Deportes

La pesada mochila que hoy tuerce a Independiente

El pasado a la Lepra le pasa factura. Las malas campañas repercuten sobre un equipo que no encuentra el rumbo y hoy lo ubican en la crítica zona roja de la tabla de promedios. No hay muestra de carácter por el parque.

Independiente carga una mochila demasiado pesada. Esa a la que le estuvo añadiendo kilos durante las últimas tres temporadas y hoy quiebra las piernas de quienes deben llevarla en sus hombros.

Un lastre, capaz de arrodillar al más fornido si no es fuerte de cabeza. Un peso que hace tambalear incluso a la más sólida estructura que la versión actual del Azul puede proponer. Generando realidades diametralmente opuestas como la que ayer ante Aldosivi la Lepra expuso en cancha.

No existe hasta ahora personalidad colectiva capaz de alejar cualquier fantasma que deambule por el Gargantini y eche por tierra una realidad de la que sólo se sale mirándola a los ojos para atacarla, pero olvidando que existe cuando se defiende. Obviando así, ese presente capaz de transformar al Azul en once adolescentes.

Pero no adolescentes por edad, sino por adolecer del equilibro necesario para cerrar partidos que se necesitan como el aire. El tan repetido y manoseado equilibrio que en el Parque brilla por su ausencia, y no se consigue justamente parándose sobre un solo pie, sino siendo inteligentes, calculadores, profesionales.

Porque a veces parece, por las fallas conceptuales que ayer Ghiso se encargó de minimizar, que Independiente no tenga hombres que dedicaron una vida al fútbol. Errores que son propios del ser humano es cierto, pero que en la sucesión generan derrota tras derrota.

Luego de tres caídas consecutivas, la Lepra ha demostrado no ser menos en el fútbol pero si en lo psicológico. Y sino que explicación tiene que el local en el primer tiempo ante el Tiburón, haya pasado por arriba a la visita y generado una enorme cantidad de situación de gol irresueltas. Para en el segundo tiempo sucumbir sin ideas, temeroso y deslucido.

Indefectiblemente la situación en cuanto al promedio del descenso condiciona el presente y expone un futuro incierto. Esa mochila llena de responsabilidades, paradójicamente por un promedio tan falto de puntos, a muchos parece pesarles demasiado.

Es hora de descargar y empezar a caminar por el parque, todos avanzan y la Lepra sigue estancada lidiando con sus problemas. Todavía queda mucho camino de acá al final, claro, del Azul dependerá que sea de piedra, o de flores.
Opiniones (2)
25 de septiembre de 2017 | 19:37
3
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 19:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Hablan de armar un plantel para ascender y terminan llorando con el promedio. JAJAJAJAJAJJAJJEJEJEJEJEJJEJEJEJIEJIJEIJJIJIJJJOJOJOJJUUJJUUUUUJUUUAJAJAJJAJAJAJA
    2
  2. Mientras tengan en el banco de suplentes al Señor descenso van a ir de mal en peor y me refiero al ayudante de campo RICARDO COGOTE TRIBUNERO DILLON. Dos veces mando al descenso a Gimnasia y no ha sobresalido en ningun otro equipo. A tener en cuenta.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'