Un sanrafaelino en Hawai, en el lugar donde más fuerte impactó el Tsunami

Franco Ambrosini es un joven sanrafaelino que se encuentra en Hawaii desde el mes de diciembre realizando un intercambio. Vive en el lugar donde más fuerte impactó el Tsunami en la isla de Maui. Cuenta una increíble experiencia.

Franco Ambrosini es un joven sanrafaelino de 23 años que está en Hawaii realizando un intercambio en el programa Work & Travel, a través del cual él y un grupo de amigos aprenden inglés mientras trabajan.

Franco está en la isla de Maui, una de las islas que compone el archipiélago de Hawaii, desde el mes de diciembre del año pasado. Vive junto a un grupo de amigos en una cabaña de ensueño, justo frente al mar, en una ciudad que se llama Kihei y es el lugar en donde más fuerte impactó el Tsunami que llegó desde Japón.

Franco nos contó, que “la primera alarma sonó algunos minutos después de las 22:00 horas, y por el sonido que emite, todos sabíamos que debíamos evacuar, aunque no teníamos claro por qué”.

“Inmediatamente de escuchar la alarma, me conecté a Internet y mis amigos de Argentina me empezaron a dar las primeras noticias del terremoto en Japón. Entonces prendimos el televisor y la radio y comenzamos a recibir instrucciones acerca de cómo teníamos que realizar la evacuación y hasta qué hora teníamos tiempo de hacerlo”.

“Los mensajes eran sumamente claros y los locutores parecían gente muy entrenada, porque hablaban con voz muy calma y permanentemente transmitían en sus mensajes la necesidad de moverse despacio, con tiempo y con mucho espacio, es decir, evitando las aglomeraciones”.

“Permanentemente daban información muy detallada de todo lo que había pasado en Japón, insistían en que era el terremoto más grande jamás registrado y que la ola que llegaría a las costas de Maui podía llegar a tener entre 5 y 10 metros. También detallaban cuáles eran las calles que tenían que evacuar primero, y cuáles eran los sitios a donde debíamos dirigirnos. También decían en todo momento que la ola llegaría a Hawaii cerca de las tres de la mañana”, nos contó Franco. 

“Como nosotros vivimos justo frente al mar, nos recomendaban llevar solamente ropa y documentos, insistían en que no lleváramos ninguna clase de aparatos, salvo Celulares y Notebooks, pero no equipos de música o televisores, por ejemplo”.

Finalmente, Franco junto a sus amigos se evacuaron en un lugar con suficiente altura como para estar a salvo y poder observar el fenómeno, que finalmente llegó muy disminuído, aunque la ola tuvo por lo menos 5 metros, según nos dijo Franco.


“En Kihei, nuestra ciudad, el agua llegó hasta la avenida costanera y subió a la calle, pero no hubo mayores problemas. En otra villa cercana, el agua alcanzó a entrar en un Mall, lo que sería un Shopping en Argentina, pero sin lastimar a nadie ni provocar destrozos. Dicen los que estuvieron  cerca que lo más impresionante fue ver cómo se retiró el mar antes de que la ola principal llegara", nos contó Franco.

En cuanto pudieron regresar de la montaña, se encontraron con la visión de los efectos del Tsunami, que afortunadamente no tuvieron la envergadura que ha mostrado la televisión .

En su sitio de Facebook, el condado de Maui muestra  una increíble anécdota: como se ve en la foto, un equipo de rescatistas devolvió al mar a una tortuga gigante que quedó en medio de la calle.

Tanto nuestro interlocutor como sus amigos, pudieron en todo momento estar en contacto con sus familias y en el momento de conversar con Mediamza.com, compartían un asadito en la montaña, porque todavía no los autorizaban a regresar a sus casas, después de haber pasado la noche en el auto, junto a una cantidad importante de gente que se evacuó junto a la misma ruta en la que ellos estaban, aunque no supo precisarnos cuánta.


Para Franco, lo más notable de la situación es el absoluto orden en que todo se desarrolló, la increíble predisposición de la gente para ayudar a cualquiera en cualquier situación. “Parece mentira, gente que en condiciones normales es fría y poco simpática, de pronto te tratan como si fueran familiares y todos permanentemente están dispuestos para colaborar en lo que sea”.

Sin dudas, que esta será una más de muchas anécdotas inolvidables que Franco junto a sus amigos tendrán para recordar de su viaje a Hawaii. Pero esta tendrá ese raro aditamento que tienen esas historias que todos contamos con un entusiasmo especial, cuando empezamos diciendo: “Yo estuve ahí”.

Opiniones (0)
23 de octubre de 2017 | 15:48
1
ERROR
23 de octubre de 2017 | 15:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Elecciones legislativas 2017
    23 de Octubre de 2017
    Elecciones legislativas 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017