Mezle o backlawa

Para cerrar el mes de los tentempiés, te presentamos una receta fascinante, no apta para dietas ni para aquellos que se empalagan fácilmente... Originalmente, en el Líbano, se preparaba para las bodas y otras celebraciones importantes. El Backlawa o Mezle es de esos postres que, desde su elaboración, te transporta a las culturas árabes con su riqueza de sabores.

Por Revista Clubhouse
Por Revista Clubhouse

Mezle o backlawa - Rendimiento: 24 bocaditos

Ingredientes:

• 2 cajas de masa philo
• 150 gr de manteca
• 250 gr de nueces picadas muy pequeñas
• 1/2 taza de azúcar
• 1/2 cucharada de agua de rosas o de azahar
• papel de aluminio                        

Para el almíbar:

                                                     •
1/2  kilo de azúcar
                                                     • 1 ¼  tazas de agua
                                                     • media cucharada de jugo de limón
                                                     • 1/2 cucharadita de agua de rosas o de azahar


Procedimiento:

Para preparar esta receta, vamos a comenzar elaborando un almíbar. Para esto, se coloca el azúcar y el agua en una cacerola sobre fuego suave. Se revuelve la preparación una sola vez, y, a partir de ese momento ¡no se revuelve más! Se deja que la preparación se vaya cocinando lentamente y una vez que el azúcar está disuelta, se agrega el jugo de limón y se deja entre 10 y 15 minutos. Por último, se apaga el fuego y se incorpora el agua de rosas o de azahar.

En un bol, se mezclan las nueces con el azúcar y el agua de azahar. Se derrite aparte la manteca (podés hacerlo en una sartencita o en el microondas, lo que te resulte más fácil). Se reservan ambas preparaciones.


Con un cuchillo de hoja lisa y bastante afilado, se cortan las hojas de masa philo de manera tal que resulten 20 capas del mismo tamaño, y se reservan tapadas con un paño húmedo. ¡Ojo! Debemos tener mucho cuidado y tapar muy bien la masa philo para que no se seque. Es muy fina y delicada, por lo que cualquier contacto prolongado con el aire, la seca y la vuelve quebradiza.


Para armar el backlawa, se forra una asadera profunda con papel aluminio y se pincela generosamente con manteca. Se cubre con una hoja de masa philo. Se pincela con manteca (siempre limpiando el pincel en la compoterita donde está la manteca, para evitar que vaya demasiado cargado. La idea es que la masa quede pincelada con manteca y no “nadando” en manteca). Se ubican encima otras 9 capas de masa, pincelando cada una con manteca derretida y fría. Se deja la décima capa sin enmantecar y se esparce sobre ella la mezcla de nueces con azúcar y agua de rosas o de azahar.


Se cubre con las 10 hojas de masa restantes, pincelándolas a todas con manteca. Finalmente, con un cuchillo enmantecado que no sea de los de serruchito, se realizan cortes en forma de rombo (te tienen que quedar 24 rombitos, más o menos) en las 10 capas de la superficie. Cuando sientas que el cuchillo toca el relleno no cortes más profundo. El fin de esto, es marcar las porciones, para poder cortarlas con facilidad cuando el postre esté cocido.


Se cocina la preparación en horno moderado -alrededor de cuarenta minutos- hasta que esté bien doradita. En lo personal, no soy muy amiga de dar tiempos de cocción exactos ya que cada horno tiene sus mañas. Es por esto que prefiero que te guíes por el color de la masa, una vez que la veas bien bronceada, ¡está lista!


Se retira el postre del horno y en caliente, se baña con el almíbar frío. Se lleva a la heladera hasta que enfríe por completo, se corta en porciones y se sirve acompañado de un rico café o de lo que Sandra nos recomiende.

Consejos útiles

• En el caso de que las hojas de masa philo no hayan cubierto por completo la fuente que has usado para armar el postre, ¡no temas! Para esto pusimos el papel aluminio en la base y los bordes. Con la ayuda de éste, achicá el tamaño de la fuente, haciendo como tu propia fuentecita para que contenga el backlawa. Procurá que el aluminio quede bien pegado a las capas de masa. De esta manera, cuando agregues el almíbar al final de la receta, el aluminio lo va a poder contener perfectamente.

• A la masa philo la venden en el híper del elefantito o en el mercado central. La podés conseguir con el nombre de masa philo o de strudel, ambas sirven.

• El agua de rosas o de azahar se compra en las dietéticas o en los supermercados en la parte de productos para repostería.

• Si te enamoraste de esta receta, probala también combinando las nueces con higos secos picados. ¡Queda riquísimo!

• Si se te enfrió el postre y te olvidaste de bañarlo con el almíbar, no hay problema. Calentá el almíbar en una ollita y agregaselo al postre frío. La clave es que las temperaturas de ambos siempre sean opuestas.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - o - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  

Por Sandra Calvete
Coodinadora Académica, Escuela Argentina de Sommeliers

Maridaje:

Llega el otoño, que nos invita a comer preparaciones un poco más cargadas de calorías, y por consiguiente las bebidas que las van a acompañar dejan de lado la premisa de frescas  y elegimos otras con un alcohol más elevado. 


Para este postre no está mal acompañarlo con  vinos dulces como los cosechas tardías que van muy bien, pero vamos a proponer invertir un poco más de dinero en la selección, intentar lo nuevo, lo desconocido para algunos, o lo inimaginable para otros, por eso mi sugerencia es buscar los vinos fortificados, son vinos elaborados de diferentes maneras, algunos con uvas pasificadas y con una adición de alcohol, que en algunos casos sirve para cortar la fermentación (proceso en el cual los azúcares se convierten por interacción de las levaduras en alcohol) y nos deja ese azúcar residual que lo hace fácil de beber. Podemos encontrar muy fácilmente el Malbec a la manera de oporto de Mendoza, o también podemos elegir directamente un oporto, y algo distinto puede ser un jerez amontillado, pero para eso tenemos que ir a una vinoteca y solicitar asesoramiento, si bien en algunos  supermercados hay.

La otra opción, que sería ideal para este postre es compartirlo con licor de café, o los destilados de naranjas, que junto a las frutas secas y el azúcar del postre van a pedir seguramente más de una copa. Animate, divertite y disfrutá.

 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - o - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Curso de Cocina Peruana. Si te divierte cocinar y querés conocer sobre la gastronomía peruana y preparar sus exquisitas recetas, te invito a participar de este curso. Para quienes buscan un espacio de dispersión y creatividad.  No es necesario tener experiencia previa.

Días: lunes 18 y 25 de abril y 2 de mayo
Hora: de 18:30 a 21:30

Clase Magistral de Wok.
Si te encanta cocinar, pero no tenés mucho tiempo durante la semana, este curso es para vos. En una sola clase te enseño todas las técnicas y recetas de la cocina al wok: arrolladitos primavera, chop suey, chaw fan, chow mien y muchos platos más.

Día: sábado 16 de abril
Hora: de 10 a 13

Más información: 155 999 003 o tatsuweb@gmail.com
En Facebook: María Urrutigoity Cocina



Opiniones (2)
21 de septiembre de 2017 | 20:53
3
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 20:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. me encantó la receta. voy a prepararlo el domingo.
    2
  2. Buenas tardes!!!! sin animo de ofender pero el mezle no se hace con masa philo...el mezle arabe bien hecho se hace con masa en capas, lleva 7 capas la base y 7 capas estiradas con mucho cuidado la tapa!!! lo demas es exacto...y un consejo no usen el agua de azahar..le deja un quita el gusto del almibar!!! q eso es muy rico!!!! yo lo hago siempre a la antigua manera arabe -siria!!! Gracias
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'