Más que literatura: una carta es contestada 24 años después

Un cuarto de siglo después de que un niño alemán arrajara al Mar Báltico un mensaje en una botella recibió la respuesta. Dice: "Mi nombre es Frank y tengo cinco años. Mi papá y yo estamos viajando en un barco a Dinamarca. Si encuentras esta carta, por favor escríbeme de vuelta, y yo te contestaré".

Un niño ruso de 13 años, Daniil Korotkikh, caminaba con sus padres en una playa cuando vio algo que brillaba en la arena.

"Vi una botella y se veía interesante", dijo Korotkikh el martes a The Associated Press. "Parecía una botella de cerveza alemana con tapón de cerámica y había un mensaje dentro".

Su padre, que habla un poco de alemán, tradujo la carta cuidadosamente envuelta en papel celofán y sellada con un vendaje médico.

Dice: "Mi nombre es Frank y tengo cinco años. Mi papá y yo estamos viajando en un barco a Dinamarca. Si encuentras esta carta, por favor escríbeme de vuelta, y yo te contestaré".

La carta, fechada en 1987, incluía una dirección del pueblo de Coesfeld.

El niño de la carta, Frank Uesbeck, tiene ahora 29 años. Sus padres aún viven en la dirección que estaba en la carta.

"Al principio no lo creía", dijo Uesbeck a la AP sobre la respuesta de Korotkikh. De hecho, apenas recordaba ese viaje, su padre escribió la carta.

El niño ruso dijo que no puede creer que la botella permaneció 24 años en el mar: "No habría sobrevivido en el agua tanto tiempo", dijo.

Él cree que estuvo escondida bajo la arena donde la encontró, en el istmo de Curlandia, una franja de arena de 100 kilómetros en Lituania y Rusia.

Fuente: AP
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|08:08
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|08:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic