, no tiene que ver absolutamente nada. Moyano es admirado por varios de nosotros. Yo también quiero a la gente como la quiere el señor Hugo Moyano. Y le digo más, yo tampoco tengo un carajo que ver con Moyano.

—Usted sabe por qué se lo pregunto. Se ha dicho que Moyano exige la contratación de Covelia en varios municipios del Conurbano.

—No, eso la verdad que es una ridiculez, es mentira. Yo le diría que llame a los intendentes y que le digan con qué intendente se sentó Moyano para hacer algo de esto. Eso es una mentira total. Yo me remito a la solicitada que publicamos hoy, existe algún medio con intención económico-política. Porque nosotros quedamos afuera de la licitación de Capital, como es de público conocimiento. Para lo cual nos estamos preparando desde hace diez meses, prácticamente.

Yo creo que a través de una jugada desafortunada, algún medio ha contribuido para este tema. Pero bueno, Moyano no tiene absolutamente nada que ver. Es más, si Moyano tuviera algo que ver realmente estaríamos adentro de la licitación como varios medios vienen publicando sistemáticamente hace casi un año.

—En el municipio de Esteban Echeverría, hubo incidentes para que contrataran a su empresa. Hasta se denunciaron amenazas a la familia del propio Fernando Gray.

—Sí, sí, pasó, pero porque el intendente apenas asumió no nos atendió más el teléfono hasta el día del paro, que fue el cinco de febrero. Si teníamos cuatro meses para atrás y cuatro meses más, eran ocho meses que nos debían. Ahí es donde fue el paro y todos fuimos a la provincia, porque iba a ser a nivel provincial, y terminamos arreglando con el intendente. No obstante que terminamos arreglando, le hicimos todo el servicio, tiene los camiones nuevos, impecables, el servicio es impecable. El nos pidió y nosotros lo ayudamos, que la deuda la cobremos a partir del año siguiente en 12 cuotas sin interés. Y así fue, pregúntele a él si no fue así.

—La pregunta era qué hacía la gente de Moyano ahí, en la plaza.

—La gente de nosotros era, los camioneros de nosotros, de toda nuestra base. Si yo le digo que no le pago el sueldo ocho meses, ¿qué me dice usted?

—No, seguramente. Pero insisto en que era gente que estaba identificada con la CGT y con Camioneros.

—Nosotros somos camioneros, ¿cómo no van a ir? ¿Quién quiere que vaya? Eran empleados míos.

—¿Qué le provocó el exhorto que llegó desde Suiza?

—No, la verdad, que yo creo que eso es algo que armaron para hacer esta campaña de desprestigio para que no podamos entrar en Capital. Engañaron a todos, hasta a la Justicia suiza. Si yo gané 48 millones el año pasado, a usted le parece que tengo el 80%, ¿le parece que mi plata es algo del lavado? Es una ridiculez atómica.

—¿Usted cree que cayó para voltearle el negocio en la Ciudad de Buenos Aires?

—Sí, claro. Es más, tengo firmada la UTE, con Martin & Martin y Ashira. Y cuando vienen dos socios y me dicen que no pueden ir por todo esto, ¿qué le dice usted? No le puedo decir nada.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 06:28
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 06:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes