Deportes

Se agotaron las entradas para el superclásico en Mar del Plata

El primer superclásico del año se jugará a cancha llena. Los hinchas no dejaron ninguna de las 31 mil localidades disponibles. Hubo disturbios en la venta de generales para simpatizantes xeneizes.

Las entradas para el superclásico entre River y Boca se agotaron en su primer día de venta, en una mañana con bastantes inconvenientes, por lo cual habrá una multitud el próximo sábado en el estadio mundialista marplatense

Las 31 mil entradas que había disponibles para observar el sábado que viene el superclásico entre River y Boca en Mar del Plata se agotaron en el primer día de venta anticipada, según le informó a Télam la gente de prensa de la organización del torneo de verano.

Un total de 14 mil localidades (7 mil por lado) y 17 mil plateas, fueron prácticamente arrasadas por los simpatizantes de Boca y River.

La venta arrancó a las 10 de la mañana y todos los problemas surgieron en el sector sur del estadio, donde tenían que sacar sus localidades los hinchas de Boca, cuando un grupo de barras, que responden a Mauro Martín, según le informaron a Télam fuentes policiales, no respetaron la cola y obligaron a los boleteros a venderles entre 20 y 30 entradas a cada uno.

La idea era vender dos por persona, pero cuando las demás personas se dieron cuenta de esta maniobra se fuera todos hacia delante, provocando un tumulto que provocó que varias personas se descompensaran y tuvieron que ser atendidos en el lugar.

“Esto no puede ser, tres horas de cola para que vengan estos tipos, que se dicen hinchas de Boca, saquen entradas ellos y después te las quieran vender a 80 pesos cada uno”, le dijo a Télam Mariano Irigoyen, un marplatense fanático del equipo de la ribera.

Télam fue testigo como presuntos barras de Boca tenían en sus manos decenas de entradas vendiéndolas a precios superiores a los 50 pesos (costaban 15 en boletería), llegando a expenderlas en algunos casos a 80, ante la vista de todos.

Por el lado de River todo fue más tranquilo y ordenado, nadie observó barras en los alrededores, como sucedió donde estaba la gente de Boca, y también agotaron todas las generales que tenían disponibles.

En tanto, las plateas se vendieron a muy buen ritmo y a las 18 se agotaron, tanto para River como para Boca. Los hinchas pagaron asientos que costaron 70 pesos los más baratos y 150 los más caros.

Desde las 10 de la mañana, cuando comenzaron a venderse las entradas, en el club Kimberley, en Independencia y Alvarado, se registraron en forma constante 4 cuadras de cola.

Pese a que hubo momentos en que la policía calculaba que había 2.500 personas haciendo cola para conseguir plateas del xeneize no se registraron ningún tipo de disturbios.

Pero como sucedió en el estadio, en cuanto la gente de Boca agotó todas las plateas aparecieron los revendedores, también, según aseguraron fuentes policiales, vinculados al grupo de la barrabrava xeneize que maneja en la actualidad la tribuna, ofreciendo localidades por 200 pesos cada una.

Por el lado de River todo fue más tranquilo, aunque los turistas y los marplatenses que pasaban por Colón e Independencia, donde los millonarios podían conseguir sus asientos, no dejaban de asombrarse de las tres cuadras de cola que hubo entre las 10 de la mañana y las 18.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|19:10
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes