Montaditos de hongos, panceta y parmesano

En Mundo Club House, iniciamos el mes de los tentempiés, esos bocados que, según su definición, son para “reparar fuerzas”. Te damos idas para servir como entrada, armar un cóctel, saciar la espera, picar algo liviano o deleitarnos con sus diferentes presentaciones. Como de costumbre, nuestra sommelier te sugiere el vino que mejor le va a esta propuesta.

Por Revista Clubhouse

Montaditos de hongos, panceta y queso parmesano - Rendimiento: 30 tostaditas

Ingredientes:

• 1 pan baguette
• 1 diente de ajo (opcional)
• cantidad necesaria de aceite de oliva
• 200 gr. de champiñones frescos
• 25 gr. de hongos de pino secos
• 50 gr. de panceta ahumada o salada en fetas
• ½  cucharada de perejil picado
                                                     • 1 cebolla picada en cubitos
                                                     • 100 cm. cúbicos de crema de leche
                                                     • ½ taza de queso rallado
                                                     • ¼ taza de almendras picadas bien chiquitas 
                                                     • sal y pimienta

Elaboración:

Para las tostaditas, se corta el pan con un cuchillo de serrucho en rodajas de 1 cm de grosor y en forma perpendicular, para que el diámetro de las tostadas sea un poco más grande.

 
Se colocan las rodajitas de pan en una placa para horno y se rocían con un “hilito” de aceite de oliva. Se llevan a horno caliente hasta que estén tostadas pero no muy doradas. Fuera del horno, y si te gusta, las podés frotar con ajo para aromatizarlas.Una vez frías, se reservan tapadas con film hasta el momento de usarlas.

Para la crema de hongos, se filetean los champiñones o se cortan en cubitos. Se corta la panceta en lardons (tiritas finitas donde encontrás intercalada carne y grasa).


Para esta crema, vamos a usar también hongos de pino secos. Esta variedad de hongos, se consigue en todos los supermercados en el sector de especias y frutos secos. Es muy importante que los pongas en la receta porque intensifican mucho el gustito a hongos y quedan irresistibles. Si tenés procesadora o licuadora, poné ahí los hongos secos y procesalos hasta que queden convertidos en polvo (o casi). De lo contrario, con la ayuda de una tabla y un cuchillo, picalos con paciencia hasta que te queden lo más chiquitos posible.

En una sartén, se coloca una cucharada de aceite de oliva, se lleva a fuego moderado y se saltea allí la cebolla hasta que este doradita. Una vez lista, se incorporan la panceta y los champiñones y se saltean por unos segunditos más. Una vez listo, se apaga el fuego y se agrega el polvo de hongos secos, la crema de leche, el queso rallado, el perejil, las almendras, y sal y pimienta a gusto. Se reserva esta mezcla en un recipiente tapado con papel film hasta el momento de servir.

Unos minutitos antes de que lleguen tus invitados, se colocan las tostaditas en una placa para horno, y sobre cada una de ellas, una capa bien gordita de la crema de hongos. Antes de servir, se llevan a horno fuerte y se sirven calentitas en fuentes para que los invitados se sirvan a gusto. ¡Qué rico!

Algunos tips

• Si te sobró crema de hongos o la querés preparar con anticipación, se puede guardar hasta un mes en el freezer y descongelar en el momento de usarla.

• Si te gusta preparar pizzas caseras, poné esta cremita sobre el queso mozarella, llevá la pizza al horno para que gratine y…¡recibirás aplausos!

• Para frotar el ajo en las tostaditas, lo ideal es cortar un poco el diente de ajo, para que penetre mejor.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - o - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  
Por Sandra Calvete
Coodinadora Académica, Escuela Argentina de Sommeliers

Maridaje:

Infaltables en la gastronomía actual, ayudan  a saciar el hambre y la espera, pero también sirven para deleitarnos con sus diferentes presentaciones, el tentempié, entremés, amuse bouche o la simple entradita es una porción pequeña de comida pero no por pequeña vamos a desmerecer su sabor e importancia.

La bebida elegida para esta receta es un vino tinto joven, que acompañe al plato, sin intimidarlo ni invadirlo y pensando que posteriormente para la comida principal vamos a recurrir a un vino con un grado alcohólico quizás un poco más elevado, o por lo menos con cierta estructura o complejidad.

Por eso para esta ocasión, acompañaremos a estos montanditos con un varietal que puede ser nuestra reina Malbec, de características frutales, sin paso por madera, fresco, que inicie el camino para el plato que vendrá, y que por supuesto será de mayor cuerpo, carga tánica con un bouquet interesante para nuestro paladar.

También podemos optar por otros varietales, como el Tempranillo o Bonarda que igualmente cumplirán los mismos requisitos, “ser un vino joven”, es decir un vino que no sea de guarda o de añadas anteriores al 2009.

Los precios de estos vinos están al alcance de todos ya que son vinos que no superan los $45, una ocasión ideal para compartir con amigos, y si no tenés plato principal, no te preocupes que con una buena cantidad y acompañados de otras delicatesen, vas a quedar igual de bien.

Amigos, buena música, amigos y ganas de pasarla bien es lo que te hace falta para disfrutar este maridaje.  

Opiniones (1)
16 de diciembre de 2017 | 12:30
2
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 12:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y super fáciles de hacer! Gracias!
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho