Droga, orgías y 13 muertos: la tragedia chilena que no cuenta "El discurso del Rey"

El éxito del film inglés despertó parte de una historia que permanecía en las sombras: la tragedia protagonizada por Jorge y Eduardo, herederos al trono de Inglaterra, mientras vivían un paseo orgiástico por Chile.

La película "El discurso del Rey" se quedó con el premio a la mejor película del año en la 83ra. entrega de los premios Oscar. Además, el film inglés obtuvo otros tres premios: Colin Firth se quedó con el premio al mejor actor principal, el director Tom Hooper se quedó con la estatuilla en su rubro y además, logró la estatuilla como mejor guión adaptado.

Pero eso no fue lo mejor, sino el efecto dominó desencadenado. Mientras los canales de cable se empeñaron en mostrar los problemas de tartamudez de quien fuera el Rey Jorge VI de Inglaterra, en Chile ha resurgido una versión ocurrida en los lagos del Sur, durante una visita que realizara antes de ser conoronado junto a su hermano Eduardo.

Así quedó la embarcación según un registro de
la época.

Fue hace 80 años, a mediados de enero de 1931, cuando el rey de Inglaterra Jorge V, decidió enviar a dos de sus hijos; Eduardo, príncipe de Gales y Jorge, duque de Kent a un largo recorrido por América del Sur. Al parecer la idea era alejarlos de la vida licenciosa que llevaban y causaba gran preocupación en la familia real.

Eduardo, mantenía una serie de relaciones con mujeres casadas, entre las cuales cabe destacar a Lady Thelma Furness, una estadounidense de ascendencia chilena, quien mientras era amante del príncipe le presentó a su amiga Wallis Simpson, también casada.

Así lo relata en la prensa chilena Juan Carlos Velásquez Torres, quien agrega que "Jorge, era adicto a la morfina y la cocaína. Miembro de la masonería, por aquellos años mantenía una serie de romances con hombres y mujeres. Entre sus conquistas amorosas se contaron la cantante afroamericana Florence Mills, la duquesa Margarita de Argyll, el príncipe Luis Fernando de Prusia y el actor Noel Coward, con quien estuvo relacionado sentimentalmente durante varios años.

Tras su partida y el cruce del Canal de La Mancha, Eduardo y Jorge, se dirigieron vía terrestre hasta la capital Francesa. Su periplo continuó por España, visitando las ciudades de La Coruña, Santiago de Compostela y Vigo. En esta ciudad abordaron el trasatlántico "Oropesa" de la Pacific Steam Navigation Co. que los trajo a Sudamérica. Luego de atravesar el océano Atlántico, los herederos al trono británico permanecieron en Bermudas para posteriormente vía Canal de Panamá, desembarcar en el puerto peruano del Callao el 11 de febrero".

La historia sigue así:

Después de visitar ciudades de Perú y Bolivia, tomaron el ferrocarril de La Paz - Antofagasta, ingresando a territorio chileno y llegar a la estación de Ollagüe en la tarde del 20 de febrero. Continuaron su viaje hasta Antofagasta y se trasladaron al aeródromo de Portezuelo, abordando un avión que los trasladó hasta la Base Aérea de El Bosque (Santiago).

A pesar de que no era una visita oficial, los príncipes tuvieron un nutrido programa de bailes, cenas de gala y hasta un partido de polo en la capital. Las mismas actividades se repitieron en Valparaíso y Viña del Mar.

El 27 de febrero estaban de regreso en Santiago para abordar el tren que los trajo al sur de Chile y recorrer la llamada "Suiza Chilena", nombre que recibía la zona lacustre de la Región de Los Lagos. Arribaron al día siguiente a Osorno, desde donde se trasladaron hasta Puerto Octay para alojar en el Hotel Centinela. Actualmente, en el segundo nivel del hotel se encuentra la "suite del rey" que la historia del lugar identifica como la ocupada por el príncipe de Gales en su visita de 1931. En ella se han conservado las maderas de muros y pisos, y sus ventanas y balcón permiten una vista espectacular del Lago Llanquihue y el volcán Osorno. Además se cuenta que en es época, el hotel contaba con puertas y pasadizos secretos, supuestamente diseñados para que los huéspedes "pudiesen visitarse durante la noche con cierta discreción".

También se cuenta una anécdota protagonizada por el príncipe de Gales, estando en el Hotel Centinela. Encontrándose de muy mal genio por no tener su licor favorito a mano, trató de abrir una caja de madera que contenía las botellas, pero con tan mala suerte que le saltó una pequeña astilla en un ojo, por lo que debió ser llevado al hospital de Puerto Octay. Allí, un médico lo atendió y luego le pasó la cuenta por sus servicios, lo que extrañó al futuro rey británico, quien le respondió: "No tengo dinero por el momento, por lo que le pido que pase la cuenta a la embajada británica para que la cancele".

Como se trataba de un monto bajo y obtener su pago significaría un trámite engorroso, el facultativo prefirió llenar una planilla que se utilizaba para los indigentes, cuya atención era gratuita y le pidió al príncipe que la firmara para acreditarlo. Posteriormente, al enterarse de quién se trataba, enmarcó el documento, que se exhibió en el hospital hasta su incendio en los años `60.

La visita de los herederos al trono inglés motivó que las autoridades de la época quisieran agasajarlos, por lo que por disposición del alto mando del Ejército, la Banda del Regimiento Nº 11 "Caupolicán" de Valdivia, se trasladó hasta el Hotel Centinela para deleitarlos con sus melodías.

La noche del sábado 28 de febrero, luego de tocar lo mejor de su repertorio, los integrantes de la banda abandonaron el Hotel Centinela para trasladarse a Puerto Octay en donde debían pernoctar. Se había convenido que el vapor "Chile" iría a buscarlos alrededor de las 22:00 hrs. La demora del vapor motivó a los músicos a embarcarse en la lancha Moewe, con capacidad para 20 pasajeros, propiedad de don Egon Minte, la que se encontraba en el muelle de la península Centinela.

Mientras el vapor "Chile", navegaba en busca de los músicos, la lancha "Moewe" viajaba rumbo a Puerto Octay. En cubierta, algunos músicos reían y recordaban las actividades del día, otros descansaban y disfrutaban del silencio, mientras que otros tocaban suavemente algunas melodías con sus instrumentos. De pronto, los potentes reflectores del vapor, utilizados para orientarse en la oscuridad de la noche, encandilaron al piloto de la lancha, perdiendo el rumbo y atravesándose frente al vapor, lo que produjo una fuerte colisión que hundió a la frágil embarcación. Fallecieron 12 músicos más el maquinista de la lancha, don Sofanor Águila.

Tras enterarse de la tragedia, los herederos británicos enviaron al Gobierno de Carlos Ibáñez del Campo, un telegrama de pesar y solicitaron colocar coronas de flores sobre las tumbas de las víctimas durante los funerales que se efectuaron días más tarde en la ciudad de los ríos.

Eduardo y Jorge, abandonaron el Hotel Centinela al mediodía del domingo 1 de marzo para dirigirse vía el paso fronterizo Vicente Pérez Rosales a Bariloche, desde donde prosiguieron su periplo hacia Buenos Aires. A la capital argentina llegaron el 5 de marzo, siendo agasajados por las autoridades y la sociedad bonaerense. Días más tarde se dirigieron a Montevideo para regresar a Inglaterra.

El 20 de enero de 1936, falleció el rey Jorge V, asumiendo como monarca su hijo mayor Eduardo, Príncipe de Gales. Sin embargo, a fines de ese año Eduardo abdicó al trono para poder casarse con Wallis Simpson. De improvisto y sin preparación alguna su hermano Jorge, duque de York asumió como monarca británico. Su historia ha sido llevada al cine en la cinta "El Discurso del Rey", que obtuvo el Oscar a la mejor película 2010.

Jorge, duque de Kent, murió al estrellarse su avión en Escocia (1942) mientras se encontraba en el servicio activo durante la Segunda Guerra Mundial. El avión en el que viajaba se dirigía oficialmente a Islandia, donde tenía previsto encontrarse con representantes del ejército de los Estados Unidos.

¿Qué sentís?
72%Satisfacción0%Esperanza14%Bronca0%Tristeza14%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (5)
6 de Diciembre de 2016|10:54
6
ERROR
6 de Diciembre de 2016|10:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Creo que se habla mal gratuitamente en la nota porque nunca se aclara de que Jorge se trata, de cual de los hermanos. Por otro lado no veo la conexion con las drogas y orgías, como tampoco veo el porque de ensuciar a los músicos que finalmente mueren tragicamente.
    5
  2. AYUDEMOS A AGOSTINA! H.Español.Fabian Córdoba Cel.2615273034 .Doná SANGRE económicamente cuenta a nombre de sus padres: Dni 25.349.399 : CAJA DE AHORRO BANCO NACIÓN 3471199459 SUCURSAL 2327CBU 01103470-30034711994597
    4
  3. Cual de los Jorge vino? El duke de Kent o el duque de York? Me parece que confundieron a los hermanos (ambos se llaman Jorge), porque el que muere en un accidente de avion es Jorge Duque de Kent, hermano menor de Jorge Duque de York de quien habla la pelicula El discurso del Rey!!!
    3
  4. Es una verguenza, en la nota confunden a Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor, quien luego fuera Coronado con el nombre de Jorge VI, con su hermano el Jorge Duke de Kent, quien nunca fue Rey, ademas hablan de orgias en el titulo sin mencionarlas en la nota...por favor un poco de respeto para con los lectores.
    2
  5. disculpe pero en texto se habla de los 13 muertos, pero quienes estaban de orgias y drogas ? los musicos o los duques?
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016