El Gobierno aseguró que los servicios del Notti funcionan con normalidad

La gran cantidad de agua que cayó esta mañana provocó que se anegara el subsuelo. Pero cuando la inundación cedió, la guardia y la dirección comenzaron a funcionar de manera normal. También se superaron los problemas en los centros de salud de Bermejo y San José, donde hubo lluvias muy intensas.

El Gobierno se apuró a aclarar que las lluvias no afectaron la estructura edilicia y los servicios sanitarios del Hospital Notti, los cuales "funcionan con normalidad" según el parte oficial.


El anegamiento de agua en la planta baja del edificio del hospital pediátrico se debió a la inundación de la avenida Bandera de Los Andes. A medida que las acequias comenzaron a drenar, la inundación cedió, y la guardia y la dirección comenzaron a funcionar "normalmente", detalla el parte del Gobierno.


Por otro lado, la coordinación sanitaria de Guaymallén informó que los centros de salud de Bermejo y San José, donde hubo lluvias muy intensas, también están funcionando normalmente.


Cada vez que llueve con intensidad, el hospital Notti sufre las consecuencias. Es que es común que la calle Bandera de los Andes desborde y el agua gane espacio en el interior de los consultorios.

Según un relevamiento de este diario, hoy le tocó el turno a la guardia, el subsuelo y parte del cuerpo central, donde se sacan los turnos y se encuentra la dirección del efector.

Su director asistencial, Guillermo Oliva, explicó que se debe a que el agua, que debería drenar por los desagues hacia la citada calle, no puede seguir su cauce natural por que las canaletas se tapan de basura.

El director, quien señaló que muchas veces es culpa de la gente que no cuida la limpieza de los canales de riego, también destacó que la municipalidad no se ha hecho cargo, hasta ahora de solucionar el tema.

“Hemos hecho varias gestiones en la intendencia, pero hasta ahora, continuamos con el mismo problema”, sostuvo Oliva.

Si bien no se resintió ningún servicio y todo continuó funcionando con normalidad, la situación se complicó durante la primera hora de la mañana, porque  el personal de limpieza no alcanzaba para mitigar los estragos de la lluvia.

Sin embargo, cerca de las diez, la situación en el hospital de niños estaba perfectamente controlada, excepto por algunas goteras “rebeldes” (ver foto).
Opiniones (1)
19 de octubre de 2017 | 16:08
2
ERROR
19 de octubre de 2017 | 16:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La gotera de la foto lleva más de 8 años de existencia :). Pronto entrará en la adolescencia. Un observador
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México