Guillermo Sleme, creador de sueños

Un artista de la ópera que dejó de lado su pasión para abrazar otra con igual fuerza. Es mendocino, triunfó en los escenarios más importantes de Europa y hoy retorna a su provincia natal transformado en empresario de eventos, revolucionando con su propuesta teatral y creativa. También podés ver esta nota en la edición 74 de revista Club House.

El edificio de tres pisos en la cuarta sección es sencillo en su fachada, pero al ingresar se tiene la sensación de que se transpuso un portal a otro mundo, un mundo de brillos, encajes, magia, el mundo de Guillermo Sleme, director fundador de Sleme Eventos y Ópera Konsert Producciones.

Es uno de esos expatriados culturales que emigraron en busca de un destino artístico que Mendoza no podía ofrecerle, pero a la vez es el retorno de una personalidad que nuestro medio debería celebrar, es la vuelta alguien que le hace bien a nuestra cultura.

Guillermo Sleme comenzó su vida profesional en el Coro universitario de Felipe Vallesi en el 86 y fue uno de los solistas más jóvenes. El sabía que vivir como artista y sobre todo del canto en Mendoza era difícil, pero eligió seguir con su sueño “el maestro Vallesi me decía que me tenía que ir afuera pero mi familia no me apoyaba, me avaló un tío con el pasaje para España. Me fui con 200 doláres y llegué a Las Palmas de Gran Canaria en el 89 con 18 años. No fue fácil, no dejabas de ser un sudaca”.


Por supuesto su vida rápidamente se ligó al canto e ingresó al mejor coro de las Canarias, la Coral Polifónica de Las Palmas dirigida por Falcón Sanabria. De allí el salto a Madrid, a la Escuela Superior de Canto “ingresé entre 20 de 200 postulantes y después de 2 años en el 92 hicieron pruebas para estar en la Antología de la Zarzuela compartiendo escenario con Plácido Domingo, Cavallé, Alfredo Kraus entre otros” El sueño de vivir del canto ya era una realidad. “He vivido, desde que dejé de cantar, de la música y lo hacía muy bien, no hay muchos barítono verdiano como yo y eso me daba mucho trabajo”.

Hoy el hombre del canto, reconocido en lo más selecto de la ópera del mundo, ha dado paso al empresario de los eventos. ¿Qué pasó con el cantante?

“Muchos me preguntan por qué no sigo cantando, a veces te pasan cosas en la vida que te obligan a tomar decisiones” Guillermo intenta transmitir algo complicado, poner palabras sentimientos muy profundos “Estaba trabajando en la tesitura de ’bajo cantante’ que no era mi tesitura y como tengo una voz tan grande los maestros con los que estudiaba no me supieron llevar a la tesitura aguda, eso creó una inestabilidad en mí y detonó algo dentro mío que me desmotivó para continuar”.

La transición del cantante al empresario

Su vida comenzó a vincularse con los eventos llevando adelante un proyecto de restaurantes líricos, en los cuales los camareros eran cantantes de ópera y paralelamente comenzó a realizar la producción de eventos. El disparador de esta actividad se refleja claramente en sus palabras “la ópera no deja de ser un espectáculo lo que sumado a los viajes que te enseñan muchas cosas y te generan ideas y a que sin dudas tengo algo innato que me inspira a realizar los eventos fueron el cóctel que detonó la creación de esta empresa”. Además, continúa “vi que había carencias, tanto en los eventos sociales como en los empresariales, en todos ellos hay sentimientos a flor de piel que sólo pueden salir a la superficie gracias a fusionar lo artístico con el rol del event planner, es el resultado de la sensibilidad del artista al servicio del evento”. “Soy minucioso, me fijo en aspectos y detalle mínimos” aclara.

Trabajos como los de Guillermo Sleme suben el piso en la actividad, generan estándares de calidad desde un costado diferente y creativo que le hace muy bien a nuestra sociedad. Ante la disyuntiva de seleccionar el evento que más le ha gustado de los cientos que concretó en su vida profesional no sorprendería que nos relatara un casamiento en algún castillo de Italia, nos equivocamos “el que hice aquí para la señora Millán es uno de mis preferidos, aun más que cualquiera de Europa porque allá todo está más visto, hay menos capacidad de sorpresa, la gente aquí no deja de sorprenderse, se desbordan de sentimientos”.

Pero, ¿cómo, un evento en Mendoza es tu preferido?, ¿no es que los mendocinos somos muy tradicionales? ¿aceptan tus propuestas teatrales?

”A mí me dicen que los mendocinos son chatos, estoy cansado de escuchar esto, cada uno se hace sus fantasía. Si vos a la gente no le das, no tiene opción de elegir cosas diferentes, no es chato sino que está contracturado pero en cuanto le mostrás algo diferente son muy receptivos y lo disfrutan” “A mí me dicen Sleme el de los eventos raros, no creo que sean raros, son diferentes y a la gente se le da un concepto diferente. Trato de transferir estos 22 años afuera y volcarlo en cada evento”.

“Yo tengo la posibilidad de transmitir y soy muy detallista, cada trabajo me lo tomo como si tuviera un público que ha pagado una entrada y se le debe dar lo que ha venido a buscar. Disfruto ver la cara de las personas, que no pueden creer lo que están viendo”.

Volver a lo básico

Guillermo tiene su sede en España, ha trabajado para la monarquía y el empresariado más poderoso de Europa. Entonces ¿qué lo motivó a volver a Mendoza? “Hice cosas muy grandes, viví lo que tenía que vivir allá, trabajé para gente muy importante y podría llenar esta oficina de diplomas, soy licenciado en canto de la Escuela Superior de Madrid y terminé en el Conservatorio Superior de Valencia sin embargo no me gusta que me digan licenciado, soy sencillo, extrañaba el olor, la tierra, el contacto con la naturaleza, volver a lo simple a los más básico”.

Este cambio repentino de vida ni siquiera es conocido por sus amistades y clientes en España. Desde que llegó en junio del año pasado sólo ha retornado dos veces por un fin de semana. “Me considero radicado de vuelta en Mendoza, antes cerraba negocios y dirigía todo desde España, ahora es al revés, mi cuerpo me pide estar acá, yo quiero estar acá”. Tiene sacado un pasaje a España que ha sido cambiado 12 veces “con lo inquieto que soy me sorprende que esté aun acá, pero no extraño nada de España, me está tirando mucho Mendoza, he bajado muy a tierra”. Dice tener más de 60 relojes que combinan con cada lente, 500 pares de zapatos, dice que cuando te metés en la vorágine es vivir así, en un circuito muy arriba,
también dice y eso habla de su paz en estas tierras “ahora estoy de alpargatas, me he comprado un caballo y salgo a cabalgar todas las tardes, estoy tranquilo”.

Mini Bio

En 1989 viaja a España para proseguir sus estudios en la Escuela Superior de Canto de Madrid. En su formación vocal intervienen profesores como Dolores Ripollés, Ginés Torrano, Ana Luisa Chova, Vashek Pazdera, Josefina Arregui y Armen Boyagian. Realizó cursos de interpretación con Miguel Zanetti, Helena Lazarska,
 
Elena Obraztsova, Manuel Ausensi, Magda Olivero, Renata Scotto, Giuseppe Di Stefano, Antonieta Stella, Gabriella Tucci, Kamal Khan, Larisa Tedtoeva, etc..

Con motivo de los conciertos organizados durante la Expo 92, compartió escenario con Plácido Domingo, Monserrat Caballé, Alfredo Kraus, Pedro la Virgen y María Bayo, entre otros.
Trabajó bajo la batuta de Charles Brett, Felipe Vallesi, Adolfo Gutiérrez Viejo, Fores Asensi, Kamal Khan, Tiziano Severino, Miguel Ángel Gómez, García Navarro, Manuel Galduf, García Asensio, entre otros.

En 2000 comenzó una nueva etapa como productor y director artístico de espectáculos. Crea la Compañía Sleme Ópera Star, con la cual comienza a producir espectáculos temáticos por toda la geografía española e Italia. En 2002 crea la Compañía Ópera Konsert, encargada
 
de producir óperas, zarzuelas, conciertos sinfónicos, para diferentes Teatros, Auditorios, etc., de España.


Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 11:52
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 11:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes