Deportes

El próximo rival de Godoy Cruz y su presente "Rojo"

Independiente que recibe el jueves al Tomba por la Copa fue goleado 3-0 por Arsenal; otra vez, el equipo de Antonio Mohamed no mostró reacción y llevó a 13 partidos su racha negativa.

Independiente vive uno de los peores momentos de su rica historia y si algo le faltaba para deslizarse a mayor velocidad por el tobogán de la desesperación, anoche recibió un duro cachetazo de Arsenal, que lo batió por 3 a 0. Los Rojos se mostraron vacíos de reacción, y lo peor de todo es que cada vez relojean con el ceño más fruncido la temida tabla de los promedios.

No necesitó ser una maravilla Arsenal para irse vencedor en el primer tiempo, ni tener un juego colectivo para llenar los ojos de su gente. Le alcanzó con algunas llegadas, algunos destellos de sus individualidades y saber sacar provecho de la pobreza actual que exhibe Independiente. Todo se le facilitó desde el arranque ya que a los 4 minutos, Óbolo se escapó por la derecha, envió un centro y Caffa apareció libre de marcas por el centro del área para meter un cabezazo inatajable para Navarro. El 1-0, lejos de hacer reaccionar a Independiente, lo sumió todavía más en un desconcierto que no hizo sino facilitarles las cosas a los dirigidos por Gustavo Alfaro. Más punzantes y profundos, los locales estuvieron siempre más cerca de marcar otro gol que su oponente de igualar.

Con el mediocampo copado por Aguirre y Esmerado, abasteciendo permanentemente al movedizo Caffa, el juego desplegado por Arsenal no hizo más que desnudar la carencia táctica de su rival. Muy solo arriba, Silvera hizo lo que pudo, pero él también tuvo una noche pobre y un tiro desde lejos que se fue desviado a los 27 fue su escaso aporte. Para colmo, a los 33, una jugada de Aguirre derivó en una entrada de Caffa por derecha y el delantero fue innecesariamente derribado por el arquero. Penal, amarilla para Navarro y gol de Krupoviesa con un remate fuerte, con la misma convicción mostrada por su equipo para no dejar que se les escaparan los puntos como local.

De a poco, Mohamed iba sumiéndose en el silencio y cada vez salían menos indicaciones desde el banco, mientras el equipo no mostraba respuestas ni un sistema de juego. Carente, ante todo, de un conductor que le facilitara las cosas a Silvera.

Los ingresos de Parra y, muy especialmente, de Patricio Rodríguez le hicieron una lavada de cara al equipo de Avellaneda. Se animó más, arriesgó unos metros más adelante y ello, sumado a cierto conformismo de Arsenal, lo tuvo como protagonista por algunos pasajes. Al minuto, un cabezazo de Velázquez dio en el travesaño y a los 13, Silvera recibió de Rodríguez y Campestrini se lució sacándole el disparo al goleador. Pero, para desgracia de Independiente, el cambio de actitud no fue de la mano con una mejora futbolística. Le siguió costando mucho hilvanar dos pases seguidos, por lo que Arsenal pronto tomó nota y se rearmó sin inconvenientes desde el fondo para soportar las embestidas, que cada vez fueron menos y más aisladas. Todo se terminó con un saque fuerte y largo de Campestrini que Óbolo se llevó por su punta y el centro de éste encontró solo al ingresado Leguizamón para colocar el tercero con otro cabezazo.

Sin respuestas anímicas ni futbolísticas, Independiente se perdió, goleado y confundido, en la noche de Sarandí.
"También podemos Soñar con pelear arriba"

"Nosotros jugamos respetando a Independiente por su historia, por lo que significa. Pero no hay que olvidarse de que hoy Arsenal tiene identidad propia, se ganó un nombre. Hicimos un buen primer tiempo y en el segundo tratamos de aguantar y definir el partido. Estamos muy contentos por esta victoria y si seguimos así, también podemos soñar con pelear arriba", dijo el zaguero de Arsenal Lisandro López, muy satisfecho con lo realizado por su equipo.

Para el arquero Cristian Campestrini, la felicidad debe ser doble "porque vencimos a un rival directo en la lucha por evitar la promoción y porque en todo momento mostramos un buen rendimiento".

La caída de los rojos parece no tener fin

Independiente llegó a los 13 partidos sin victorias (7 empates y 6 derrotas), a sólo uno de la peor serie de la historia del club, en el Clausura 02. El último éxito fue en la 10a fecha del Apertura (1-0 ante Racing), el día que debutó como entrenador Antonio Mohamed.

Una lesión que motivó un debut en Sarandí

Debido a que Luciano Leguizamón padecía molestias en la rodilla derecha, Gustavo Alfaro propició el debut de Gustavo Blanco Leschuk, un mendocino de 19 años proveniente de la cuarta división.

La vuelta de Busse, casi un año después

Walter Busse volvió a jugar después de la fractura de tibia y peroné que sufrió el 13 de marzo de 2010, ante Chacarita, en la cancha de Argentinos.


Leguizamón entró en la historia de Arsenal

Con el gol convertido ayer, Luciano Leguizamón se convirtió en el máximo goleador del club en primera división, con 35 goles (30 en torneos locales y 5 por Copas).

Un minuto de silencio por el masajista

Antes del partido se hizo un minuto de silencio por la muerte de Roberto Martínez, el masajista de Arsenal.

Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 01:54
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 01:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California