Victoria de un atleta argentino en Las Malvinas

Con sus 40 años recién cumplidos y a dos de cumplir sus bodas de plata en el atletismo, el marplatense Manuel Méndez cumplió exitosamente su mayor desafío: se adjudicó la 5ª edición de la Standard Chartered Stanley Marathon 2011, denominado el Maratón de las islas Malvinas."Fue una experiencia tremenda y me siento muy feliz. Aun me tiembla el alma, el corazón. Abrazos desde lejos", comentó con profunda emoción

El mejor regalo de su vida, no caben dudas. Con sus 40 años recién cumplidos y a dos de cumplir sus bodas de plata en el atletismo, el marplatense Manuel Méndez cumplió exitosamente su mayor desafío: se adjudicó la 5ª edición de la Standard Chartered Stanley Marathon 2011, denominado el Maratón de las islas Malvinas.

"Fue una experiencia tremenda y me siento muy feliz. Aun me tiembla el alma, el corazón. Abrazos desde lejos", comentó con profunda emoción en su cuenta de facebook, apenas minutos después de alcanzar la meta y recibir el premio de manos de Nigel Robert Haywood, el Gobernador británico de las islas Malvinas. Esta competencia, fiscalizada por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y la Asociación Internacional de Maratones y Carreras de Distancia (AIMS), está considerada como la más austral y la de los gradientes térmicos más adversos del mundo.

Méndez empleó un tiempo de 3h03m13s para completar el recorrido de 42.195 metros. El podio lo completaron el británico Hugh Marsden (ganador de las dos primeras ediciones) y el nepalés Nirmal Rana, quienes tuvieron sendos registros de 3h15m27s y 3h16m17s, respectivamente. En la categoría damas el triunfo fue para la isleña Kate Burston con 4h01m59s mientras que la alemana Katrin Ludynia con 5h08m27s ocupó el segundo puesto y la británica Ros Check fue tercera con 5h13m12s. El record le pertenece a otro británico, Steven Frear, que marcó 2h43m05s en 2010.

Contador público y padre de un hijo, el experimentado atleta marplatense cuenta en su currícula con otros logros deportivos. Fue campeón juvenil en los 1.500 metros pista, obtuvo dos títulos en el Maratón de Mar del Plata, otra victoria en el Ultramaratón de la ciudad en los 100 kilómetros, y además participó en los Juegos Mundiales Universitarios en Palma de Mallorca y en el Spartathlon de 246 kilómetros (una exigente prueba cuyo tiempo límite es de 36 horas) que a través de la península helénica une a Atenas y Esparta. Para el Maratón de las islas Malvinas se preparó a conciencia y cumplió con un riguroso entrenamiento diario que le diagramó el preparador físico y nutricionista Fabián Campanini, un amigo y atleta de elite radicado en España.

Otros tres atletas argentinos completaron la prueba. Federico Gargiulo, oriundo de Ushuaia, empleó 3h35m; el platense Leandro Hidalgo lo hizo en 3h49m51s y el porteño Marcelo de Bernardis en 5h05m54s. Vale mencionar que Hidalgo participó a pesar de tener un síndrome gripal y en su recorrido fue acompañado en bicicleta por su esposa Jorgelina Mangano y su pequeño hijo Martín, de 4 años. Por su parte, en su cuarto viaje al archipiélago, De Bernardis (obtuvo el tercer puesto en 2008 y 2009) sufrió una lesión en el tendón de Aquiles al promediar los 21 kilómetros.

Junto a Méndez, todos realizarán durante esta semana travesías a pie a las cimas de los montes que circundan Puerto Argentino y a modo de homenaje dejarán ofrendas en el Cementerio de Darwin, donde reposan los restos de los 649 combatientes argentinos fallecidos en 1982.

Este Maratón es organizado por el Standard Chartered Bank, que también es sponsor de los maratones de Nairobi, Hong Kong, Singapur y Mumbai. Por las adversas condiciones climáticas (fortísimas ráfagas de viento que soplan desde el sudoeste), el circuito que se caracteriza por sus constantes ondulaciones está medido en millas marcadas con las cajas de municiones.

La largada comienza desde la explanada del estacionamiento de la sede bancaria y tras dar un giro completo se bordea la avenida costera Ross Road, un par de calles laterales y en diagonal se inicia una trepada continua por la ruta hasta el Aeródromo de Puerto Argentino. Luego, en descenso hasta Sapper Hill (el límite de los 21 kilómetros y un lugar simbólico porque allí fue el último lugar donde se combatió en el conflicto bélico de 1982) y con un giro de 180 grados se retoma el recorrido hasta llegar al punto de partida.

Manuel Méndez se entrenó duramente y puso todo su esfuerzo en pos de este gran sueño. El martes, en su cuenta de facebook, dejó sentadas sus sensaciones. "Pasaron los dolores en el tendón de Aquiles, que a punto estuvieron de torcer mi voluntad. El año pasado era un sueño borroso. Hoy es realidad, bien concreta. Hay esperanza, motivación, ansiedad, estímulo. Hay ganas, hay entrenamiento, hay convicción. Va a ser la carrera más importante que haya corrido. Dios me va a ayudar para que además tenga un buen desempeño", anunció.

"Aun me tiemblan las manos", escribió hace unas horas en un breve mensaje enviado por su correo electrónico a Clarin. Su emoción es absolutamente legítima, porque con su victoria ya hizo historia y escribió otra página de gloria para el atletismo nacional.
Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 01:17
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 01:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes