La OTAN se prepara para intervenir en Libia

El presidente estadounidense Barack Obama llamó a los líderes de Francia y Gran Bretaña, Nicolás Sarkozy y David Cameron,  para coordinar estrechamente los próximos pasos y seguir trabajando con los socios internacionales en torno la estrategia en Libia, informó la Casa Blanca. "Los líderes acordaron que Libia debe cumplir de inmediato todos los términos de la resolución y que la violencia contra la población debe cesar", 

El presidente estadounidense Barack Obama llamó a los líderes de Francia y Gran Bretaña, Nicolás Sarkozy y David Cameron, respectivamente, para coordinar la estrategia en Libia, informó la Casa Blanca.

"Los líderes acordaron que Libia debe cumplir de inmediato todos los términos de la resolución y que la violencia contra la población debe cesar", expresó la Casa Blanca en un comunicado.

Asimismo, resolvieron "coordinar estrechamente los próximos pasos y seguir trabajando con los socios internacionales árabes y otros para asegurar la aplicación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra Libia".

El secretario general de la ONU calificó a la decisión como "histórica" e indicó que "trabajará de cerca con los estados miembros y las organizaciones regionales para coordinar una respuesta a tiempo, efectiva y común". Y concluyó: "Adoptando esta resolución, el Consejo de Seguridad da gran importancia al llamamiento de la Liga Árabe para tomar acción".

La UE saludó la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU de recurrir al uso de la fuerza para impedir al coronel libio Muammar Kadafi retomar el control del país y se mostró dispuesta a colaborar para hacerla "aplicar", según un comunicado conjunto del presidente de la UE, Herman Van Rompuy, y su jefa de la diplomacia, Catherine Ashton. "La UE está dispuesta a hacer aplicar esta resolución dentro de su mandato y sus competencias", agregó el comunicado, señalando que los países europeos se reunirán la próxima semana para "adoptar las medidas necesarias al respecto".

Van Rompuy y Ashton subrayaron además el "importante papel de la Liga Árabe y de los socios árabes", cuya cooperación es "esencial" para que la decisión de la ONU sea implementada sobre el terreno.

Se espera que las primeras acciones militares contra las fuerzas de Kadafi, que podrían producirse en las próximas horas, estén lideradas por Francia y Gran Bretaña, con el apoyo de algunos países árabes.

"Ya era hora de que el Consejo de Seguridad tomara una decisión. Me siento aliviado de que la comunidad internacional haya por fin actuado para impedir concretamente que Khadafi mate a su propia población", reaccionó por su parte el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek.

Los representantes de los 28 países miembros de la OTAN examinarán las consecuencias de la resolución, declaró un diplomático de la organización, que pidió el anonimato. "Toda decisión de la OTAN se fundamentará sobre las tres condiciones que recordó el jueves el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, es decir la necesidad de que la intervención sea justificada, la exigencia de un mandato jurídicamente claro y el apoyo de las organizaciones regionales implicadas", precisó la fuente.

Por diez votos a favor y cinco abstenciones, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el recurso a la fuerza y los ataques aéreos en Libia para evitar que Kadafi asfixie a la rebelión y retome el control del país. El Consejo votó favorablemente una resolución que permite "todas las medidas necesarias" para proteger áreas civiles y exige un cese el fuego. No obstante, no dice que sea la OTAN la encargada de llevar a cabo la operación militar, algo a lo que varios países se opusieron.
Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 01:38
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 01:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes