Deportes

Boca venció a Colón en Santa Fe con un golazo de tiro libre de Riquelme

Boca venció a Colón en Santa Fe por 1 a 0, con un golazo de Juan Román Riquelme de tiro libre. El club de la Ribera cortó una racha de 464 minutos sin marcar un tanto y arrastraba cuatro encuentros sin ganar. Martín Palermo fue reemplazado en el período final por Viatri y acumula 685 minutos sin convertir.

Boca Juniors, que atraviesa una grave crisis futbolística y dirigencial, y el entrenador Julio César Falcioni, quien ya empezaba a caminar por la cornisa, recuperaron los signos vitales a partir de un extraodinario tiro libre de Juan Riquelme que derivó en el 1 a 0 sobre Colón, en Santa Fe, en un cotejo por la séptima fecha del torneo Clausura.

El único gol del partido lo anotó el estratega y máxima figura visitante, a los 15 minutos del segundo tiempo.

Con este resultado, Boca llegó a 7 puntos y Colón, que sufrió la expulsión de Ariel Garcé sobre el final del encuentro, se quedó con 10 unidades.

El gol de Riquelme no sólo sirvió para volver a sumar de a tres, sino además para cortar un sequía goleadora de 463 minutos en el Clausura: el último tanto de Boca lo había señalado Pablo Mouche, a los dos minutos del segundo tiempo, en la victoria sobre Racing Club por 1 a 0.

Pero el principio de la historia en Santa Fe tuvo un denominador común: la inexpresividad futbolística de ambos equipos.

Boca, que salió a jugar en el estadio Brigadier López con un novedoso esquema 3-3-2-1-1, intentó en el inicio, sin éxito, revertir la distorsionada imagen que mostró en las primeras seis fechas del certamen.

Si bien el equipo que dirige Falcioni evidenció una mejora en la faz defensiva, no pudo hacer lo mismo en la ofensiva.

La idea de juntar a Cristian Chávez, Walter Erviti y Riquelme, tres jugadores con buen pie, no funcionó.

Es cierto que hubo un mejor manejo de la pelota en la zona de gestación del juego, pero también lo fue que no tuvo peso ofensivo, ya que Martín Palermo quedó aislado.

Es que el goleador histórico de la entidad de la Ribera no se mostró compatible, por sus condiciones técnicas, con la sociedad de juego que intentaron los otros tres futbolistas.

Pero no todo fue negativo, porque Boca mostró solidez en defensa, con tres o cinco jugadores, de acuerdo a lo que necesitó el equipo.

José María Calvo y Clemente Rodríguez, los dos laterales-volantes que transitaron las bandas, trabajaron bien en defensa. Punto a favor.

Es más: Clemente, sin jugar bien, aportó cosas interesantes en ataque. De hecho participó en las dos jugadas de gol que generó Boca en los 45 iniciales.

A los 25 minutos, una jugada con Riquelme, donde respondió bien Diego Pozo ante el remate del "10", y 60 segundos más tarde le envió un centro a Palermo, que el "9" no pudo capitalizar.

Colón, que de local baja su rendimiento, tampoco jugó bien.

Le faltaron ideas y fútbol para superar a su rival.

Apenas un cabezazo de Iván Moreno y Fabianesi (8m.) y un remate de Ismael Quilez (38m.) fueron las dos llegadas del equipo de Fernando Gamboa.

Pero cabe destacar el buen debut del colombiano Humberto Mendoza, quien controló a Palermo.

Después el resto fue muy pobre: algunas fallas en el fondo, poco juego en la mitad de la cancha y nula peligrosidad en ataque.

Es que Federico Higuaín y Damián Díaz (jugó porque los dirigentes de Colón abonaron la cláusula contractual fijada cuando llegó justamente de Boca, su anterior club), los dos generadores de fútbol, no gravitaron.

Y por lo tanto Esteban Fuertes, la máxima referencia en el área rival, no participó del juego. Entonces Colón no generó nada de mitad de cancha hacia adelante.

El cuarto de hora inicial de la segunda etapa fue una réplica de los 45 minutos del primer período: dos equipos sin ideas para quebrar la paridad en el marcador.

Pero en el fútbol hay jugadores que son distintos. Boca tiene a uno que, cuando está en condiciones, marca la diferencia.

A los 15 minutos clavados, Riquelme estableció el 1 a 0 con un tiro libre estupendo, que dejó sin reacción a Pozo.

Boca, con el resultado a favor, se mostró todavía más sólido en defensa y manejó los tiempos del partido. A todo esto, Colón, más allá de las variantes que realizó Gamboa, no mejoró.

Falcioni, en tanto, mandó a la cancha a Lucas Viatri por Palermo y el equipo ganó en calidad de juego. Además dio la sensación de que el goleador histórico irá al banco el próximo fin de semana.

De hecho el ingresado tuvo el gol en dos oportunidades, pero la falta de puntería (28m.) y Pozo (31m.) le impidieron su grito.

Pero Boca tuvo 120 segundos de relajación y Colón casi llega al empate.

A los 38 minutos, el ingresado Lucas Acosta exigió a Lucchetti y 60 segundos más tarde el mismo jugador se lo perdió de cabeza.

Pasado ese mini temblor, Boca y Falcioni respiraron con alivio. Es que el equipo ganó después de cinco fechas. Riquelme brilló y Palermo se fue al banco. Pero la gente disfrutó de un gran éxito en Santa Fe.

Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 14:12
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 14:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'