Moyano busca bloquear la investigación suiza

Hugo Moyano contraatacó ayer en Tribunales, donde hizo dos presentaciones judiciales en su defensa. Con una de ellas intenta neutralizar el exhorto de la justicia suiza, que pidió detalles sobre las causas en su contra en un caso de lavado de dinero, investigado en ese país. Por otro lado, reclamó que el Gobierno le coloque una custodia personal a la ex ministra de Salud Graciela Ocaña, que lo denunció en varias ocasiones.

Hugo Moyano contraatacó ayer en Tribunales, donde hizo dos presentaciones judiciales en su defensa. Con una de ellas intenta neutralizar el exhorto de la justicia suiza, que pidió detalles sobre las causas en su contra en un caso de lavado de dinero, investigado en ese país. Por otro lado, reclamó que el Gobierno le coloque una custodia personal a la ex ministra de Salud Graciela Ocaña, que lo denunció en varias ocasiones. Su intención es evitar que, en caso de que algo le ocurriera a Ocaña, lo acusaran a él de ser el responsable.

Además, por medio de su abogado, Daniel Llermanos, cuestionó la veracidad del exhorto de Suiza, que solicita datos sobre las causas en trámite en la Argentina en las que se los investiga a él y a su familia. Los suizos, ante una sospecha de blanqueo de dinero ilícito, bloquearon un depósito de una cuenta de la empresa de recolección de residuos Covelia y analizan si está vinculada con Moyano.

Las presentaciones judiciales pretenden dejarlo mejor parado ante la Justicia, en medio de su creciente demanda al Gobierno para poder colocar candidatos propios en las listas de las elecciones de octubre, incluso el compañero de fórmula de la Presidenta.

El abogado del jefe cegetista se negó a mostrar a los medios el contenido de los escritos que aseguró haber entregado en Tribunales.

Con respecto a Ocaña, Llermanos expresó que la ex ministra había denunciado que había sido víctima de amenazas, por lo que pidió a la Cámara del Crimen que disponga que la cuiden. "Es para evitar que si sucede algo se culpe a mi cliente", dijo el abogado a La Nacion.

Pero la ex ministra, por un lado, se mostró preocupada por el tenor de lo que dijo el abogado de Moyano y, por otro, indicó: "No quiero tener custodia. Prefiero que la policía éste en la calle custodiando a toda la ciudadanía y no a dirigentes" (Ver aparte).

"Tengo miedo, me siento amenazada. Hago responsables a Moyano y al Gobierno si me pasa algo", había dicho Ocaña, luego de que el líder sindical la involucró en una conspiración en su contra. En cambio Moyano viene sosteniendo que Ocaña es una "señora mitómana que se la pasa recorriendo los canales de televisión para realizar denuncias de las que nunca se probó nada".

Además, en el escrito de ayer -según comentó Llermanos- también solicitó que se aporte una supuesta grabación de amenazas realizadas por Moyano a Ocaña. Según el abogado, Ocaña habría dicho eso en una entrevista radial en un programa de Andrés Klipphan y Bautista "Beto" Casella. Por eso pidió citarlos.

Pero Ocaña remarcó ayer que ella no tiene conocimiento de que exista esa grabación y que nunca dijo lo que le atribuye Llermanos.

Mientras el abogado salía de la Cámara del Crimen y se dirigía a Comodoro Py 2002, en Retiro, donde tiene su juzgado Norberto Oyarbide que tramita el exhorto, Ocaña salía del edificio.

La ex funcionaria se había presentado en el juzgado de Claudio Bonadio para ratificar una ampliación de denuncia contra Moyano por las propiedades que se le atribuyen al líder de la CGT. Se trata de la firma Deceit S.A., que, según denunció la ex ministra, habría adquirido en 2010 un inmueble por US$ 2.000.000. Sostuvo que Deceit, ubicada sobre Venezuela 1823/1825/1827, es una de las empresas vinculadas a Moyano.

Ante Oyarbide, Llermanos se presentó para pedir que se investigara si existió una estafa procesal en el contenido del exhorto suizo que pidió datos sobre las causas en trámite en su contra. En ese caso, la justicia suiza bloqueó una operación financiera sospechosa por US$ 1.800.000 de una cuenta de la empresa Covelia, dedicada a la recolección de residuos, a la que se vincula con Moyano.

Llermanos pidió que se investigara "si es real lo que llegó", de Suiza en referencia al contenido del exhorto o si fue alterado durante la traducción, según dijo. Indicó que la embajada suiza en la Argentina y el procurador de ese país aseguraron que no se investiga a Moyano, aunque se lo menciona una docena de veces en el pedido de colaboración.

Además ensayó una explicación para fundar su pedido de investigación: "La hipótesis que manejamos es que Clarín y Perfil prepararon el terreno publicando artículos vinculando a Moyano con Covelia. Faltaba que alguien dijera que Covelia manejaba plata negra. Clarín mencionó a Carla del Ponte, la ex embajadora suiza y ex procuradora, a quien le llega esta información a través del abogado de [Héctor] Magnetto [CEO de Clarín]. Han engañado a la justicia argentina y a la justicia suiza", dijo.

Y pidió que se precise en qué fuentes periodísticas se basó el exhorto internacional que busca los datos sobre el líder de la CGT.

Y expresó que "en el juzgado de Oyarbide la firma Covelia presentó todas las declaraciones juradas, poniendo los balances a disposición del juez y demostrando que (el depósito en Suiza) nunca pudo ser plata del lavado de dinero".
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 15:14
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 15:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial