El origen de la "Gran Manzana" y otros apodos de ciudades

Historias y mitos han originado que a urbes como Nueva York y París se les conozca por sus motes casi tanto como por sus verdaderos nombres, pero... ¿sabés por qué surgieron? Te lo contamos acá.

Varias ciudades del mundo poseen apodos que resaltan algunas de sus características. El sitio electrónico 20minutos.es señaló a algunas de estas urbes que poseen un sobrenombre. Muchos de ellos son mundialmente conocidos, pero... ¿Sabes por qué surgieron? 

Nueva York, la gran manzana

 En los años 20, el cronista deportivo John J. Fitzgerald tituló una columna hípica como "La Gran Manzana", ya que en uno de sus viajes escuchó cómo los policías que trabajaban en el hipódromo de Nueva Orleans le llamaban así al recinto neoyorkino.

Otra versión señala que en los años 30, los jazzistas referían que su gran objetivo era tocar en esa ciudad, pues "son muchas las manzanas que tiene el árbol del éxito, pero Nueva York es la Gran Manzana".

No fue sino hasta la década de los 70 cuando el sobrenombre se popularizó; el departamento de turismo de la localidad emprendió una gran campaña publicitaria, que tomó como base estas dos historias.

Como dice lavanguardia.es, a Nueva York también se le conoce como la ciudad que nunca duerme, porque no hay ni un momento de descanso en esa urbe, debido a las actividades que en ella se realizan.  

París, la ciudad luz y del amor

En sus orígenes, la capital francesa era una ciudad sumamente oscura y peligrosa. En el siglo XVII, por regla oficial, se determinó que al atardecer cada casa dejaría una vela encendida con la intención de disminuir los riesgos de andar en la noche por las calles. Imagínate la postal que esto fue en su día.

Visitaparis.com explica que París, además de ser la primera urbe en contar con luz eléctrica, fue el centro que se originaron diversas ideas para importantes cambios sociales, como la declarición de los derechos del hombre y los principios de igualdad, libertad y fraternidad, entre otros. Además, el barrio del Sacre Couer fue el sitio de inspiración para muchos bohemios constructores del arte del Romanticismo. 
 
¿Por qué se le conoce también como la ciudad del amor? Es simple, París cuenta con numerosos lugares, entre ellos construcciones, palacios y jardines, ideales para que una pareja reafirme su compromiso, tal y como sucede en el Puente de las Artes, en donde las parejas colocan un candado con sus iniciales y una frase romántica grabada en ellos; después arrojan al río Sena las llaves de éste, en señal de amor eterno. 
 
Roma, la ciudad eterna

Popularmente se le designa a la capital italiana de esta manera. Como se explica en escolar.com, en sus calles puede observarse un sincretismo del pasado, presente y futuro de la humanidad. De un lado puedes observar ruinas de aquel gran imperio y del otro, edificios que siguen los patrones de vanguardia, un tesoro que no puede apreciarse en cualquier parte del mundo. 
 
Las Vegas, ciudad del pecado, ciudad del juego o ciudad de las luces

 En 1931, a diferencia del resto de Estados Unidos, en este condado de Nevada se legalizaron los juegos de apuesta y la prostitución. Además, se otorgaron diversas facilidades para tramitar divorcios, de ahí que a Las Vegas se le conozca como la ciudad del pecado.

Las Vegas Trip es la parte más famosa de este lugar, pues es en donde se encuentran reunidos los hoteles más lujosos, teatros, e innumerables casinos. Es por ello que también se le conoce como la ciudad del juego, que de noche se convierte en la ciudad de las luces, por la gran cantidad de anuncios y luces de neón que le dan vida y magia este destino turístico.

Pekín, la ciudad prohibida

 El apodo de la metrópoli china deriva del hecho que entre 1420 a 1920 las dinastías Ming y Quing habitaron el Palacio Imperial y el resto de sus pobladores tenían restringido el acceso a la Plaza Tiananmen y a sus alrededores. Hoy puedes visitar la zona sin problema alguno. 

Madrid, villa y corte

 En épocas feudales, la villa de Madrid se creó gracias a la conjunción de numerosas aldeas y pueblos cercanos. Pasó a ser corte en 1561, cuando el rey Felipe II decidió que la sede de la misma fuera ese lugar. Es por ello que se le conoce como Madrid, villa y corte, así lo indica esmadrid.com 
 
Milán, la capital de la moda

 Como se informa en publiboda.com, esta urbe italiana, durante años, ha sido escogida por los diseñadores más reconocidos como sede de sus emporios de diseño de ropa. Ahí también se encuentra la escuela de moda con más prestigio en el mundo, el Instituto Europeo di Design.

En el interior y alrededor de Milán puedes encontrar cientos de sitios para hacer compras, sin que te canses de verlos. En cada lugar encontrarás distintas cosas. Dos veces al año se organiza el Milan Fashion Week, el desfile más concurrido para conocer nuevas tendencias. 
 
Budapest, la perla del Danubio

El centro de los poderes húngaros está dividido en dos partes por el río Danubio. De ahí podría derivar el apodo, aunque otras versiones dicen que se debe a sus edificios altos y a la grandeza de sus puentes. 
 
Chicago, la ciudad del viento

 En revistadini.com se dice que desde 1876 se le conoce de esta forma, debido a las fuertes ráfagas de aire que corren en su interior generadas por el lago Michigan, así como por la reconstrucción de la ciudad, tras un fuerte incendio sufrido en el siglo XIX. Eso derivó en una serie de túneles por donde se escapa el viento.

En otros sitios, como pagina12.com.ar, mencionan que a principios de 1800 hubo una movilización de personas en todo Estados Unidos para promover la inversión en esta zona, exagerando las características del lugar, por lo que algunos consideraron que estas personas estaban "llenos de viento", es decir, que eran unos mentirosos. 
 
Río de Janeiro, la ciudad maravillosa

 La segunda ciudad más grande de Brasil se ganó este sobrenombre gracias a los numerosos y bellos paisajes que se pueden observar en la región por ser la sede del carnaval más famoso del mundo, así como por la riqueza de sus sitios turísticos y el carácter alegre de sus habitantes. 
 
Munich, la ciudad de la cerveza

 En 1526, Guillermo IV de Baviera promulgó en este sitio la ‘ley de la pureza', la cual dictaba que la elaboración de la cerveza tenía que basarse en tres ingredientes: agua, lúpulo y malta de cebada.

Aunque este dictamen fue abolido en 1986, Munich se ha mantenido fiel a esta tradición y es por ello que ahí se producen las mejores cervezas que puedes saborear, junto con muchas otras más, en el ya famoso Oktoberfest. 
 
Hong Kong, la perla de oriente

Este segundo nombre no se debe a que Hong Kong se encuentre próximo al río Perla. Como se argumenta en lanacion.com.ar, es por conceptos económicos, pues la región es el noveno exportador de servicios, tiene la segunda Bolsa de Valores más poderosa de Asia y es el cuarto centro bancario del mundo. Además, posee diversas facilidades para invertir, tales como la inexistencia de bloqueos comerciales e impuestos sumamente bajos. 
 
Ámsterdam, la Venecia del norte

Alrededor de los años 1600 y 1700 se llevó a cabo la modernización de la hoy capital holandesa. Como parte del plan se trazaron nuevas calles y se edificaron más de 160 canales y 1280 puentes, así como cientos de almacenes alrededor de la ciudad antigua, guardando muchas similitudes con la ciudad italiana. 
 
Turín, la ciudad del chocolate

 Gracias a los distintos viajes hechos por los europeos hacia América, los de Torino pudieron conocer los que algunos llaman "el néctar de los dioses". Desde 1560 hasta la fecha, en esta región de Italia se han fundado empresas que han convertido este producto en toda una tradición y arte.

Fue ahí donde se inventaron las tabletas de chocolate combinadas con todo tipo de frutos, así como la Nutella y anualmente se lleva a cabo la feria del chocolate. 
 
Houston, la ciudad del espacio

 La cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, como se señala en viajes.net, recibió este mote ya que ahí se construyó el centro espacial de la NASA. 
 
Pittsburgh, la ciudad de acero

Cientos de inmigrantes británicos se establecieron en esta ciudad en las primeras décadas de 1800 para fundar fábricas de acero. Un siglo después, Pittsburgh se encargaba de la producción de prácticamente todo ese metal utilizado en los Estados Unidos.

Al finalizar la II Guerra Mundial, se llevó a cabo un plan de saneamiento de la zona que concluyó en 1970 con el cierre masivo de industrias dedicadas a ese sector. Sólo queda el equipo de futbol americano, los Acereros de Pittsburgh, como recuerdo de aquellas épocas. 
 
Harbin, la ciudad del hielo

 Este valle ubicado debajo de Siberia registra temperaturas de -20 °C durante 6 meses, lo que les permite jugar con la nieve, organizando todas las temporadas, desde hace 25 años, un concurso de esculturas de hielo, las cuales se exponen durante 2 meses. Posteriormente se determina a la ganadora. 
 
Cantón, ciudad de la cabra. Según datos de lubel.com, la localidad china recibió este alias porque una leyenda dice que cinco dioses descendieron sobre la misma en cinco cabras para darle a los pobladores algunos alimentos y prometieron liberarlos del hambre para siempre.

Fuente: De10.com.mx

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|16:55
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|16:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016