Deportes

El Super Bowl que atrae prostitutas, apostadores y rateros

El megaevento de los Estados Unidos va más allá de lo deportivo y convierte Phoenix en una ciudad peligrosa. Las autoridades toman las medidas de seguridad para que la fiesta entre los Patriots y los Giants sea completa. La reventa podría llegar a los 20 mil dólares por ticket.

Phoenix  podría convertirse esta semana en la Sodoma y Gomorra de Estados Unidos. El Super Bowl reúne a prostitutas, jugadores, delincuentes y rateros junto a miles de aficionados que llegan a la ciudad con el único objetivo de divertirse, disfrutar de las mujeres, el alcohol y el partido de fútbol americano más importante del año, el próximo 3 de febrero, cuando se enfrenten los Patriots de New England ante los Giants de Nueva York. 
 


Para las prostitutas locales es uno de los momentos de mayor competencia del año. A la ciudad que alberga la Super Bowl llegan mujeres de todo el país para pasar un fin de semana que resuelve las finanzas de un año entero.

La presencia de cientos de ejecutivos de las compañías patrocinadoras del partido, de espectadores, de empleados de la Liga, de jugadores de los equipos y de curiosos asegura el negocio. Por ello, muchas prostitutas viajan desde Nueva York, Miami, Los Angeles y Chicago para pasar el fin de semana, a 300 dólares la hora por servicio.

Unos 130 millones de personas seguirán por televisión el encuentro y las actuaciones de conocidos artistas como Tom Petty.


En la reventa de entradas, se especula que con precios que oscilan entre 2450 hasta 19446 dólares, en Internet. Las entradas que van desde 700 a 900 dólares, están en 4300. Incluso existe paquetes turísticos de 40 mil dólares que incluyen el viaje a Arizona, noches de hospedajes en hoteles lujos, un lugar en las gradas preferenciales y asistencia a las fiestas previas y posteriores al Super Bowl.

El partido entre los Gigantes de Nueva York y los invictos Patriotas de Nueva Inglaterra es un choque entre equipos del frío noreste con un gran mercado. Se pronostica para ese día una temperatura máxima de 20 grados centígrados (68 Fahrenheit). Pero no importa, porque jugarán bajo techo en el estadio de la Universidad de Phoenix, el de los Cardenales de Arizona, cuya capacidad habitual de 63.400 será expandida a 75.000 para el Super Bowl.

La NFL vendió el 25,2% de las entradas y distribuyó 17,5% cada uno a los Gigantes y los Patriotas para venta a los abonados a la temporada. Los Cardenales tuvieron el 5% y cada uno de los 29 equipos restantes de la NFL el 1,2%.

McCarthy, el vocero de la NFL, dijo que los entrenadores, jugadores y directivos de los equipos saben que se los multará si se descubre que revendieron entradas adquiridas valor nominal. El presidente de los Vikings de Minnesota, Mike Tice, tuvo que pagar una multa de 100.000 dólares en 2005 y dos colaboradores suyo pagaron 10.000 dólares cada uno.

 

 

 

 

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|05:25
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|05:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016