¿Cómo se fabrica un "best seller"?

El periodista Sergio Vila-Sanjuan bucea en los secretos del libro superventas en su nueva publicación, "Código Best Seller", editado por Temas de hoy, un repaso por las historias de las obras más exitosas, desde la Edad Media a la actualidad, pasando por la novela romántica y gótica.

Así, Vila-Sanjuan enumera algunas de las claves de estas obras populares, analizando y comentado, asimismo, setenta libros de sendos autores superventas de los siglos XIX, XX y XXI. De la visión empresarial de Alejandro Dumas y su manufactura de folletines a la novela negra del sueco Stieg Larsson, de la maestría de Charles Dickens al realismo mágico de Isabel Allende.

"En la primera parte, escribo una breve historia de los superventas; en la segunda, analizo setenta libros para hacer un canon. ¿Qué características encontramos en los 'best sellers'? Un tema universal, capacidad imaginativa, narratividad, lenguaje claro, personajes bien definidos, malvados interesantes... Suelen manejar un tono positivo, los best sellers no son nihilistas. Un personaje al que todo le va mal es un poco antitético", subraya el autor en un desayuno de prensa.

Según explica, "no todos los 'best sellers' son malos libros", pese a su pobre aceptación entre los estudiosos de la literatura, que observan las obras populares bajo el prisma del academicismo, sin prestar la debida atención, en ocasiones, a las publicaciones más exitosas del planeta.

Los best seller buenos

Entre los 'best sellers' de calidad, Vila-Sanjuan cita las novelas de Ernest Hemingway, con su fábula 'El viejo y el mar' (1952) en el ojo del huracán; los libros de Gabriel García Márquez, con 'Cien años de soledad' (1967) como principal exponente; o la corriente de superventas de los años ochenta, con la obra 'El nombre de la rosa', de Umberto Eco, como gran baluarte.

Cuestionado por los superventas actuales, el autor reconoce la baja calidad de algunas propuestas, como las novelas "simplonas" de Dan Brown, aunque destaca la capacidad del fallecido Stieg Larsson para atrapar a los lectores gracias a su buen lenguaje periodístico.

"Pasaba lo mismo en el XIX. Entonces estaba Charles Dickens y el francés Eugène Sue. Dickens era muy bueno y el otro muy tosco. Ahora mismo tenemos a Dan Brown, que es muy simplón, y luego tenemos a Larsson, que tiene interés literario. Cuando a Brown le preguntan por su éxito, él dice que a la gente le gustan las conspiraciones. Harry Potter, por ejemplo, es de mayor calidad", explica.

Asimismo, el periodista asegura que la aparición de los grandes 'best sellers' tienen un carácter "genuino", que a menudo aparecen a contracorriente, marcan tendencia, y luego son imitados hasta la saciedad por toda un ejército de escritores en busca del éxito comercial.

En este sentido, el filósofo José Antonio Marina, que firma el prólogo del libro, explica que éxitos como 'El Gatopardo' (1954-1957) fueron rechazados en un primer momento.

"Lampedusa escribió 'El Gatopardo' y murió creyendo que jamás se publicaría", subrayó. "Al fnal, tienen que ser libros de acción. Dice Vargas Llosa que se ha producido una ruptura en la literatura, que los grandes autores tienen que ser aburridos y los malos son los divertidos. Y no. El cerebro humano está preparado para que le cuenten historias. Nos encanta escuchar historias de los demás y las vidas de los demás. Somos cotillas. Los 'best sellers' van por este camino", concluye.

Fuente: Europa Press

En Imágenes