Dirigente piquetera es nueva intendente en Valle Viejo

Natalia Soria se convirtió ayer en la primera dirigente del movimiento social piquetero en alcanzar por las urnas un cargo ejecutivo en el país, al imponerse por amplio margen a los candidatos del Frente Cívico y Social y del Frente para la Victoria en la intendencia de Valle Viejo. Soria es militante del Movimiento Evita, que lideran Emilio Pérsico y Fernando Navarro, y llega a la intendencia con apenas 36 años de edad y un fuerte apoyo social

Natalia Soria se convirtió ayer en la primera dirigente del movimiento social piquetero en alcanzar por las urnas un cargo ejecutivo en el país, al imponerse por amplio margen a los candidatos del Frente Cívico y Social y del Frente para la Victoria en la intendencia de Valle Viejo.

Soria es militante del Movimiento Evita, que lideran Emilio Pérsico y Fernando Navarro, y llega a la intendencia con apenas 36 años de edad y un fuerte apoyo social sustentado en los planes sociales que administra, provenientes de organismos públicos nacionales como los ministerios de Desarrollo Social,   y de Trabajo, el PAMI y la Anses.

Escrutado el 50 por ciento de las 48 mesas del departamento de Valle Viejo, la lista del Frente Chacarero Municipal de la militante social obtenía 2349 votos, superando en votos a las listas del FCyS (1855) y del FpV (1366), quienes ya habían admitido la derrota.

El resultado abre el interrogante sobre si este apoyo obedece al carisma de la dirigente y una retribución a su trabajo social en los sectores más humildes o si es un emergente del clientelismo generado a través de la distribución de planes y beneficios con fondos públicos.

El fenómeno tomó por sorpresa a las dos principales fuerzas políticas de la provincia, que recién se percataron del avance de la dirigente social en los últimos diez días, cuando su nombre comenzó a aparecer en las encuestas.

Según fuentes del FCyS y del FpV, Soria maneja cerca de cinco mil planes sociales a los que deberían sumarse los fondos que recibe de manera directa del Movimiento Evita, los cuales, aseguran en esas fuerzas, no cuentan con control ni rendición de cuenta alguna.

En una nota publicada el viernes pasado en La Nacion, la dirigente evitó precisar la cantidad de beneficios "gestionados". "Esas cifras pertenecen a la organización", aseguró.

Por lo pronto, con su triunfo de ayer, la "Milagro Sala catamarqueña", como bautizaron a Soria en esta capital, se impuso a la estructura del FCyS de Valle Viejo, dominada por Gustavo Jalile, un típico caudillo local que, impedido de buscar su re-reelección, ungió a su hijo Jair como candidato.

Además de dirigente del Movimiento Evita, Soria ocupa un cargo público -es coordinadora local de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte- y se desempeñó como empleada en los ministerios del Interior y de Trabajo de la Nación y como secretaria de Fernando Navarro en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.
Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 19:33
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 19:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'