Deportes

Rugby: tiempo de definiciones en la URBA

Qué ocurrirá con los jugadores rentados del Pladar es el tema principal de debate entre la Unión bonaerense, la UAR y los rugbiers; "Que elijan recibir el dinero o jugar con sus clubes es la opción", dijo Campagnoli, presidente de la URBA.

Cuando resta un mes para el inicio del torneo de la URBA, las negociaciones entre la Unión Argentina de Rugby (UAR), la Unión de Rugby de Buenos Aires y los jugadores comienzan a acelerarse en relación a un tema espinoso: la posibilidad de que los jugadores rentados puedan participar o no del certamen más importante del país.

La temporada 2010 contó con jugadores del Plan de Alto Rendimiento (Pladar) en los clubes de Buenos Aires gracias a una cláusula especial que caducó el 31 de diciembre pasado. En ella se estipulaba que, excepcionalmente, los jugadores podían cobrar las becas, premios o viáticos que el Pladar provee, sin que ello les impidiera jugar con sus respectivos clubes en torneo de la URBA.

Sin embargo, debido a la renovación de autoridades en el organismo bonaerense -en diciembre pasado ganó la lista presidida por Carlos Campagnoli, ex presidente de Curupaytí-, la posibilidad de que esta situación se repita en este 2011 (el torneo comienza el 17 de abril) corre cierto riesgo por la impronta amateurista de la nueva conducción.

Desde la dirigencia de la URBA señalaron que están avanzadas las charlas para resolver este conflicto que afecta desde hace años al rugby de Buenos Aires. "Todavía no hay nada definido; que los jugadores elijan recibir el dinero o jugar con sus clubes es la principal opción, pero estamos en camino a resolverlo", señaló a canchallena.com Campagnoli.

El máximo dirigente hace referencia, en concreto, a que cada jugador decida sobre su propio futuro: si recibe una remuneración no podría actuar en su club de Buenos Aires -las Uniones del resto del país no presentan este problema-. Para seguir en el Pladar y poder actuar en la URBA, los rugbiers deben renunciar al aspecto económico (2300 pesos mensuales es lo que perciben como beca deportiva), convirtiéndose así en "invitados" al torneo bonaerense.

Con esta nueva figura, los dirigentes de Buenos Aires se deslindarían de la responsabilidad, y serían los jugadores (por estas semanas, en Sudáfrica, con la Vodacom Cup) los dueños de la decisión final.

Esta mañana, la URBA y la UAR mantuvieron otra reunión en la que intentaron hacer más fluido su trato, tras los cortocircuitos iniciales después de las elecciones. "Es muy alentador, estamos logrando una muy buena relación, hay mucho diálogo y coincidencia en muchos temas", agregó el máximo dirigente de la URBA.

Por su parte, Luis Castillo, presidente de la UAR, contó: "En el caso de los chicos de Buenos Aires que pertenecen al Pladar, nosotros, junto a la Secretaría de Deportes, seguiremos otorgando las becas. Si ellos [por los jugadores] optan por no recibirlas, como condición impuesta por la URBA para que puedan jugar en sus clubes, éstos no serán desafectados del Plan."

Fuente: canchallena
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 03:20
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 03:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'