Argentina y Uruguay vuelven a La Haya

Representantes de los dos países volverán a verse las caras el martes próximo donde se dirime el conflicto desatado por la instalación de la papelera Botnia en Fray Bentos.

Ese día, la Argentina presentará ante el máximo órgano judicial de las Naciones Unidas pruebas sobre presuntas violaciones al Tratado del Río Uruguay, entre las que incluirá supuestas decisiones unilaterales del gobierno oriental pese a que la Corte conminó a ambos países a cumplir "de buena fe los procedimientos de consulta y cooperación previstos en el Estatuto de 1975".

Los actos que el Gobierno argentino expondrá ante la Corte como violaciones son, en primer y segundo lugar, la autorización por parte de Uruguay de los proyectos a cargo de ENCE y Botnia, respectivamente.

La tercera presunta violación fue autorizar unilateralmente la construcción de un puerto para la operatoria de Botnia y la cuarta, la autorización para la construcción y operatoria de instalaciones conexas.

La quinta se produjo, según el Gobierno argentino, al autorizar unilateralmente a Botnia para extraer volúmenes importantes de agua del río Uruguay para operaciones de esa planta.

Como sexta violación se entiende la autorización de instalaciones conexas a Botnia como la terminal portuaria de Ontur en Nueva Palmira, mientras que la séptima es el dragado que se realizó en esa terminal portuaria.

La octava es la autorización unilateral al tendido de una cañería de efluentes subacuático de Botnia, que implica incluso una restricción a la navegación, y la novena violación sería la puesta en funcionamiento de Ontur.

La Argentina presentará finalmente como décima violación la autorización para que Botnia entrara en operaciones el 8 de noviembre del año pasado, según documentación consignada por El Argentino de Gualeguaychú.

La instancia judicial se abrió con la denuncia introducida por la Argentina contra Uruguay, por haber autorizado que la papelera de capitales finlandeses funcionara a orillas del río compartido, en lo que Buenos Aires presentó como una violación al Tratado del Río Uruguay.

La Corte Internacional dictaminó que el 29 de enero próximo la Argentina deberá presentar la documentación escrita que pruebe la presunta violación de ese documento y estableció que a partir de esa fecha y por un período de seis meses "Uruguay tiene tiempo para presentar su argumentación" en defensa de Botnia.

Se trata de las etapas procesales conocidas como "réplica" y "duplica", últimas instancias de la fase escrita que establece La Haya en su procedimiento legal para estos casos de disputas entre naciones.

El Gobierno argentino demandó a Uruguay el 4 de mayo de 2006 por entender que, al autorizar a Botnia a trabajar en sus tierras pero a orillas del río que ambos países comparten, violó el Estatuo del Río Uruguay.

El Estatuto fue firmado por ambas naciones el 26 de febrero de 1975 "con el fin de establecer los mecanismos comunes necesarios para el óptimo y racional aprovechamiento" de esas aguas.
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 13:47
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 13:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial