Emergencia nuclear en otra planta atómica de Japón

Después del terremoto y un tsunami devastador, Japón redobla el estado de alerta por la amenaza nuclear. Las autoridades declararon la emergencia nuclear para otra planta atómica, en Onagawa, debido al elevado nivel de radiactividad. Kaieda manifestó que "existe una gran posibilidad de que algunas áreas de la compañía energética Tepco se encuentren en una situación en la cual habrá una fuerte escasez de provisión" eléctrica.

Después del terremoto y un tsunami devastador, Japón redobla el estado de alerta por la amenaza nuclear. Las autoridades declararon la emergencia nuclear para otra planta atómica, en Onagawa, debido al elevado nivel de radiactividad.

Así lo comunicó hoy el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Japón informó que la operadora de la central nuclear de Onagawa, Tohoku Electric Power Company, fijó el nivel de alerta en uno, el más bajo de la escala, tras el devastador terremoto del viernes.

En tanto, después de hablar de “la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial”, el primer ministro Naoto Kan precisó que la planta nuclear de Fukushima "continúa en estado de alarma".

Además, el gobierno japonés anunció que regulará la distribución de energía eléctrica con cortes programados desde mañana y hasta fines de abril, situación que afectará a varias regiones, incluida la capital.

El anuncio fue hecho por el ministro de Economía e Industria, Banri Kaieda, a raíz de los daños que sufrieron las plantas nucleares.

Kaieda manifestó que "existe una gran posibilidad de que algunas áreas de la compañía energética Tepco se encuentren en una situación en la cual habrá una fuerte escasez de provisión" eléctrica.

La empresa dijo que en el área que abastece viven 45 millones de personas y el consumo es de 4.100 millones de kilowatts por día, pero puede proveer sólo 3.100 millones.

Mientras tanto, la Agencia Meteorológica Japonesa redujo la alarma de tsunami en todas las costas del archipiélago, que ahora están en "alerta" por olas no superiores al medio metro de altura.

A dos días del terremoto devastador del viernes, cuya magnitud fue reubicada en 9 grados según la escala abierta de Richter, las zonas costeras occidentales de Japón están marcadas por la JMA en amarillo, que significa cese del peligro de olas anormales de gran dimensión.

De cualquier manera, la naturaleza parece no querer dar otras treguas. Un volcán situado en el suroeste de Japón arrojó hoy cenizas y piedras hasta 4.000 metros de altitud, tras dos semanas de relativa calma.

Se trata del volcán Shinmoedake, situado en la isla Kyushu y de 1.420 metros de altura, que entró en actividad en enero pasado por vez primera en 52 años.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 07:25
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 07:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial