Rally de las Bodegas 2011: autos, elegancia, delicias y paisajes

Los organizadores del Rally de las Bodegas ya están trabajando para su décima edición, pues la reciente fue un éxito rotundo. MDZ Sociales acompañó todo el periplo de los corredores y te cuenta quiénes fueron los ganadores, en esta nota. Además, ¡no te pierdas la galería, con 40 fotos!

Pasó una nueva edición del Rally de las Bodegas y quedaron muchas anécdotas e imágenes para contar y mostrar.

Los participantes, que pasaban holgadamente el centenar –entre pilotos y copilotos- disfrutaron tres días en los que se conjugaron bellos paisajes, automovilismo, vinos y deliciosos platos. 

El menú de cierre. El salón De Los Espejos de Park Hyatt Mendoza fue el lugar elegido para realizar la cena de clausura y entrega de premios. Los asistentes compartieron un delicioso menú compuesto por salmón marinado con vodka, crema de hinojos y brotes verdes como entrada, y de plato principal: ojo de bife grillado, tomates y cebollas asadas, espinaca baby y aceitunas todo bañado en salsa de Malbec.

La finalización del agasajo se produjo con la llegada del postre: tiramisú con helado de chocolate y salsa de café.

Fernando Nocetti y Alejandro Bonari, los salteños que se llevaron el 1º premio.

Ganadores indiscutidos. Fueron muchos los premios entregados en la gala de cierre. El podio principal, correspondiente a la clasificación general, fue compartido de la siguiente forma:

- 1º puesto: Fernando Nocetti y Alejandro Bonari, quienes pilotearon un Triumph Tr3 de 1962.

- 2º puesto: Daniel y Fernanda Claramunt, que manejaban un Alfa Romeo Giulieta Spid de 1961.

- 3º puesto: "Don Segundo Sombra" y Héctor Del Buono, dupla que participó junto a un Ford Thunderbird de 1956.

Rafael Manzanares, Carla Giúdice, Diego Lago, Jorge González y el chef Pablo del Río compartieron charlas en el living de MDZ Online, ubicado en Tupungato Winelands.

Todo queda en familia. Muchas otras categorías también se llevaron sendos aplausos. Una particularidad especial se vivió al entregar el premio a la mejor pareja mendocina y posteriormente, a la mejor pareja femenina: la primera de las categorías la ganaron Federico Pagano y Osvaldo Pagano, con un Porsche 924 de 1979.

En la segunda, entretanto, fueron galardonadas Gabriela y María Pagano, quienes corrieron en un BMW 320, de 1979. El padre y sus tres hijos fueron los más vitoreados de la noche.

Categorías de color. También hubo premios para la mejor pareja “padre e hijo”  (nuevamente, Osvaldo y Federico Pagano se llevaron el trofeo) y la mejor tripulación extranjera (Jesús Diez y Marisol Medel, quienes manejaban un Jaguar XK 140 del año 55).

Perlitas divertidas

Analía Maiorana, belleza invitada que confesó que vivió
"un fin de semana alucinante".
Piropeada. A pesar de la presencia de la top model Analía Maiorana, quien corrió el rally con su marido, una blonda mendocina captó la atención de muchos de los corredores. Textualmente, a un grupo de pilotos se les escuchó preguntar insistentemente por el nombre de una rubia periodista que se encontraba haciendo notas en la teraza de Cheval des Andes. ¿Quién era la que despertó las inquietudes de los caballeros? Alejandra Navarría, reconocida colega de la sección Sociales.

El cabello, todo un tema. Analía Maiorana derrochó simpatía y buena onda durante todo el rally, desmitificando el clishé que pone a las modelos el mote de insoportables, quejosas y caprichosas.

Súper conversadora y divertida, la ahora empresaria de modas –tiene una línea de trajes de baño- sólo tuvo una preocupación: le estado de su cabello. Es que el auto en el que corría el rally iba piloteado por su marido, y era descapotable. Martín Terra –esposo de Maiorana- estaba entusiasmadísimo con el viaje sin capota, y la bella sufría los embates del viento, que desacomodaban su look.

Por suerte, en Nieto Senetiner la gentil Marcela Chávez facilitó una elegante chupaya mendocina que solucionó los problemas de la modelo.

Aplausos para la organización. Los periodistas nacionales e internacionales que participaron del rally destacaron la profesionalidad, el trato y la cordialidad de todos los miembros integrantes del equipo organizativo y técnico del rally, así como de la excelencia y operatividad del personal de Park Hyatt afectado al evento.

“Estaban siempre en todos los detalles. Cada pedido, solicitud o interrogante era salvado al instante, y siempre con una sonrisa, un comentario divertido o una actitud tranquilizadora. Además, nos llenaron de regalos. La verdad, todos los organizadores, un lujo. ¡Felicitaciones!”, resumió un periodista chileno.

En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.