Voluptuosidad, color y belleza que agasajan los sentidos

Color, buena música, delicias para el paladar, glamour decontracté... Una deliciosa y exclusiva vernisage organizó Sergio Roggerone para presentar su última colección, y MDZ Sociales dijo presente. En la nota, no te pierdas la galería de fotos y los pormenores de un verdadero evento top.

Las invitaciones fueron taxitavamente dirigidas a sólo quinientos invitados. Y obviamente, nadie se lo perdió. El evento prometía glamour, elegancia, arte, música y buena onda... y no decepcionó.

"Se trata de una exposición con obras del año 2011 de Sergio. Desde que comenzó el año ha estado trabajando para esta muestra. Son doce cuadros con el estilo inconfundible de Roggerone", comentó Fernando Gabrielli, comunicador del evento.

Abundancia a granel. Desde la entrada misma la visita ya era toda una experiencia. Frutas diversas típicas de la época vendimial rodaban entre bellas fuentes y antiguos mesones especialmente ornamentados, e invitaban a los que iban llegando a tentarse con sus dulces sabores. Ciruelas, manzanas, uvas... en inmensas cantidades, para el deleite de todos. 

Laura Majul, Patricio Carvallo, Julio Camsen y Ennio Carota, en plena charla.

La casa más admirada. El comentario general fue la belleza de la casa de Sergio. "Cada vez que vengo... ¡No me quiero ir! Es un espacio mágico, en el que se conjuga el arte, la arquitectura y el diseño", comentó una de las invitadas.

"Según el sector donde me encuentre, a veces me parece estar en un patio de la Alhambra, o en un típico riad maroquí", opinó otro de los presentes. 

Se trata en realidad de "La Alboroza", una especie de palacete mudéjar -o quizás, un bello cortijo español- ubicado en Maipú, a 16 kilómetros de la ciudad mendocina. Allí el artista vive con su esposa Marina Day y su hija Francesca. Además, uno de sus sectores es un grácil hotel boutique, de sólo dos habitaciones.

Una imagen de la galería, que estaba en penumbras para resaltar la magnitud y el colorido de las obras.

El menú, mix de tradición y originalidad. Entre bellas canastas típicas estratégicamente diseminadas por el gran jardín, deliciosas empanadas criollas de carne al horno de barro fueron el único plato que los invitados se sirvieron; maridadas con delicioso espumante de bodega Chandon.

Pero la mesa de dulces fue la que causó sensación: de la mano de la reconocida Romina Terranova, una diversa propuesta de mini-postres acaparó la atención –y el paladar- de todos.

Cupcakes –las madalenas de moda-, cheese cake de frutos rojos, trufas de chocolate, mousse con leche de coco y dulce de leche, cuadrados de ricota, rogel de dulce de leche y tarteletas de coco y dulce de leche. ¿El más pedido? El banana split. “Se trata del postre preferido de Sergio. El me ha confesado que no puede vivir sin probarlo de vez en cuando”, comentó Romina.

Amigos de la casa. Martin Díaz Telli, Guadalupe Bustos, Sergio, Alfredo Crocco, Carola Balter y Marina Day.

La música y la cocina, dos pasiones del artista. Quienes conocen a Sergio saben que es un auténtico melómano. Su ecléctico gusto musical es una característica distintiva, e incluso uno que otra vez se lo ha visto poniendo música. En este caso, el responsable de los sones de la velada fue Germán Ortiz.     

Pero otra de las facetas del creativo es la gastronomía: es amante del buen comer y un eterno buscador de nuevas recetas y sabores. Es por esto que al momento de mostrar sus dotes de anfitrión, no dudó en unir la belleza de sus obras pictóricas con buenos sabores y sonidos para crear una verdadera experiencia sensorial para sus convidados.

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México