Pablo Micheli busca sede propia para su CTA

Además de dos conducciones, desde fines de este mes la fracturada CTA tendrá dos sedes. El sector que lidera el antikirchnerista Pablo Micheli finalmente resolvió abandonar el edificio que ocupa la central, en el barrio de San Telmo, y mudarse a otro. “Nos vamos porque la convivencia con Yasky ya no da para más. Nuestra decisión se aceleró cuando Luis D’Elia, un tipo violento , se reincorporó al sector de ellos”, explicó Micheli. 

Además de dos conducciones, desde fines de este mes la fracturada CTA tendrá dos sedes. El sector que lidera el antikirchnerista Pablo Micheli finalmente resolvió abandonar el edificio que ocupa la central, en el barrio de San Telmo, y mudarse a otro. “Nos vamos porque la convivencia con (Hugo) Yasky ya no daba para más . Nuestra decisión se aceleró cuando Luis D’Elia, un tipo violento , se reincorporó al sector de ellos”, explicó Micheli.

Ante una consulta de Clarín sobre qué opinaba de la ida de su rival, Yasky se limitó a contestar: “El que se va sin que lo echen vuelve sin que lo llamen”.

El sector de Micheli formalizará su partida luego de un congreso federal que harán en Mar del Plata el 23 y 24 de marzo.

Lo cierto es que la gente del sector de Micheli está detrás de una casona de dos pisos, en la esquina de Belgrano y Entre Ríos, donde antiguamente funcionó Radio Belgrano. según le dijo a este diario Ricardo Peidro, secretario general adjunto de la CTA opositora.

Históricamente aliados, en setiembre del año pasado los sectores de Yasky y Micheli se enfrentaron en elecciones internas. Hubo acusaciones cruzadas de fraude y un tribunal ordenó que se hicieran elecciones complementarias en varias provincias.

Pero ambas corrientes no se pusieron de acuerdo y el sector de Micheli terminó, en diciembre, yendo sólo a esos comicios complementarios. El de Yasky, en cambio, convocó a nuevas elecciones para el próximo 17 de marzo. Luego de esas elecciones, Micheli fue proclamado nuevo secretario general de la CTA. Pero Yasky nunca lo aceptó.

En los últimos meses ambos sectores se dividieron el edificio de la sede nacional de la CTA, ubicada en Piedras 1065 . La parte delantera se la quedó el de Yasky; el contrafrente, sus rivales.

Micheli nunca terminó de acomodarse en su despacho. Ni en las paredes ni en su escritorio se ve un sólo objeto personal. Es más: aunque es hincha de Independiente, tiene colgado un poster con una formación de Lanús, club del que es hincha Víctor De Gennaro, anterior ocupante de la oficina. Cuando se vayan, Micheli y su gente no se llevarán ni muebles ni equipos de la sede de la CTA de San Telmo. En estos días se está empezando a hacer un inventario de todo lo que hay en el edificio. La idea es que se los quede el sector al que la Justicia le dé la razón.

La CTA tiene cerca de 60 empleados. ¿Con quién se quedarán? “Estamos buscando una fórmula para no perjudicar al personal; ellos no tienen nada que ver con este litigio”, planteó Yasky.

El sindicalista también sostuvo que su sector no realizará las elecciones complementarias que había anunciado para el 17 de marzo: “No tiene sentido hacerlas hasta que la Justicia no se expida sobre las elecciones que hicieron ellos”. Micheli retrucó: “Siempre dije que Yasky nunca haría esas elecciones. El sabe que ni yendo sólo es capaz de ganar una elección”.
Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 01:50
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 01:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia