Virreina de la Vendimia: "Con los atributos se puede fomentar la solidaridad"

Lo aseguró la virreina Nacional de la Vendimia, María Florencia Morralla, durante la primera entrevista que dio a los medios luego de su coronación, en la suite presidencial del Park Hyatt Mendoza. La joven dijo que cumplió su sueño de chiquita y que quiere recorrer todos los departamentos.

Sensibilidad. Esa es la palabra que mejor define a la virreina Nacional de la Vendimia, María Florencia Morralla, quien aprovechará este año para impulsar la solidaridad.

La virreina, al igual que su majestad, Gabriela Laura Koltes, durmió poco. Se acostó tarde después de la emoción de la elección y se levantó temprano para prepararse antes de la entrevista con los medios, que brindó en la suite presidencial del Park Hyatt Mendoza.

María Florencia cumplió el sueño que tuvo desde chiquita: convertirse en reina. Una ilusión que empezó a gestarse cuando subía al camión del sodero que iba a su casa, Salvador, desde donde saludaba en medio de los sifones.

Anoche su coronación fue real, no como en sus sueños, aunque hasta último momento ella no sabía cómo iba la elección. Fue la reina de Santa Rosa, Daiana Guiñazú, quien llevaba la cuenta y le dijo al oído: “Saliste reina o virreina”. Ella vivió el anuncio con emoción y sus primeras palabras en el Frank Romero Day se mezclaron con algunas lágrimas.

Hoy, durante el desayuno real, la virreina estuvo distendida y volvió a emocionarse cuando habló de sus padres, Miguel y María Graciela, de sus hermanos Marcos, Juan Miguel y Juan José y de su sobrinita Clara, de nueve meses. Pero sin dudas, su sensibilidad quedó a flor de piel cuando contó la historia del hijito de su primo quien nació prematuro por lo tiene algunos problemas de salud.

Es esa misma sensibilidad que mostró por la mañana, la que piensa utilizar durante su reinado para impulsar la solidaridad, un valor que –dijo- le inculcó su familia desde pequeña. Por eso ya tiene ganas de comenzar a recorrer los departamentos y de impulsar proyectos sociales, junto a la reina, Gabriela Koltes.

“Con los atributos se puede fomentar la solidaridad”, dijo la reina, acariciando su corona y su cetro.

María Florencia vivió una experiencia que la marcó. Con un grupo de estudiantes viajó a Chile luego del terremoto y pudo ver en los rostros y en las actitudes de los pobladores, lo que significa la palabra esperanza. Aseguró que ese viaje le permitió crecer y le ayudó y enseñó mucho más de lo que hizo ella pudo dar.

Además de trabajar por los demás, la virreina espera poder combinar sus obligaciones como reina con sus estudios, ya que sólo le falta terminar la tesis para recibirse de arquitecta.
Pero esos son los planes para el año, por ahora, sólo piensa en disfrutar de su virreinado, del cariño de la gente y del de su familia y amigos.

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 10:09
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 10:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'