Primer partido mundial de básquet para ciegos

Integrar a las personas con capacidades diferentes y fortalecer sus vínculos sociales es uno de los objetivos básicos que fomenta el deporte. Esta previsto que este viernes desde las 18 en la cancha adaptada especialmente en el anfiteatro municipal de Tanti, en Córdoba, se dispute el primer partido en el mundo de basquetbol para ciegos y disminuidos visuales. La primera cancha será inaugurada mañana miércoles

Integrar a las personas con capacidades diferentes y fortalecer sus vínculos sociales es uno de los objetivos básicos que fomenta el deporte. Esta previsto que este viernes desde las 18 en la cancha adaptada especialmente en el anfiteatro municipal de Tanti, en Córdoba, se dispute el primer partido en el mundo de basquetbol para ciegos y disminuidos visuales.

Este inédito evento integra la segunda edición del Campamento Nacional de Enseñanza destinado a esta especialidad deportiva que se desarrollará entre hoy y el sábado, y forma parte de los festejos por el 163 aniversario de esta localidad ubicada a 50 kilómetros de la capital provincial. Del mismo participarán más de 60 jugadores procedentes de Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríios, Tucumán, Santa Fe, Jujuy, Ríio Negro, Chubut, Santa Cruz, Neuquén y Capital Federal.

La primera cancha para jugadores no videntes será inaugurada oficialmente en la tarde del miércoles, pero las actividades principales se llevarán a cabo el viernes. Lanzamientos al cesto en dribbling, un partido entre ciegos y personas sin problemas de visión que tendrán sus ojos vendados, y el primer partido entre no videntes conforman el atractivo programa. Comprometieron su asistencia el vicegobernador de Córdoba y exjugador de Atenas, Héctor "Pichi" Campana, su excompañero Marcelo Milanesio, entrenadores de distintas disciplinas deportivas y dirigentes de la Confederación Argentina de basquetbol.

Cada equipo estará integrado por cuatro jugadores y un guía vidente cuya función será la de ordenar a sus compañeros y reponer la pelota, pero tendrá expresamente prohibido los lanzamientos, encestar y marcar al guía contrario. La cancha, cuyas medidas son 15 por 10 metros (menor a los 28 por 15 metros de las convencionales exigidas por la Federación Internacional de basquetbol), contará con líneas demarcatorias en relieve y referencias perceptibles (al centro, y a 45, 90 y 180 grados del aro) a través del tacto y de los pies de los no videntes para facilitar sus lanzamientos y la dinámica del juego. Su perímetro estará delimitado con una cuerda elástica para marcar los límites del campo, se utilizará un tablero (ubicado a 2,60 metros del piso) y una pelota de goma sonoros, y la zona pintada (mide 4 por 2 metros) también estará con relieves.

El impulsor de esta novedosa disciplina es Ricardo Jesús Molinari, de 58 años, exfutbolista en Provincial de Pergamino y exbasquetbolista en Argentino y Comunicaciones de Pergamino y la selección de Mar del Plata. Su primer contacto con este juego se produjo a mediados de 2002, cuando les enseñó los movimientos básicos a niños ciegos de la Escuela Especial Nro 503 de su ciudad natal. Al tiempo logró que el club Sirio Libanés le ceda sus instalaciones para el desarrollo de la actividad, donde implementó el ambicioso y fértil programa "Basquet para ciegos" que ansia sea reconocido como un deporte adaptado. En octubre de 2009 patentó el aro sonoro de basquet y en noviembre de 2010 inscribió el reglamento en la Dirección Nacional del Derecho de Autor.

"No se puede disfrutar lo que no se conoce ni elegir lo que no se disfruta", es su frase de cabecera. "Maní" Molinari aspira a que esta disciplina sea incorporada en los Juegos Paralímpicos de Brasil 2016. Su perfil solidario lo empujó a creer que con trabajo y un poco de imaginación hasta las utopías son posibles.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 19:39
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 19:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial