Cobos: "No se me da participación en nada"

El vicepresidente Julio Cobos volvió a ratificar ayer que no piensa renunciar a su cargo, aun cuando decida participar en el proceso electoral, y aprovechó la ocasión para quejarse por el maltrato que le dispensa el Poder Ejecutivo desde que votó en contra de los intereses del kirchnerismo por las retenciones móviles en el Senado. "Uno no llegó para esto. No renuncié a ningún principio ni a ninguna convicción"

El vicepresidente Julio Cobos volvió a ratificar ayer que no piensa renunciar a su cargo, aun cuando decida participar en el proceso electoral, y aprovechó la ocasión para quejarse por el maltrato que le dispensa el Poder Ejecutivo desde que votó en contra de los intereses del kirchnerismo en el debate por las retenciones móviles en el Senado.

"Uno no llegó para esto. No renuncié a ningún principio ni a ninguna convicción. Yo voy a terminar mi mandato", sentenció Cobos anteanoche en Mendoza, luego de que fracasara la repetición del acto de la vendimia por un conflicto entre el gobierno provincial y los artistas contratados.

Según el mendocino, desde que quedó enfrentado al Poder Ejecutivo, en julio de 2008, su situación "no es fácil", razón por la cual reclamó: "La figura del vicepresidente se tiene que empezar a considerar de otra manera". En este sentido, Cobos dijo: "Como vicepresidente, no se me da participación en nada, la verdad. Yo asumo la responsabilidad que tengo como presidente del Senado, y siempre reemplazando a la Presidenta en los casos de ausencia".

Cobos rechazó el proyecto que pretendía convertir en ley la resolución 125, que había aumentado las retenciones a las exportaciones agropecuarias. Esto le valió el enojo de la Casa Rosada y que la presidenta Cristina Kirchner lo acusara de haber defeccionado por no votar de acuerdo al Gobierno.

A pesar de algunos momentos de tregua, el Poder Ejecutivo nunca le perdonó al vicepresidente aquel voto. Esto quedó demostrado la semana pasada, cuando el ministro del Interior, Florencio Randazzo, volvió a fustigarlo.

"Cobos renunció hace bastante tiempo, a poco de haber asumido, a las convicciones que lo habían llevado a que lo integrásemos a la fórmula", afirmó el jefe de la cartera política.

Sin embargo, Cobos no se da por aludido ante los reclamos de la Casa Rosada para que abandone el cargo. Por el contrario, denuncia el maltrato del que dice ser objeto por parte del kirchnerismo.

Según Cobos, el vicepresidente "no es un ministro más", razón por la cual "no se lo puede atar tampoco a la voluntad ni a las decisiones que se tomen a nivel presidencial, sin siquiera poder participar en la discusión", aseguró.

Cobos adelantó la semana pasada que no dejará su cargo y que sólo se pedirá licencia para competir en las elecciones internas de agosto y, eventualmente, luego pelear en los comicios de octubre.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 23:57
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 23:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial