Tras el aumento de Shell, el resto de las petroleras se prepara para subir los precios

Tanto en YPF, como en Petrobras y Esso, mantienen discusiones sobre cómo y cúando modificar los precios, ya que no esperaban una corrección tan fuerte por parte de la petrolera holandesa.

Tras el aumento que aplicó Shell en el precio de sus combustibles, el resto de las petroleras está evaluando instrumentar una corrección en las tarifas, que podría darse en los próximos días. Tanto desde Petrobras como desde Esso mantenían reuniones esta tarde para debatir un posible aumento.

En YPF, por su parte, siguen de cerca los movimientos del sector, aunque no descartan aumentar las tarifas en los próximos días, incluso antes de que sus competidoras lo hagan. Es que la petrolera controlada por el grupo Eskenazi teme que ante el aumento de Shell la demanda de sus naftas, las más económicas del mercado, se multiplique a tal punto de no poder abastecerla. Actualmente, cuenta con una cuota del mercado del 60%. En enero, vendió un 8,1% más de naftas que en igual mes del año pasado y en febrero esa cifra se elevó al 14,1%. “Nunca vendimos tanta nafta como ahora”, sostienen desde YPF.

Asimismo, se espera que las estaciones de servicio tercerizadas –aquellas que operan en franquicia y no son propiedad de las petroleras- corrijan sus pizarras mañana, siguiendo el mismo porcentaje que aplicó Shell, cuyos combustibles se encarecieron en promedio un 5%.

El aumento sería inminente para todas las petroleras, las discusión en cada empresa pasa por cómo y cuando llevar a cabo los cambios. “No esperamos que se diera un incremento tan fuerte de golpe. Pensamos que el aumento iba a ser progresivo”, explicaron desde una de las petroleras. “Lo de Shell nos descolocó porque si bien esperábamos poder incrementar nuestros precios pretendíamos hacerlo de a poco. Estamos viendo cómo y cuándo hacerlo”, agregaron.

Luego de que el Gobierno liberara ayer los valores de los combustibles, la petrolera angloholandesa se convirtió en la primera empresa del sector en aplicar un incremento en los precios de sus naftas y el gasoil. La suba representa el doble del aumento aplicado por la petrolera a fines de enero, cuando el Gobierno intervino para frenarlo. En aquella oportunidad, la firma había incrementado cerca de un 2,5% los valores de sus combustibles, es decir, entre unos 10 y 12 centavos. Ahora, los incrementos van de 20 a 23 centavos.

A partir de hoy, la nafta súper de Shell aumentó un 5,5% y pasó a costar de 4,14 a 4,37 pesos y la V-Power, su versión “Premium”, subió un 4,1%,  de 4,89 a 5,09 pesos. El diesel se encareció un 5,3%, de 3,78 a 3,98 pesos, en su versión común y un 4,4%, de 4,49 a 4,69 pesos en su versión V-Power.

"Si bien se aguardaba una inminente decisión judicial de la medida cautelar que habíamos solicitado contra la resolución que ilegítimamente retrotrajera y congelara los precios de los combustibles líquidos a los vigentes al 28 de enero último, a partir del día de la fecha ha entrado en vigencia la Resolución 46/11 de la Secretaría de Comercio Interior que deroga la norma que provocara nuestro agravio", destacó Shell en un comunicado.

“Los precios van a seguir aumentando. La misma nafta que aquí cuesta 4,90 pesos en Brasil vale 6,70. No puede haber tanta diferencia con otros países de la región y la corrección va a seguir hasta equipararlos”, dijo Rosario Sica,  titular de la Federación de Empresarios de Combustibles. “En la Argentina no se produce la cantidad necesaria para abastecer a la demanda, entonces se tiene que importar, y afuera el combustible es más caro.  Igualmente, el Gobierno tampoco va a dejar que las subas sean exageradas. Si hay aumentos desmedidos, no van a tardar en sacar una resolución para congelar nuevamente los precios”, concluyó.
Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 20:42
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 20:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial