Deportes

Racing perdió frente a Tigre en el Cilindro Avellaneda 

El equipo que dirige Miguel Russo, perdedor en sus dos últimas presentaciones, cayó ante Tigre por 2 a 1. Mariano Pernía y Denis Stracqualursi, uno en cada etapa, marcaron los goles del visitante. Descontó Claudio Yacob en el complemento.

Cuando el torneo Clausura comenzaba, Racing era pura ilusión. El debut con triunfo ante All Boys, en Floresta, desató una ola de optimismo que se frenó sólo unos días por la lesión que sufrió Gio Moreno. Luego, los resultados acompañaron a la Academia y el equipo de Miguel Angel Russo miraba a todos desde lo más alto del campeonato. Pero ese optimismo se apagó con rapidez y, esta noche, el público terminó envuelto en bronca por la derrota por 2 a 1 ante Tigre, en el Cilindro, la tercera consecutiva, que se suma a los traspiés ante Estudiantes y Lanús. 

En un partido que aparecía como una buena oportunidad para la recuperación, a Racing lo traicionaron sus nervios y terminó derrotado y culpando al árbitro Saúl Laverni por todos sus males. Mariano Pernía, ex Independiente, abrió el marcador en el primer tiempo, cuando todo era de la Academia. Luego, la expulsión de Licht en el cierre de la mitad inicial por aplaudir irónicamente al árbitro complicó el panorama. El gol de Stracqualursi cuando se iniciaba el complemento desató la ola de pesimismo. Yacob descontó, a 14 minutos del final, pero no había caso: Racing terminó con otro expulsado, el ingresado Fariña. 

Tigre no ganaba desde la 4ª fecha, cuando venció a Quilmes. Se recuperó cuando más lo necesitaba y respira más aliviado en el promedio, cada vez más lejos de la zona de Promoción. 

El partido tuvo un quiebre bien marcado, el primer gol de Tigre. Hasta entonces, todo era de Racing, dominador del juego y cerca del gol. Entre Teo Gutiérrez y Hauche convertían en figura a Daniel Islas, el arquero de Tigre, equipo que dejaba espacios en defensa. 

La Academia merecía abrir el marcador. Sin embargo, a los 24 minutos, el que convirtió el primer tanto del partido fue Tigre. Mariano Pernía, ex hombre de Indpendiente y cuyo último gol en el fútbol argentino había sido hace diez años, hizo el primero. 

Ese tanto de Tigre cambió todo, porque desde entonces el equipo de Arruabarrena empezó a hacerse dueño de la pelota. Peor para Racing fue el final de la etapa inicial, cuando el árbitro Laverni expulsó a Lucas Licht, quien le cometió una dudosa falta a Galmarini, quien se iba al gol. Por eso, el lateral recibió amarilla, aunque al aplaudir irónicamente al árbitro le mostraron la roja. 

Esa expulsión calentó el ambiente en el Cilindro. El enojo de los hinchas por la derrota parcial puso el foco en Laverni, despedido con una estruendosa silbatina, tras el pitazo final de la primera parte. 

Racing tenía un tiempo para resurgir. Sin embargo, le duró poco la ilusión. A los 5 minutos del complemento, Stracqualursi, de cabeza, tras un córner desde la izquierda, anotó el 2 a 0 e hizo el quinto suyo en el torneo para ser uno de los goleadores del campeonato. 

Tigre se encaminaba a la victoria, pero el final fue más acotado. A los 31, Yacob descontó, de cabeza, luego de la pelota se desviara en la espalda de Echeverría. Entonces, se renovó la ilusión de la Academia. Pero no había caso. No era la noche de Racing, que ni situaciones para igualar tuvo y, para colmo, sufrió una expulsión más, la de Fariña. 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 19:53
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 19:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes