Entre la razón y la magia: ¿qué buscamos en las predicciones?

Incendios, inundaciones, volcanes en erupción, terremotos y tsunamis son noticia cada semana. ¿Por qué buscamos respuestas en una profecía antes que en la palabra de la ciencia? ¿Sugestión o miedo atávico? El psicólogo social Humberto López explica las raíces de este fenómeno.

¿Sugestión o miedo atávico? ¿Por qué buscamos respuestas en una confusa profecía antes que en la palabra de la ciencia? Lo sobrenatural, los dichos de un profeta que vio el futuro hace siglos o las explicaciones mágicas, entre otros refugios, se convierten en un gran escudo ante el miedo que nos suscita lo inexplicable.

Incendios gigantescos, caprichosas inundaciones, huracanes arrasadores, volcanes que entran súbitamente en erupción, terremotos y tsunamis son noticia cada semana en todos los medios del mundo.

Las recientes imágenes del terremoto y del tsunami en Japón estremecieron en directo a millones de personas, poniendo frente a nuestros ojos la portentosa e inesperada fuerza de la naturaleza como la fragilidad de nuestras vidas. A ello se sumaron las peores fantasías respecto de un desastre nuclear masivo que podría involucrar a numerosos países y los horrores de una catástrofe humanitaria a nivel global abonados por la ininterrumpida cadena de sismos que sigue remeciendo tanto a Japón como a Nueva Zelanda y Chile.

Frente a ello, ya sea como reacción pura frente a un miedo inconsciente o como fruto de la mezcla de superstición, desinformación y sugestión, las búsquedas sobre las teorías acerca del fin del mundo, pensamiento mágico de por medio, se han multiplicado geométricamente en Google, al tiempo que los comentarios sobre estos temas han ganado espacio en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Lo cierto es que entre el escepticismo de unos y el afán de certidumbre de otros, nuestro propio contador de lecturas da testimonio de esta curiosidad colectiva como lo indica la enorme cantidad de visitantes que han tenido en estos días nuestras notas Las profecías de Nostradamus para 2011, Los profetas y el final de los tiempos y Las profecías mayas, Mendoza y el fin del mundo.

López explica que la gente niega psicológicamente la tragedia para poder tolerarla.

Por ello, consultamos a Humberto López, psicólogo, especialista en Psicología Social, investigador y docente de la UNCuyo, quien proporciona algunas claves para comprender este fenómeno.

“Los eventos como el ocurrido en Japón tienen la característica de ser en principio de origen natural ya que responde a un terremoto o tsunami es decir a un fenómeno de la naturaleza. Es un fenómeno considerado psicológicamente como disruptivo porque tienen la cualidad de generar efectos intrapsíquicos desestabilizantes produciendo diferentes reacciones, a veces adaptativas y protectoras y otras traumáticas. La característica particular es que exigen un trabajo mental más allá del que éste normalmente tolera o al que está más o menos acostumbrado, por ello lo desestabilizador”, explica el especialista.

López destaca que “los movimientos sísmicos en general se dan en zonas en las que es esperable que sucedan, sin embargo no son predecibles en tiempo y forma y aunque haya campañas que nos preparen para los mismos, es decir aunque desarrollemos ciertos mecanismos que nos permitan configurar señales de alerta, lo imprevisible y lo sorpresivo son factores fundamentales para determinar el destino psíquico del evento”.

“Digo que lo ocurrido en Japón en principio es natural porque a esta situación hay que agregarle la combinación y complejidad de la amenaza y riesgo que se generan por los daños producidos en las plantas nucleares, donde lo que en principio es en beneficio de la sociedad se transforma en una amenaza mortal para la misma. Esto se sabe pero psicológicamente es negado para tolerarlo pero cuando lo fáctico lo hace inenmascarable produce perplejidad”, subraya el investigador.

- ¿Por qué ante las catástrofes naturales las personas se refugian en creencias religiosas o metafísicas?

- El dominio y la comprensión de las fuerzas naturales ha sido una preocupación humana probablemente desde siempre. Lo impredecible y lo incontrolable de las mismas han sido siempre fuente de angustia generando un sentimiento de desprotección y abandono que, según su magnitud, a veces resulta desorganizante material y mentalmente para las personas. Ante esta situación como mecanismo defensivo frente ante esa angustia el hombre apela a la ilusión de la existencia de una fuerza ya no natural sino personificada aunque superior como es Dios, padre protector y también sancionador, que permita comprender aunque sea desde el castigo lo inmanejable de la naturaleza. Asimismo permite fantasear con una posible prevención mágica que consiste en creer que si no realizamos determinados actos vamos a evitar el castigo o las consecuencias. Si bien hablamos de una ilusión, es decir de algo que no es del todo improbable, como puede ser que si cuidamos el ambiente seguramente vamos a evitar consecuencias negativas, estas ideas están sostenidas por el pensamiento mágico más que por el sentido de realidad y tienen un fin último tranquilizador.

- ¿Por qué se desdeña o minimiza la palabra racional de los científicos?

- Las respuestas o explicaciones científicas están sostenidas por una racionalidad opuesta por definición a lo mágico pero además son parte de la cultura. Ésta, si bien es necesaria sobre todo para la convivencia, para regular las interacciones y para satisfacer las necesidades, no otorga castigo ni perdón y menos control sobre la naturaleza sino una descripción, la mayoría de las veces incompleta, de los fenómenos dejando abierta la comprensión y las acciones a futuros progresos siendo que la explicaciones religiosas pretenden ser absolutas y totales, la incertidumbre angustia más que las certezas aunque sean castigadoras.

- ¿Por qué se buscan explicaciones sobrenaturales asociadas a la posibilidad de la muerte individual o colectiva?

- La muerte, la finitud, también junto con los fenómenos de la naturaleza, es otra de las grandes preocupaciones humanas y las explicaciones sobrenaturales, es decir por arriba, más allá de la incontrolable naturaleza, genera la ilusión de una supervivencia más allá de la desaparición física ya sea por deseo divino o por alguna otra transformación que el cuerpo sufra.

- ¿Cuáles son los mecanismos inconscientes que operan en quienes se aferran a las profecías que anticipan el fin del mundo?

- Estas ilusiones, mitos, fantasías o creencias en cada sociedad toman, según la configuración de las significaciones sociales particulares, formas propias en los distintos imaginarios sociales aunque la globalización apoyada en los medios de comunicación incluida internet hace que muchas de estas ideas adquieran carácter cercano a lo universal lo que le dan más fuerza ya que niegan la temporalidad y contextualización de su producción. Las predicciones a las que mucha gente hoy apela para asimilar catástrofes naturales para creerlas debe descontextualizar su producción para darles validez actual.

- ¿Opera el contagio psicológico? ¿Se puede hablar de psicosis colectiva?

- En general se asimila psicosis colectiva a temores colectivos, a ilusiones colectivas y muchas veces a significaciones sociales que no tienen una base científica, la mayoría de las veces son ideas o teorías colectivas que si bien no son del todo acertadas alguna posibilidad, aunque muchas veces remota, tienen de producirse. No obstante el contagio colectivo sobre todo de emociones si existe las teorías colectivas tienen mayor grado de complejidad en su producción ya que requieren de procesos en su base grupales para generarse.

- ¿Cuánto obra el poder de sugestión de los medios? ¿Qué injerencia tienen hoy internet y las redes sociales en este fenómeno?

- La fuerza de los medios hoy es indiscutible a tal punto que muchos estímulos provenientes de ellos pueden tener fuerza configurante e instituyente, por lo tanto la obligatoriedad de ayudar a la legibilidad de los hechos es una responsabilidad básica de los medios. De la misma forma las redes sociales e internet son de una gran importancia. Sin embargo frente a estos recursos hay que tener una actitud crítica que sabemos que hay diversos intereses y variables operando en los mismos.

Patricia Rodón

¿Qué sentís?
50%Satisfacción0%Esperanza50%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (1)
6 de Diciembre de 2016|11:21
2
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Patricia, muy bonito todo esto que expone el psicologo, pero no pasa del bla bla bla. Te propongo que hagas una correlacion entre falta de educacion y creencias metafisicas y metafisicas. Con educacion me refiero a buena base universitaria... veras como toda la explicacion que da el psicologo queda reducida a la poblacion sin ningun tipo de educacion solida. Saludos
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016