Esta noche podremos "alcanzar la luna con las manos"

La noche de este sábado 19, la luna pasará a solamente 221.567 millas de la Tierra, (en kilómetros 356.577, 522 km) el evento que en términos científicos, se conoce como "perigeo", y que los poetas evocan como "luna azul"

Este próximo sábado 19 de marzo se producirá el evento conocido como “el perigeo lunar” en donde la Luna pasará a sólo 221.567 millas de distancia de nuestro planeta, (metros más o metros menos, algo asi como 356.575 kilómetros).  La órbita de la Luna alrededor de la Tierra es ligeramente elíptica y sus dos extremos se llaman apogeo y perigeo, cuando el satélite está más lejos y más cerca de nuestro planeta, respectivamente. 

Este fenómeno se da porque la órbita de la Luna no es circular, y esto hace que su distancia de nuestro planeta no sea siempre la misma. Esta vez será lo más próximo de lo que ha estado en casi 20 años.

Siempre se ha hablado de que cada vez que sucede este acercamiento lunar a la Tierra ocurren alteraciones de los patrones del clima, según el astrólogo estadounidense Richard Nolle, los “Supermoon” provocan el caos en nuestro planeta: grandes tormentas, terremotos, erupciones volcánicas y otros desastres naturales.


Quienes defienden esta idea dicen que los “supermoon”  de 1955, 1974 y 1992 estuvieron acompañados de fenómenos meteorológicos extremos. Todos los años hay fenómenos meteorológicos extremos en alguna parte del mundo y, además, los supermoon” de esos años no han sido los únicos. Gracias a la herramienta de John Walker, cualquiera puede comprobar que los acercamientos lunares a menos de 221.829 millas son bastante habituales.

El encuentro se producirá a las 19.00 GMT del sábado, cuando la Tierra y su satélite estén exactamente a 356.575 kilómetros. Sólo 50 minutos más tarde la Luna entrará en fase de llena amplificando el efecto de aproximación.

La «superluna» suele asociarse erróneamente con catástrofes naturales, de manera que en internet circulan ya rocambolescas teorías sobre su influencia en el terremoto que sacudió Japón hace una semana.

Ante la avalancha de dudas sobre el espectáculo lunar de mañana, astrónomos de todo el mundo se esfuerzan por aclarar que la posición del satélite en su perigeo no tiene nada que ver con el seísmo, ni tendrá más consecuencias que eventuales enamoramientos, fotografías inigualables y edulcoradas poesías.

Si bien es cierto que este fenómeno traerá grandes mareas, éstas no representan una amenaza, según los astrónomos. La última vez que se observó una estampa similar fue en marzo de 1993, por lo que recomiendan no perderse un espectáculo único que ofrecerá vistas más o menos impresionantes dependiendo de las condiciones locales.

La NASA ha habilitado una página web desde de la que se podrá seguir el fenómeno con explicaciones de algunos de sus científicos.

Si bien mañana se podrá disfrutar de la luna más grande en casi dos décadas, el próximo 11 de octubre se podrá observar el efecto contrario. El satélite estará en su apogeo, su punto más lejano, y aparecerá un 12,3 por ciento más pequeña.

Y más cerca, o más lejos, siempre será "luna azul"

http://www.youtube.com/watch?v=NuCZDanw3aE

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 18:18
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 18:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial