Deportes

La pesimista racha del optimista del gol

Martín Palermo tuvo otro flojo partido; lleva siete encuentros sin convertir y alcanzó su segunda peor marca sin tantos en Boca.

Boca festeja. Bueno, casi todo Boca celebra. Un jugador del equipo vivió un domingo agridulce, que se suma a una actualidad distinta en comparación con tantos momentos de gloria que supo vivir. Por un lado, tenía la sonrisa por la vuelta al éxito colectivo; por otro, la desazón por pasar otro partido sin marcar, y con el plus de que el arco parece alejársele cada día un poquito más. Y, para peor, quebrando sus propias rachas negativas.

Para Martín Palermo, el personaje de esta historia que combina los dos sabores en el paladar, se cumplieron ayer siete partidos sin gritar un gol. Sí: lleva todos los encuentros del Clausura sin anotar. Para hablar de su último festejo, hay que retrotraerse al 13 de diciembre del año pasado, en el 1-1 frente a Gimnasia, en la Bombonera, en el cierre del campeonato Apertura.

Las frías estadísticas preocupan para quien fue bautizado alguna vez por Carlos Bianchi como el optimista del gol: Palermo salió a los 18 minutos del segundo tiempo y lleva 685 minutos sin marcar. Se trata de su segunda peor racha en Boca, ya que la anterior, de 2004, era de 682 minutos. En la próxima fecha, justamente ante Estudiantes, podría quebrar su récord de 748 minutos. Un detalle: en el mismo minuto en el que Riquelme anotaba su gol y corría al banco de suplentes para abrazarse con Lucas Viatri, Palermo sumaba el minuto que lo hacía escalar una posición en su negativo récord.

Indirectamente, Julio César Falcioni habló sobre Palermo al referirse a la falta de gol de su equipo. "Tuvimos juego, rompimos a los volantes varias veces, pero nos falto decisión para definir el partido. Concretar las jugadas", aseguró el entrenador. Después sí hubo una mención directa para el único delantero que puso ayer desde el comienzo. "Martín hizo un gran esfuerzo para aguantar la pelota y pivotear. Cuando hice el cambio, sentí que necesitábamos más profundidad, y por eso puse a Viatri, que nos podía dar ese punch final."

No era el momento ayer, a la salida del vestuario, para que el entrenador indicara qué hará en la próxima fecha ante el puntero del campeonato. Opción 1: mantener al pivote que no convierte. Opción 2: apostar por el suplente "con punch" que puede aportar los goles que no están y se necesitan. Será uno de los temas que dominarán la agenda semanal del equipo xeneize.

Varios jugadores de Boca se retiraron del estadio sin hacer declaraciones. Palermo fue uno de ellos. Tal vez por sumarse a la tendencia colectiva. O quizá por no encontrar las palabras para explicar cómo él, que tantas veces se quedó sin voz por festejar goles, ahora extraña tanto esos gritos de felicidad.

Fuente: canchallena.com

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|18:22
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|18:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic