Legisladores  movilizados por el miedo

La escalofriante estadística es irrefutable: 256 muertes a raíz de la violencia en el fútbol. El último episodio fue hace un puñado de días, el 20 de marzo, cuando murió el hincha de San Lorenzo Ramón Aramayo.La escalada del terror provocaron una saludable reacción de un grupo de diputados nacionales, que se reunieron con familiares de víctimas, ex dirigentes, algunas ONG y periodistas

La escalofriante estadística es irrefutable: 256 muertes a raíz de la violencia en el fútbol. El último episodio fue hace un puñado de días, el 20 de marzo, cuando murió el hincha de San Lorenzo Ramón Aramayo. Otro incidente y la escalada del terror provocaron una saludable reacción de un grupo de diputados nacionales, quienes debatieron anteayer sobre el tema junto con familiares de víctimas, ex dirigentes, algunas ONG y periodistas.

Rompió el silencio en la sala Mónica Nizzardo, de la ONG Salvemos al Fútbol: "Los barrabravas existen porque tienen vínculos con la política, la policía, los dirigentes de los clubes y los futbolistas. También tienen vínculos con la Justicia". Y cerró con una mueca de lamento pero sin darse por vencida: "Estoy aquí porque al menos alguien del poder político se interesó en nuestra lucha contra la violencia".

Un grupo de diputados nacionales observaba en un tenso silencio, ya que una vez abierto el debate la complicidad del poder político fue una preocupación que se adueñó de una buena porción de minutos del encuentro.

Desde la Comisión de Deportes de la Cámara baja se intenta darle forma a un proyecto que prevé una serie de modificaciones a la ley del deporte. "Es necesario acentuar la responsabilidad penal en los acontecimientos deportivos", sugirió el diputado Mario Barbieri (UCR). Y propuso: "Sería bueno que un 25 por ciento de los fondos del programa Fútbol para Todos se destinen a publicidades educativas y de prevención de la violencia en los estadios. También sería saludable que se incentiven desde la escuela ítems que tengan que ver con la erradicación de la violencia en el deporte".

A las denuncias de Nizzardo y a la exposición de Barbieri le siguió el trágico relato de Liliana Suárez, madre de Daniel Hernán García, asesinado el 11 de julio de 1995, en Paysandú, durante la Copa América. El dolor empujó a Liliana a sumarse a la ONG Salvemos al Fútbol y combatir desde allí para que otra madre no padezca lo mismo que el destino le deparó a ella. "Por favor, hagan algo para frenar esto", suplicó con un hilo de voz, casi quebrada.

El ex presidente de Vélez Raúl Gámez fue uno de los invitados a contar su experiencia. Las palabras de Gámez estuvieron envueltas por la autocrítica. "A los barras les daba ventajas y les ponía límites. Les daba entradas, es cierto. Y me siento cómplice. Estoy un poco vencido. Es difícil pelear con estos tipos que son socios del poder. No soy más dirigente por los errores que cometí, como darles entradas a los barras", dijo Gámez.

Un grupo de dirigentes de la filial de Newell's en Buenos Aires y una decena de los 50 asistentes planteó intervenir la AFA como un avance hacia una solución. "Julio Grondona es el problema", gritó alguien del público. El diputado Carlos Comi (Coalición Cívica) sugirió que se podría presentar un informe en la Inspección General de Justicia (IGJ). Nizzardo lo interrumpió y dijo que se había cansado de exhibir papeles y denunciar irregularidades en la IGJ.

El 3 de noviembre de 2010, el presidente de la AFA fue interpelado por la Comisión de Deportes de Diputados por su presunta vinculación con los barrabravas que habían viajado al Mundial de Sudáfrica. Esos mismos legisladores, unos meses antes, habían concurrido a un asado a Ezeiza con Grondona y se llevaron bolsas de souvenirs celestes y blancos. Es más, el asesor de uno de los legisladores que promueve leyes de seguridad deportiva está relacionado con la muerte del hincha de River Gonzalo Acro.

La Comisión de Deportes jamás pudo citar a Pablo Paladino cuando estaba al frente de la Subsef. Tampoco tuvo éxito con el llamado a Juan Carlos Blanco, el flamante subsecretario de la Unidad de Coordinación de Seguridad y Prevención de la Violencia en Espectáculos Futbolísticos. La Nacion aportó un dato para la indignación: Paladino nunca conversó ni le pasó la posta a Blanco. Los canales de comunicación están rotos.

Tras dos horas y medias de debate, el diputado Juan Carlos Morán (Coalición Cívica) reclamó unificar los esfuerzos y prometió un nuevo encuentro para resolver el flagelo. A coro, se expresó un deseo: que las acciones no queden en maniobras obsoletas y publicitarias.

LA INFLUENCIA DE LA PRENSA EN EL DEPORTE
El 24 de junio próximo, el periodista danés Jens Andersen visitará Buenos Aires y dejará otra mirada sobre los costados menos difundidos del deporte. Andersen es miembro de Play the Game, una institución independiente creada por el Ministerio de Cultura danés que promueve una idea: si el deporte tenía un lado oscuro, y ese lado oscuro era tapado prolijamente por los medios, entonces sería bueno juntarse [los periodistas] para descubrirlo
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 20:18
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 20:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial