La justicia cerró el caso del avión norteamericano: No hubo delito

El juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky lo resolvió tras recibir un informe de la Aduana. Es por la "inexistencia de delito", conforme a la legislación argentina. Ahora se aguarda la devolución del material secuestrado a su legítimo propietario, el gobierno de los Estados Unidos.

El juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky archivará en las próximas horas la investigación por el avión del a Fuerza Aérea de Estados
Unidos retenido en Ezeiza semanas atrás, pese a que la Dirección General de Aduanas emitió un duro informe en el que indica que el magistrado tiene que investigar el hecho.

El documento de la Aduana ratificó que en el interior del avión se encontraron armas "utilizadas por Estados Unidos en la guerra del Golfo y Afganistán", que podrían haber servido para ser utilizados en el mercado ilegal y medicamentos "vencidos y peligrosos".

La incautación de material no declarado por Estados Unidos generó un fuerte conflicto diplomático entre ambos países, lo que quedó reflejado en el tono del documento del organismo estatal.

Fuentes judiciales informaron a Noticias Argentinas que el juez aún no firmó el cierre de la causa -como señalan algunos trascendidos periodísticos-, pero que sí tiene previsto hacerlo en las próximas horas.

El magistrado se basará en el informe que recibió de la Aduana a primera hora del día -de unas 40 carillas- y considerará que hubo "inexistencia de delito".

En ese informe, la Aduana ratificó ante el juez que el avión de Estados Unidos incurrió en una "contravención a las normas aduaneras", por lo que  advirtió que es atribución del magistrado "juzgamiento correspondiente" y la aplicación de sanciones.

"La Aduana ratificó que se trata de una contravención a las normas aduaneras y por lo tanto es un hecho cuyo juzgamiento corresponde al juez administrativo que podría aplicar la sanción de multa, comiso y destrucción", indicó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) respecto al informe entregado a la Justicia.

Según se informó, el documento precisó que entre las mercaderías secuestradas "se destacan, armas, equipos para comunicación, medicamentos y psicotrópicos, muchos de ellos vencidos".

Respecto a las armas, la Aduana advirtió que "fueron utilizadas por EE.UU. en la guerra del Golfo y Afganistán" y que "su uso, en ese país, se encuentra vedado para particulares", por lo que "su ingreso irregular podría haber ocasionado que quedaran en el país en el mercado ilegal de armas".

En el caso de los medicamentos y psicotrópicos, la Aduana indicó que cabría a la Justicia "determinar cual sería su uso, dado que además del cuidado con que deben suministrarse, la mayoría contienen contraindicaciones graves, resultando extremadamente peligrosos para la salud pública y la vida de las personas".
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 22:46
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 22:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes