El plan Albistur para convertir a Néstor en Perón

Un palacete parisiense, en plena Recoleta, servirá de escenario para homenajear y mantener "vivo" el nuevo tríptico que promueve el kirchnerismo: Perón, Evita y Néstor. Ese será el eje de una muestra que apunta a difundir el "pensamiento nacional", dar contenido al proyecto K y colocar la figura del ex presidente en el pedestal de los fundadores del movimiento.Detrás de la iniciativa está Enrique Albistur, ex secretario de Medios 

Un palacete parisiense, en plena Recoleta, servirá de escenario para homenajear y mantener "vivo" el nuevo tríptico que promueve el kirchnerismo: Perón, Evita y Néstor. Ese será el eje de una muestra que apunta a difundir el "pensamiento nacional", dar contenido al proyecto K y colocar la figura del ex presidente en el pedestal de los fundadores del movimiento.

Detrás de la iniciativa está nada menos que Enrique Albistur, ex secretario de Medios y jefe de Equipos de Difusión, la agencia que diseñó la estética de los actos de gestión y las campañas electorales del matrimonio Kirchner. Alejado de la función pública después de quedar bajo la lupa judicial por el manejo de la pauta oficial, el ex funcionario ajusta los detalles de la exposición que arrancará dentro de una semana, en el Palais de Glace. En un año electoral, la Casa Rosada apostará fuerte a la memoria emotiva: apelará desde la invocación a "él" -como le dice Cristina Fernández a su esposo- hasta la remake del Bicentenario que se hará en julio, en Vicente López.

Como una trágica paradoja, el germen de la muestra surgió antes de que el patagónico falleciera. A mediados del año pasado, Albistur visitó al ex presidente en la quinta de Olivos. Le llevó una carpeta que resumía la propuesta: una galería que hiciera foco en referentes "comprometidos", que diera espacio a debates y propalara ideas afines al modelo. "Vamos para adelante", dijo Kirchner, entusiasmado. Para la misma época, el santacruceño estaba obsesionado con la generación de planes, teorías y cuadros técnicos. Así, apoyó la creación del Instituto Gestar -algo así como una "escuela de dirigentes K"- e intimó a los jóvenes de La Cámpora a que, además de militancia, le acercaran títulos universitarios.

Al final, con la repentina muerte de Néstor, la muestra original mutó y lo sumó a él como un capítulo más de la historia. "Jamás me hubiera imaginado incluirlo", se sinceró Albistur ante La Nacion. La nueva versión, más fuerte, tiene un mensaje concreto. "Perón y Evita, y, más tarde, Kirchner fueron los únicos que cuando llegaron al gobierno implementaron en la gestión, en los hechos, el pensamiento nacional", explicó el ex funcionario.

La Presidenta, que conversó con "Pepe" sobre el despliegue cultural, está invitada a la exposición que durará hasta el 10 de abril. El recorrido contempla una serie de paneles sobre los personajes escogidos. Habrá ocho "pensadores nacionales", entre ellos, Raúl Scalabrini Ortiz, Arturo Jauretche, John William Cooke y Fermín Chávez, y seis "artistas comprometidos", como Enrique Santos Discépolo, Homero Manzi y Héctor Oesterheld. Este último, es el creador de la tira El Eternauta, personaje elegido por la juventud para caracterizar a Kirchner. La última categoría abarca a los "luchadores por la causa nacional", que van desde Ramón Carrillo hasta Envar El Kadri.

Un lugar destacado tendrán Juan Domingo y Eva Perón, justo al lado del marido de la Presidenta. El panel de Néstor abre con una fotografía suya con estética pop, abrazado a una bandera argentina, tomada en El Calafate. Incluirá su biografía y ejes de su lineamiento político.

Albistur dispuso, además, un ciclo de cine. En el listado de más de 20 películas figuran el film fetiche del peronismo La hora de los hornos, de Osvaldo Gettino y Fernando "Pino" Solanas, y otras perlitas como Padre Mugica , dirigida por el titular de Afcsa, Gabriel Mariotto, y Un grito de corazón , de Liliana Mazure, presidenta del Incaa. Entre los cortos, el actor Víctor Laplace dará cátedra con su obra de ocho minutos titulada "Ser útil hoy".

La exposición buscará replicar el ideario kirchnerista, como un proyecto vigente, muy lejos del mármol. Así lo sintetizó, con precisión, el secretario de Cultura, Jorge Coscia: "Esto no es un santuario".
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 03:38
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 03:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial