El humor y la política en Mendoza

El sociólogo Claudio Fernández, director del fanzine Desvío Cósmico, nos deja un análisis respecto de la vinculación entre lo cómico y lo político.

Estamos ante una jornada de “humor político” y me pregunto si existe el ejercicio o la práctica del humor que no sea política. Lo que quiero decir es que “todo humor es político”. Esto lo creo porque la política y el humor se parecen mucho y comparten muchos de sus elementos ideológicos, es decir, comparten muchas estrategias de articulación del pensamiento. Así como se puede hacer política con cualquier cosa, como esta jornada por ejemplo, también se puede hacer humor con cualquier cosa, y esa es la gran estrategia del pensamiento que supera, creo, a todas las demás. Se dice también que la práctica política no nace ni termina con consenso, sino que más bien es ruptura, es un enfrentamiento, un choque, es una lucha. En la política hay que vencer y apoderarse del discurso del enemigo, cambiar el significado a los símbolos que nos quiere imponer el opositor. Y el humor, como práctica de pensamiento, no se concibe jamás desde el consenso, no se puedo hacer humor para quedar bien, para que todo el mundo esté contento, no existe la posibilidad del humor en el consenso, eso no existe, es una gran fantasía, me parece.

En términos lingüísticos, podemos decir que el humor es una formación discursiva, y que por tanto el humor, como el pensamiento y la buena literatura, es metonímico, es decir que jamás te explica el final del chiste, hay una parte que no está, esa parte la tenés que completar vos, creo que en política pasa lo mismo. 

Pero yo les quiero dar un ejemplo más concreto. Nosotros hacemos un fanzine que se llama desvío cósmico y que generalmente deja el humor político para las tapas, hay veces que dentro del fanzine no hay casi nada de humor político. Les quiero contar una historia que me pasó en la fotocopiadora mientras esperaba que me entregaran el paquete con todos los ejemplares del desvío cósmico N° 4.

Estoy parado frente al mostrador de la fotocopiadora esperando que Sandra termine de empaquetar los ejemplares del fanzine, mientras ojeo el ejemplar de muestra que tengo en la mano, en la tapa aparece Julio Cobos ridiculizado como si fuera un morrucho de mazo de cartas , debajo de la imagen se lee “The Fucking Joker”, el comodín jodido. De golpe descubro a un joven que mira la tapa del fanzine y que sonríe, entonces se lo paso, tomá le digo, es gratis. Podríamos decir que es un joven de clase media, por no decir estudiante de facultad privada hijo de una familia tipo, pero como eso no existe, quiero decir, la clase media, sino que más bien es una fantasía, una imaginación generalizada, una imagen reproducida de generación en generación por un estrato social que no quiere que le llamen clase trabajadora. Entonces, imaginemos que es un joven de clase media que cursa en la facultad privada que está pegada a la fotocopiadora. El joven, que al parecer no entiende bien el sentido del humor y no sabe bien por qué nos reímos del mendocino tipo “clase media” por excelencia ( pre-candidato presidencial Julio Cobos), me hace la pregunta obvia “¿y a los Kirschner no le pegan?” - les aclaro que por entones Nestor Kirschner estaba vivo y a nadie se le ocurría tener compasión o no hablar pestes de él y de toda su ascendencia y descendencia-. Sin muchas ganas de hablar con un  desconocido, le respondí evasivamente: “no, todavía no, en realidad nosotros hacemos humor político con personajes de la provincia”, era una mentira, o era una mentira a medias, porque con tanto personaje risible que  tenemos en la política local no nos íbamos a meter en el campo nacional donde la tierra ya está bastante bien trillada, aparte decidimos que con Cristina no nos íbamos a meter, porque en cierta forma nos calienta, nos excita la idea y la imagen de tener una presidenta sexy pop, y más aún hoy que está viuda. Pero el pibe insiste y pregunta, “ahh, ¿pero ustedes son de algún partido político?” No, flaco, no somos de ningún partido político, yo se la quiero hacer corta, no quiero, no quiero ponerme explicarle a un chico un sábado a la mañana que el humor político es como el arte, es una construcción ideológica que pretende provocar, incentivar, incendiar, transformar la realidad, como decía Gramsci, la manera de mirar el mundo, una formidable fórmula para cagarse de risa del intendente que encerró, a través de una ordenanza, a los vendedores ambulantes en un gran garage, por ejemplo. Pero el estudiante insiste “ahh, ¿son anarquistas, ustedes?”. Uhh! Y entonces yo me pongo a pensar: se supone que este estudiante de psicología laboral ya egresó del secundario, en donde le explicaron las diferencias ente anarquistas, comunistas, socialistas, unión cívica radical, etc. Y si al profesor de historia que tuvo en el polimodal  le hubiera importaba un poco su rol dentro del principal Aparato Ideológico de Estado, debería haberle explicado que eso tampoco existe más, que las ideologías del siglo pasado son otra gran fantasía, debería haberle explicado que después de la segunda guerra mundial, en Argentina, el peronismo lo transformó todo y que los militares después arrasaron con todo lo que quedó de esa transformación, y que después de Malvinas, como dice Palo Pandolfo, los argentinos se aspiraron la democracia y que a partir de allí ya no significa nada llamarse anarquista, socialista, comunista, radical, peronista… lo que importa ahora es saber “de que lado de la mecha” te quedaste, saber darse cuenta si tus prácticas ideológico-políticas son “de garca o de boludo”, siguiendo la división de clases propuesta por la Revista Barcelona. Pero no le dije nada de eso al pibe, simplemente le recomendé que leyera la columna de Romina Garshabene donde explicaba con lujo de detalle porqué los hombres cierran los ojos cuando practican el cunnilingus. (del latín cunnus: "cuña" o "vulva", y lingus: "lengua"). 

 

Claudio Fernández, director del Fanzine "Desvío Cósmico".

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|13:13
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|13:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016