Deportes

Separan a tres policías por la muerte del hincha y piden que investigue Gendarmería

Los policías fueron pasados a disponibilidad preventiva a raíz de su participación en el cacheo que derivó en la muerte del hincha de San Lorenzo, y la Justicia separó a la Policía Federal de la instrucción y pidió la colaboración de Gendarmería.

Tres policías de la comisaría 44a.fueron pasados a disponibilidad preventiva a raíz de su participación en el cacheo que derivó en la muerte del hincha de San Lorenzo Ramón Aramayo, y la Justicia separó a la Policía Federal de la instrucción y pidió la colaboración de Gendarmería.

En tanto, fuentes policiales confirmaron a Télam que esta mañana aún quedaban 6 personas detenidas en la comisaría 44a. como consecuencia de los incidentes que provocaron los hinchas de Velez y de San Lorenzo en la previa al inicio del partido, mientras que un policía aún permanece internado en lesiones en el rostro en el Hospital Churruca.

Fuentes judiciales explicaron que el fiscal de instrucción Patricio Lugones, a cargo de la causa por la muerte de Aramayo, quiere determinar si el hombre murió golpeado por los policías tal como lo denunciaron los familiares, o si bien falleció de un paro cariorespiratorios tras un forcejeo en un cacheo de ingreso al estadio.

Dos altas fuentes de la policía federal y una del Ministerio de Seguridad confirmaron a Télam que los policías pasados a disponibilidad son "en principio" tres, todos de la comisaría 44a.que participaban de los cacheos en el ingreso del sector visitante.

Pero no descartaron que en transcurso de las horas sean más los policías que dejen su cargo preventivamente.

Se trata de los policías que retuvieron a Aramayo cuando se resistió a ser cacheado a 300 metros del ingreso a la cancha de Vélez.

Fuentes del Ministerio de Seguridad contaron que todo comenzó en el cacheo ubicado sobre la calle Barragán al 200, cuando Aramayo se negó a ser "cacheado" por la policía y pasó por la fuerza un primer control.

Antes de llegar al segundo, fue detenido por varios policías con los que forcejeó y cayó al piso, donde fue esposado por la fuerza.

Aramayo, según las fuentes, fue apartado de la cola de los hinchas y quedó apoyado con custodia policial contra la persiana metálica azul de un galpón, hasta que los efectivos le retiraron las esposas.

Pero en ese momento, de acuerdo a los voceros del ministerio consultados, Aramayo se decompuso y se pidió colaboración a médicos del SAME que, al llegar, determinaron que ya estaba fallecido.

Las fuentes explicaron que el hombre presentaba algunas lesiones menores en el rostro, en los codos y en las rodillas, presuntamente producidas en el momento del forcejeo con los policías que lo retuvieron.

Sin embargo, la familia de la víctima denunció que Aramayo fue asesinado por la policía a golpes.

Por eso, los investigadores esperaban para este mediodía el resultado de la autopsia que determinará las causas de la muerte y si la víctima sufrió golpes.

Mientras tanto, el fiscal de instrucción Patricio Lugones ordenó apartar preventivamente a la Policía Federal de la investigación del hecho y pidió la colaboración a Gendarmería Nacional para que realice los peritajes.

Ayer, la ministra de Seguridad Nilda Garré había ofrecido a la Justicia que sea Gendarmería quien trabaje en la instrucción del caso, lo cual fue aceptado por el fiscal Lugones.

El fiscal buscaba esta mañana en edificios de la zona si existen cámaras de seguridad que pudieran haber registrado el momento en que se descompuso Aramayo.

Si bien existen videos caseros sobre las corridas, los pesquisas quieren saber si alguna cámara de seguridad captó el momento en que murió el hombre.

En tanto, la Justicia investiga otro incidente ocurrido casi en simultáneo entre hinchas de Vélez que pretendían agredir a simpatizantes de San Lorenzo, con la policía.

Los hechos ocurrieron en el cruce de la avenida Juan B.Justo y la calle Gallardo, a unos 200 metros del lugar donde se produjo la muerte de Aramayo.

Allí, según la policía, los hinchas de Vélez atacaron a la policía a cascotazos y botellas de vidrio y se produjeron corridas.

La policía explicó que, como consecuencia de los enfrentamientos, 25 policías sufrieron lesiones contusocortantes en el cráneo y en distintas partes del cuerpo y debieron ser atendidos en el Hospital Churruca.

Uno de esos policías aún continúa internado en ese centro médico, con una herida grave en el rostro.

En tanto, también los hinchas provocaron heridas a efectivos de la Policía Montada y a sus respectivos caballos, cinco de los cuales sufrieron lesiones cortantes.

En esos enfrentamientos, la policía logró la detención de nueve personas, entre ellas un menor de edad, que fueron alojadas en la comisaría 44a.

Esta mañana, fuentes policiales confirmaron a Télam que aún permanecían detenidas seis personas, ya que las otras tres fueron liberadas.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 21:29
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 21:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'