Deportes

Phelan: "Es un momento duro para Christchurch"

El técnico de Los Pumas lamentó que la sede del seleccionado argentino de rugby haya sido descartada para el Mundial; "Habrá que ir de vuelta a Nueva Zelanda, a mirar otras instalaciones", agregó .

El técnico de la selección argentina de rugby, Santiago Phelan, cuyo equipo debía jugar dos partidos de la primera fase del Mundial de Nueva Zelanda-2011 en Christchurch, sede descartada hoy para la cita, señaló que es "un momento duro" para esa ciudad.

La ciudad de Christchurch, cuyo estadio fue dañado por el terremoto del 22 de febrero, no albergará ninguno de los siete partidos que estaban previstos allí, cinco de la primera fase, incluidos los duelos de la Argentina contra Inglaterra, el 10 de septiembre, y frente a Escocia, el 25 de septiembre, anunciaron hoy las autoridades neocelandesas.

"La verdad es que después del momento difícil que están pasando debido al terremoto, ahora la gente de Christchurch no va a tener la oportunidad de recibir siete partidos del Mundial. Es un momento duro para ellos", afirmó Phelan a AFP en Meudon, periferia de París, donde la selección argentina se concentró tres días para preparar el Mundial.

Phelan ya había viajado a Nueva Zelanda para elegir el hotel y el lugar de entrenamiento en Christchurch, donde el equipo iba a pasar la mayor parte de su estancia en el Mundial.

"Oficialmente nosotros todavía recibimos la noticia, pero en el caso de ese cambio de sede, habrá que ir de vuelta a Nueva Zelanda, a mirar todas las instalaciones. En Christchurch el sitio estaba muy bien, era muy lindo, muy cómodo. Estábamos en un hotel alejado del centro, cerca de la cancha de entrenamiento. El clima era muy bueno y la gente muy amable. Si no se puede jugar es una lástima y habrá que esperar la confirmación de dónde serán los partidos", añadió Phelan.

"Pensábamos estar en Christchurch los primeros diez días del Mundial para jugar con Inglaterra, después viajábamos a Invercargill (para jugar el 17 de septiembre contra Rumania) y después volvíamos a Christchurch a jugar con Escocia, por lo que eran dos semanas y media o tres semanas que íbamos a estar allí", explicó Phelan.

La Argentina integra el Grupo B, junto a Inglaterra, Rumania, Escocia y Georgia, con la que tiene que jugar el último partido del grupo el 2 de octubre en Palmerston North.

Phelan sabe que este cambio de sede echa por tierra todos los planes que habían hecho, pero asume con tranquilidad el trabajo extra de buscar de nuevo un nuevo lugar de concentración.

"La verdad es que hubiese sido mejor quedarnos en Christchurch donde ya tenemos todo organizado, pero es parte de mi trabajo llegar al Mundial y que no haya ningún imprevisto, que no nos sorprenda nada, tener todo bajo control. Por lo que si hay que viajar de nuevo, volveremos a hacerlo para que esté todo bien", afirmó.

"Nos íbamos a alojar en el hotel George e íbamos a entrenar a un colegio que estaba a unos 200 metros, que tenía muy buenas instalaciones", añadió.

Ahora, al equipo argentino le toca esperar la designación de la nueva sede para buscar alojamiento y lugar de entrenamientos.

"La verdad es que el lugar que elijan es indistinto. No sé cómo quedará el tema de las distancias entre partido y partido. Lo importante es que tenga las comodidades necesarias para que el equipo argentino se puede preparar bien", concluyó.

Martín Gaitán, uno de los asistentes de Santiago Phelan, también expresó su solidaridad con Christchurch, tras quedarse sin Mundial de rugby.

"Habrá que hacer otros viajes en busca de lugares de alojamiento y entrenamiento, pero más que nada lo siento por la gente de Christchurch. Es una lástima. No sólo tienen que aguantar el tema del terremoto, sino que ahora se quedan sin Mundial, es más una pena para ellos que lo que nos pueda afectar a nosotros", señaló.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|16:58
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|16:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes