Deportes

El día que la prensa española le ganó a Mourinho

El técnico de Real Madrid se calzó los guantes en un "picado" contra los periodistas que siguen al equipo blanco; hizo un gol de penal y como consecuencia de una mala salida, le regaló un gol a los rivales, que vencieron 3 a 2.

El portugués José Mourinho abandonó por unas horas su puesto en el banco de suplentes para ponerse los guantes de arquero, en un partido amistoso que el cuerpo técnico y los empleados de Real Madrid perdieron contra los periodistas que siguen a diario la información del conjunto blanco.

El cambio de roles no le impidió a Mou mantener su postura de dar órdenes a sus compañeros de equipo, como si se tratase de un partido oficial.

Y es que, como todo el mundo sabe, el luso no es de los que les gusta perder, ni siquiera en "picados" como la de hoy, que pese al carácter festivo no se libró del rigor táctico que a Mourinho le gusta imprimir a todos sus equipos.

De ahí que los empleados de Real Madrid se dispusieran desde el inicio con un ortodoxo 4-3-3, corregido constantemente por el preparador luso, que no dudó en asumir, pese a que el puesto de entrenador correspondiera hoy oficialmente al delegado Miguel Porlan Chendo.

Pese a que se mostró dubitativo en alguna que otra salida, Mourinho salvó a su equipo del primer gol con una buena mano a un tiro rasante, que demostró el buen estado físico del preparador madridista.

Más tarde, el propio DT marcó un tanto de penal para su equipo, y posteriormente tuvo una muy mala salida que derivó en un tanto para el equipo de periodistas.

Mou no dudó en ir a jugar de 9, para buscar el empate, pero pese al esfuerzo su equipo terminó derrotado por 3 a 2.
En Imágenes