Deportes

Un técnico de Primera División recordó sus días en Malvinas

A un día de un nuevo aniversario del comienzo de la Guerra de Malvinas, Omas De Felippe, técnico de Olimpo de Bahía Blanca recordó sus días como combatiente.

Esa una fecha especial. Se mueven recuerdos. Se vuelve aquella noches frías de isla y soledad. Pero Omar De Felippe, de cansarse de repasar aquella historia que lo tuvo como combatiente de la Guerra de Malvinas en 1982, siempre tiene una reflexión a mano para mantener viva la memoria. Por eso contó que el fútbol fue "una puerta abierta" que lo ayudó a reinsertarse en la sociedad luego de tomar parte en ese conflicto en un tiempo en el que era jugador.

"El paso del tiempo, Huracán (el equipo donde jugaba) y el fútbol me ayudaron, me abrieron una puerta para reinsertarme y llevar una vida lo más normal posible", expresó De Felippe, en declaraciones a la radio AM750, a horas de que se cumpla un nuevo aniversario del comienzo de la Guerra. Lo explicó con generosidad: "Le agradezco al plantel, a jugadores como (Osvaldo) Cortés, el Loco Candedo, el Mono Guibaudo, Claudio Morresi, el Turco García. Les agradezco la posibilidad de compartir ese vestuario en el que me hicieron sentir uno más. Me dieron la posibilidad de hablar, de contar. Siempre digo que el jugador de fútbol es bastante desfachatado y te pregunta las cosas sin anestesia. Eso me hizo bien. Me hizo bien que me preguntaran, que me dijeran 'vení, sentate, ¿qué pasó allá?'. Eso me permitió descargar muchas cosas, liberar muchas cosas que uno trae adentro, algo que el grueso de los ex combatientes quizás no pudo hacer".

El director técnico contó que esas preguntas no se repiten en esta época: "Como entrenador, casi nunca los jugadores me ha preguntado sobre el tema. Alguna vez, algún chico de las Inferiores de Huracán. Generalmente, no preguntan ni los chicos ni los grandes. A veces eso me llama la atención".

"Cada abril es un poco especial, a pesar de que ya han pasado 29 años, uno no deja de recordar experiencias vividas y a compañeros de ese momento", manifestó De Felippe, quien repasó su experiencia en la Guerra de esta manera: "En diciembre de 1981 habíamos tenido la baja de la conscripción y había vuelto a entrenarme a Huracán. Quería ser jugador de fútbol, que era a lo que me había dedicado desde chiquitito, no sé si como única salida. Estábamos en una pretemporada, con el plantel de Tercera y de Cuarta división. El 7 de abril, unos días después de la toma de las islas, me mandan una carta de presentación, fui y a las veinticuatro horas ya estaba en Malvinas. Me quedé hasta el final de la Guerra. Tuve la suerte de volver..."

"Hay muchísimas situaciones que recuerdo especialmente", evocó el conductor de Olimpo. Y detalló: "Las de combate, la ida, el paso de los festejos a algo muy distinto, la incertidumbre, el miedo, la muerte. Prefiero, después de tantos años, generalizar y no individualizar en las cosas que vimos todos los que estuvimos allá. Hablo con mucho respeto para que no se olvide lo que pasó. Y sé que hablo porque este es el momento del año para que no se olvide a lo que ya no están".

A punto de celebrar el domingo su cumpleaños número 49, De Felippe fundamentó su decisión de continuar narrando aquella brutal circunstancia de vida que atravesó cuando acababa de cumplir 20: "Hace quince años, ya estaba cansado de que no le dieran atención a la gente de Malvinas y decidí que daba una última nota y no iba a hablar más. El camarógrafo de la nota me dijo que no lo tomara a mal, pero que creía que yo debía seguir hablando para evitar el olvido. Me hizo ver el otro lado. Y eso hago".

Fuente de la nota: Diario Olé

Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 14:03
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 14:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'