Cristina pone límite a los gremios en listas de octubre

En la creciente fricción entre el Gobierno y el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, hay una variable política que genera resentimientos y desconfianzas entre un sector y otro: el sindicalismo peronista pretende avanzar como pocas veces en los últimos años sobre el armado de las listas electorales del oficialismo.“Nos van a tener que dar el 33 % de las candidaturas; vamos a meter quince diputados y dos senadores”.CFK y Scioli resistirán el avances moyanista

En la creciente fricción entre el Gobierno y el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, hay una variable política que genera resentimientos y desconfianzas entre un sector y otro: el sindicalismo peronista pretende avanzar como pocas veces en los últimos años sobre el armado de las listas electorales del oficialismo. Moyano lo explicitó así a mitad de la semana pasada, en una reunión con delegados regionales de su gremio: “Vamos a meter quince diputados y dos senadores".

A otros interlocutores -algunos de los intendentes más poderosos del conurbano bonaerense-, el camionero les habla directamente de un porcentaje: “Nos van a tener que dar el 33 % de las candidaturas”.

Tanto Cristina Kirchner como el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, no sólo resistirán el avance de Moyano sobre las candidaturas del Frente para la Victoria, sino que ordenarán a sus operadores que recorten lo más posible el poder del camionero.

Esa puja se profundizará en las próximas semanas.

“Los trabajadores sindicalistas queremos llegar al poder” , insistió Moyano el viernes, durante la conferencia de prensa en la que anunció que desistía de la huelga del transporte que había organizado en defensa propia. Durante la semana, había dejado trascender que pretende que un dirigente de su confianza acompañe a Cristina Kirchner en la fórmula presidencial de la reelección: desde la CGT se postuló a su abogado, Héctor Recalde. La misma presión camionero se percibe en La Plata. Scioli, igual que Cristina, también siente que el camioner o lo acecha para ponerle a un vice que provenga del movimiento obrero: Moyano opera para que Omar Plaini, secretario general del sindicato de los canillitas, sea el compañero de fórmula del mandataria bonaerense. Ni a la Presidenta ni el Gobernador les agrada que el jefe de la CGT les envíe mensajes de ese estilo. Ambos son, en esta interna contra el camionero, aliados tácticos.

El viernes, pocos minutos después de que terminara la conferencia de prensa en la que Moyano volvió a explicitar que quiere ir “por el poder”, Cristina Kirchner encabezó un acto en la cancha de Independiente junto a Scioli. La Presidenta intentó demostrar que la relación con el gobernador de Buenos Aires pasa por un buen momento. En cinco ocasiones lo llamó “Daniel”, a secas, una de las cuales aprovechó para contar una anécdota sugestiva: “Recién hablábamos en voz baja con Daniel de los que nos quieren dividir o de los que quieren poner palos en la rueda. A todos ellos, que no son muchos, pero son muy poderosos, les digo que no cuenten conmigo, yo no vine a dividir, yo no vine a separar, yo no vine a combatir a nadie”. Ayer, en declaraciones radiales, Scioli devolvió gentilezas: dijo estar “orgulloso” de Cristina porque “honra la memoria y la vida de Eva Perón”.

Según fuentes del PJ, Scioli y Cristina hablaron sobre el avance de Moyano, durante el viaje que ambos hicieron a Chubut para cerrar la campaña del candidato K Carlos Eliceche. Scioli le habría transmitido a la Presidenta el mensaje que recibe de los intendentes del conurbano que resisten el mando de Moyano, presidente del PJ bonaerense : “Hay que ponerle freno porque viene por todo”.

Moyano cree que su poderío sindical terminará por quebrar la resistencia de los jefes comunales. El camionero deja trascender que su estructura política será esencial no sólo para las elecciones generales, sino también para las hipotéticas internas que deberían, según la ley, celebrarse en agosto. A pesar de que lo estipula la legislación, el Gobierno no confirmó aun si efectivamente habrá primarias abiertas y obligatorias. Mientras tanto, la CGT sigue preparando un acto multitudinario para 1 de mayo, Día del Trabajador: sueñan con llenar la 9 de Julio para demostrar su fuerza de convocatoria. ¿Se hará efectivamente ese acto? ¿Tendrá a la Presidenta como oradora? Cristina, Scioli y Moyano se desconfían más que nunca.


Paso a paso
Presión. El secretario general de la CGt, Hugo Moyano, dejó trascender la semana pasada que quiere avanzar sobre el armado de las listas de candidaturas del oficialismo.

Números. Según le dijo a delegados regionales de su gremio, quiere “meter 15 diputados y 2 senadores”. A otros interlocutores del PJ les habló de un porcentaje: “Nos van a tener que dar el 33 por ciento de los lugares de las listas”.

Textual. “Queremos llegar al poder”, explicitó Moyano el viernes.

Reacción. Tanto la presidenta Cristina Kirchner como el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, no solo resistirán la presión de Moyano sino que la Casa Rosada ordenará que se le recorte el poder del camionero.

(fuente: www.clarin.com)
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 09:41
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 09:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'